ASOCIACION SIN ANIMO DE LUCRO “EMOCION Y SALUD”

La asociación “Emoción y Salud” se crea con el propósito de divulgar todo tipo de actividades relacionadas con la gestión emocional, toma de conciencia y mejora de la salud.

La Asociación tiene el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma Vasca y la sede provisional está ubicada en la localidad de Getxo.

paloma con hojalaurel

De momento, las actividades organizadas por la Asociación, son realizadas de manera desinteresada por personas que se prestan voluntarias.

Si la actividad de la Asociación  genera un coste económico (generalmente el alquiler del local), éste es pagado con una pequeña aportación de todos los participantes.

Si quieres recibir información de las actividades que desarrolla la Asociación, puedes escribir tu dirección de correo electrónico en el siguiente formulario y dar a la tecla de enviar.

Para cualquier otra consulta, se puede escribir un correo a la siguiente dirección:

a.emocionysalud@gmail.com

 

Se puede contactar telefónicamente con el nº    617512956   para cualquier tipo de consulta.

 

Si deseas saber las actividades que se han realizado últimamente, puedes entrar en la pestaña de “Actividades de la Asociación”, en donde hay un histórico de lo realizado.

 

 

 

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

MEDITACION SEGUN JIDDU KRISHNAMURTI

 

Me gustaría, si puedo, hablar acerca de la meditación. Quisiera hablar de ella porque siento que es lo más importante que hay en la vida.

Para comprender la meditación, para investigarla bien a fondo, ante todo debemos comprender la palabra y el hecho “meditación”, porque casi todos nosotros somos esclavos de las palabras. La palabra misma “meditación” induce en muchas personas cierto estado, cierta sensibilidad, cierta quietud, un deseo de lograr esto o aquello. Pero la palabra no es la cosa. La palabra, el símbolo, el nombre, si no se comprende totalmente, es algo terrible. Actúa como una barrera, convierte a la mente en una esclava. Y lo que nos hace actuar a la mayoría de nosotros, es la reacción a la palabra, al símbolo, porque no nos percatamos o somos inconscientes del hecho mismo. Llegamos al hecho, a “lo que es”, con nuestras opiniones y evaluaciones, con nuestros juicios y recuerdos. Y nunca vemos el hecho, “lo que es”. Creo que esto debe ser claramente comprendido.

Para comprender cada experiencia, cada estado de la mente, “lo que es”, el hecho real, uno no debe ser esclavo de las palabras; y ésa es una de las cosas más difíciles. La palabra, al nombrar el hecho, despierta diversos recuerdos; y estos recuerdos hacen impacto sobre el hecho, lo controlan, lo moldean, ofrecen una guía al hecho, a “lo que es”. Por lo tanto, uno debe estar extraordinariamente atento a esta confusión y no generar un conflicto entre la palabra y lo factual, “lo que es”. Y ésa es tarea muy ardua para una mente; exige precisión, claridad. Sin claridad, uno no puede ver las cosas como son. Hay una belleza extraordinaria en ver las cosas tal como son, no desde nuestras opiniones, nuestros juicios y recuerdos. Uno tiene que ver el árbol tal como es, sin confusión ninguna; de igual manera, tiene que ver el cielo que en un atardecer se refleja sobre el agua; simplemente ver, sin verbalizar, sin despertar símbolos, ideas, recuerdos.

En eso hay una belleza extraordinaria. Y la belleza es esencial. La belleza es la apreciación, la sensibilidad a las cosas que a uno lo rodean: la naturaleza, la gente, las ideas. Si no hay sensibilidad, no habrá claridad; las dos cosas van juntas, son sinónimos. Esta claridad es esencial si queremos comprender qué es la meditación. Una mente confusa, atrapada en las ideas, en las experiencias, en todos los impulsos del deseo, sólo engendra conflicto. Y una mente que de veras quiera hallarse en un estado de meditación, tiene que estar atenta no sólo a la palabra, sino también a la respuesta instintiva de nombrar la experiencia o el estado. Y el hecho mismo de nombrar ese estado o esa experiencia -cualquiera que sea, por cruel, verdadera o falsa que pueda ser-, sólo fortalece el recuerdo de esa experiencia, con el cual pasamos a una nueva experiencia. Por favor, si se me permite señalarlo, es muy importante que comprendan de qué estamos hablando, porque si no comprenden esto no podrán emprender con quien les habla un viaje por todo este asunto de la meditación. Como dijimos, la meditación es una de las cosas más importantes en la vida, tal vez la más importante.

Si no hay meditación, no es posible ir más allá de los límites del pensamiento, de la mente y el cerebro. Y para investigar este problema de la meditación, desde el principio mismo tenemos que echar los cimientos de la virtud. No me refiero a la virtud impuesta por la sociedad, una moralidad originada en el temor, la codicia, la envidia, en ciertos premios y castigos. Hablo de la virtud que se genera de modo natural, fácil y espontáneo, sin conflicto ni resistencia de ninguna clase, cuando hay conocimiento propio. Sin conocimiento propio, hagan lo que hicieren, no es posible el estado de meditación. Por “conocimiento propio” entiendo conocer cada pensamiento, cada estado de ánimo, cada sentimiento, conocer la actividad de nuestra mente; no hablo de conocer el “yo supremo”, el “gran yo”; no hay tal cosa, el “yo superior”, el Atman, sigue estando dentro del campo del pensamiento.

El pensamiento es el resultado de nuestro condicionamiento, es la respuesta de nuestra memoria, ya sea ancestral o inmediata. Y tratar meramente de meditar sin establecer primero, profunda e irrevocablemente, esa virtud que surge a la existencia con el conocimiento propio, es totalmente engañoso y absolutamente inútil. Por favor, es muy importante que esto sea comprendido por aquéllos que son serios, porque si no pueden hacerlo, la meditación que practiquen y la vida factual estarán divorciadas, separadas; tan ampliamente separadas que, aunque puedan meditar adoptando posturas indefinidamente por el resto de sus vidas, no verán más allá de sus narices.

Cualquier postura que adopten, cualquier cosa que hagan, no tendrá ningún sentido. Por lo tanto, la mente que quiera investigar -uso deliberadamente la palabra investigar- qué es la meditación, tiene que echar estos cimientos de la virtud que surge natural y espontáneamente, con facilidad y sin esfuerzo alguno, cuando hay conocimiento propio. Y también es importante comprender qué es este conocimiento propio: simplemente estar alerta, sin opción alguna, al “yo”, el cual tiene su origen en un manojo de recuerdos -en seguida examinaré lo que entiendo por percepción alerta-, sólo estar conscientes de él sin ninguna interpretación, observar nada más el movimiento de la mente. Pero esa observación se ve impedida cuando uno meramente acumula, a través de la observación, el conocimiento de lo que debe hacer y no debe hacer, de lo que debe y no debe realizar; si lo hace así, pone fin al proceso vital de ese movimiento de la mente que es el yo. O sea, tengo que observar y ver el hecho, lo real, “lo que es”. Si lo abordo con una idea, con una opinión -tal como “debo” o “no debo”, que son respuestas de la memoria-, entonces el movimiento de “lo que es” se ve obstaculizado, bloqueado; por lo tanto, no hay un aprender. Para observar el movimiento de la brisa en el árbol, uno no puede hacer nada al respecto.

La brisa se mueve con violencia o con gracia o con belleza. Uno, el observador, no puede controlarla. No puede formularla, no puede decir: “La conservaré en mi mente”. Está ahí. Puede que uno la recuerde, pero si recuerda esa brisa en el árbol la próxima vez que lo mire, no estará mirando el movimiento natural de la brisa en el árbol, sino sólo rememorando el movimiento del pasado. Por lo tanto, no estará aprendiendo; sólo estará añadiendo a lo que ya conoce. Por eso, en cierto nivel, el conocimiento se vuelve un obstáculo para un nivel ulterior. Espero que esto haya quedado muy claro. Porque lo que vamos a examinar en seguida exige una mente clara, capaz de mirar, de ver y escuchar, sin que haya ningún proceso de reconocimiento. Por consiguiente, ante todo uno debe estar muy claro, no confuso. La claridad es esencial. Entiendo por claridad ver las cosas como son, ver “lo que es”, sin opinión ninguna, ver el movimiento de la propia mente, observarlo con diligencia, con atención y minuciosidad, sin ningún propósito, sin directiva alguna.

El simple observar requiere una claridad asombrosa; de lo contrario, no es posible observar. Si uno observa a una hormiga en sus movimientos, realizando todas las actividades que realiza, y aborda la observación con los distintos hechos biológicos que conoce acerca de la hormiga, ese conocimiento le impide mirar. Así, uno empieza a ver inmediatamente dónde el conocimiento es necesario y dónde se vuelve un obstáculo. De este modo, no hay confusión. Cuando la mente es clara, precisa, capaz de un razonamiento profundo, fundamental, se halla en un estado de negación. La mayoría de nosotros acepta las cosas muy fácilmente, somos tan crédulos porque ansiamos consuelo, seguridad, un sentimiento de esperanza, deseamos que alguien nos salve -Maestros, salvadores, gurúes, rishis-. ÁUstedes ya conocen toda esa mescolanza! Y nosotros aceptamos con prontitud y facilidad; y con igual facilidad negamos, según cómo esté el clima de nuestra mente. De modo que la “claridad” lo es en el sentido de ver las cosas como son dentro de uno mismo. Porque uno forma parte del mundo, es el movimiento del mundo. Uno es la expresión externa del movimiento que se desarrolla internamente; es como la marea que sale y entra.

El mero concentrarse en uno mismo, o el observarse como algo separado del mundo, lleva al aislamiento y a todas las formas de idiosincrasia, neurosis, miedos aisladores, etc. Pero si uno observa el mundo, si sigue el movimiento del mundo y se deja llevar por ese movimiento cuando éste penetra en lo interno, entonces no hay división entre uno mismo y el mundo, entonces uno no es un individuo opuesto a lo colectivo. Y tiene que existir este sentido de observación, que consiste tanto en observar como en explorar, escuchar y estar alerta. Uso la palabra observar en ese sentido. El acto mismo de observación es el acto de exploración. Uno no puede explorar si no está libre. Por lo tanto, para explorar, para observar, tiene que haber claridad. Para explorar profundamente dentro de sí mismo, cada vez que uno llega a esa exploración debe hacerlo como si fuera la primera vez. O sea, uno jamás ha obtenido un resultado, jamás ha ascendido por una escalera, y nunca puede decir: “Ahora lo sé”. No hay escalera. Y si uno llegara a subir, debe bajar de inmediato a fin de que la mente sea sensible en grado sumo para observar, vigilar, escuchar. Gracias a este observar, escuchar, ver, vigilar, adviene esa belleza extraordinaria de la virtud. No hay otra virtud, excepto la que proviene del conocimiento propio.

Entonces esa virtud es vital, vigorosa, activa, no una cosa muerta que cultivamos. Y ésos han de ser los cimientos. Los cimientos para la meditación son la observación, la claridad y la virtud en el sentido en que la entendemos, no en el sentido de hacer de la virtud una cosa que debemos cultivar día tras día, lo cual es mera resistencia. Entonces, a partir de ahí, podemos ver lo que implican las así llamadas oraciones, la repetición de palabras, los mantras, el sentarse en un rincón y tratar de fijar la mente sobre un objeto en particular, o sobre una palabra, un símbolo, lo cual implica meditar deliberadamente. Por favor, escuchen con mucha atención. Adoptar una postura deliberada o hacer deliberadamente, conscientemente, ciertas cosas para meditar, sólo indica que están jugando en el campo de sus propios deseos y de su propio condicionamiento; por lo tanto, eso no es meditación. Si uno observa, puede ver muy bien que esas personas que meditan tienen toda clase de imágenes: ven a Krishna, a Cristo, a Buda, y piensan que han logrado algo. Como un cristiano que ve a Cristo; ese fenómeno es muy simple, muy claro: es una proyección de su propio condicionamiento, de sus temores, sus esperanzas, su deseo de seguridad. El cristiano ve a Cristo como ustedes [hablaba a hindúes] verían a Rama o a cualquiera que sea su dios predilecto. No hay nada notable respecto de estas visiones. Son el producto de nuestro inconsciente, el cual ha sido tan condicionado, tan adiestrado en el temor.

Cuando nos hallamos un poco quietos, ese inconsciente irrumpe con sus imágenes, sus símbolos, sus ideas. Por lo tanto, las visiones, los trances, las imágenes e ideas, no tienen absolutamente ningún valor. Es como ocurre con un hombre que repite una y otra y otra vez algún mantra o alguna frase o un nombre. Cuando uno repite y repite y repite un nombre, es obvio que lo que hace es embotar la mente, volverla estúpida; y, en esa estupidez, la mente se aquieta. Para aquietar la mente, lo mismo podría uno tomar una droga -y tales drogas existen-; en ese estado de quietud, estando drogado, uno tiene visiones. Esas visiones son, obviamente, el producto de nuestra propia sociedad, de nuestra propia cultura, de nuestras esperanzas y nuestros temores; no tienen nada que ver con la realidad. Lo mismo sucede con las oraciones.

El hombre que ora es como aquél que tiene su mano en el bolsillo de otro. El hombre de negocios, el político y toda la sociedad competitiva oran por la paz; pero lo hacen todo para engendrar guerras, odios y antagonismo. Eso no tiene sentido, carece de racionalidad. Nuestra oración es una súplica, pedimos algo que no tenemos derecho a pedir, porque no vivimos, porque no somos virtuosos. Queremos algo pacífico, grande, que enriquezca nuestras vidas, pero hacemos todo lo opuesto: destruimos, nos volvemos vulgares, mezquinos, estúpidos. Las plegarias, las visiones, el sentarse derecho en un rincón respirando de modo correcto, haciendo cosas con nuestra mente, todo eso es muy inmaduro, muy infantil; no tiene sentido para un hombre que realmente quiera comprender el pleno significado de lo que es la meditación. Un hombre así descarta por completo todo esto, Áaun cuando pudiera perder su empleo! El no recurre inmediatamente a un pequeño dios, a fin de obtener un nuevo empleo -ése es el juego que practican todos ustedes-. Cuando hay alguna clase de dolor, de perturbación, acuden a un templo Áy se llaman a sí mismos religiosos!

Todas estas cosas deben ser completa y totalmente descartadas, de modo que ni siquiera los toquen. Si han hecho esto, entonces podemos seguir investigando todo este asunto de lo que es la meditación. Tiene que haber observación, claridad, conocimiento propio y, a causa de ello, virtud. La virtud es una cosa que florece todo el tiempo en bondad; uno puede haber cometido un error, haber hecho algo feo, pero eso se ha terminado; uno se está moviendo, floreciendo en bondad porque se conoce a sí mismo. Habiendo echado esos cimientos, es posible dejar de lado las oraciones, el murmurar palabras y el adoptar posturas.

Entonces puede uno empezar a investigar qué es la experiencia. Es muy importante comprender qué es la experiencia, porque todos la deseamos. Tenemos las experiencias cotidianas: ir a la oficina, disputar, sentirnos celosos, envidiosos, ser brutales, competitivos, sexuales. En la vida pasamos por toda clase de experiencias, día tras día, consciente o inconscientemente. Vivimos en la superficie de nuestra vida, sin belleza, sin ninguna profundidad, sin nada propio que sea original, prístino, puro. Somos seres de segunda mano, siempre citando a otros, siguiendo a otros, como cáscaras vacías. Y, naturalmente, queremos más experiencias además de la experiencia cotidiana. Buscamos, pues, estas experiencias ya sea por medio de la meditación o tomando alguna de las drogas más recientes. El LSD 25 es una de estas drogas recientes; tan pronto lo toman, sienten que tienen un “misticismo instantáneo”, no que han tomado la droga [risas del público].

Estamos hablando en serio. Ustedes se limitan a reír ante la menor provocación; por lo tanto, no son serios, no examinan esto paso a paso, observándose a sí mismos; sólo escuchan las palabras y siguen dejándose llevar por las palabras -algo contra lo cual los he prevenido al principio de esta plática-. Están estas drogas que nos inducen una expansión de la conciencia, que de momento nos tornan altamente sensibles. Y en ese estado de sensibilidad intensificada vemos cosas: El árbol adquiere una vida asombrosa, es más claro y brillante, contiene una inmensidad. O, si tenemos inclinaciones religiosas, en ese estado de sensibilidad acrecentada experimentamos un sentimiento extraordinario de paz y luz; no hay diferencia entre uno mismo y la cosa que uno observa: uno es eso, y todo el universo es parte de uno mismo. Y anhelamos estas drogas porque deseamos más experiencia, una experiencia más amplia y más profunda, confiando en que tal experiencia dará un significado a nuestra vida; de este modo, comenzamos a depender. Sin embargo, cuando uno tiene estas experiencias, sigue estando dentro del campo del pensamiento, dentro del campo de lo conocido. Por consiguiente, ustedes tienen que comprender la experiencia, o sea, la respuesta a un reto, la cual se vuelve una reacción; y esa reacción moldea sus pensamientos, sus sentimientos, todo su ser. Y así suman más y más experiencias; sólo piensan en tener cada vez más experiencias.

Cuanto más claros son los recuerdos de esas experiencias, más creen ustedes que conocen, que saben. Pero si lo observan, encontrarán que cuanto más conocen, más superficiales se vuelven, más vacuos. Al volverse más vacuos desean más experiencias, experiencias más amplias. De modo que tienen que comprender, no sólo lo que he dicho anteriormente, sino también esta demanda extraordinaria de experiencias. Ahora podemos proseguir. Una mente que busca cualquier clase de experiencia, sigue estando dentro del campo del tiempo, dentro del campo de lo conocido, de los deseos autoproyectados. Como dije al comienzo, la meditación deliberada sólo nos conduce a la ilusión. Sin embargo, tiene que haber meditación. Si meditamos deliberadamente, eso nos lleva a distintas formas de autohipnosis, a distintas formas de experiencias proyectadas por nuestros propios deseos, por nuestros propios condicionamientos; y esos condicionamientos, esos deseos moldean nuestra mente, controlan nuestro pensamiento. Por eso, un hombre que de verdad quiera comprender el significado profundo de la meditación, debe comprender el significado de la experiencia; además, su mente tiene que estar libre de toda búsqueda. Eso es muy difícil. En seguida voy a examinarlo. Habiendo asentado todo esto naturalmente, espontáneamente, fácilmente, como algo básico, debemos averiguar qué significa controlar el pensamiento. Porque eso es lo que todos persiguen: cuanto más pueden controlar el pensamiento, más creen que han avanzado en la meditación. Para mí, cualquier forma de control –físico, psicológico, intelectual, emocional– es nociva. Por favor, escuchen cuidadosamente. No digan: “Entonces haré lo que me plazca”. No estoy diciendo eso. El control implica subyugación, represión, adaptación, implica moldear el pensamiento conforme a un patrón particular, lo cual quiere decir que el patrón es más importante que el descubrimiento de lo verdadero. Así, el control en cualquier forma –resistencia, represión o sublimación– moldea más y más la mente conforme al pasado, conforme al condicionamiento en que nos educaron, al condicionamiento de una comunidad en particular, y así sucesivamente.

Es necesario comprender qué es la meditación. Ahora, por favor, escuchen cuidadosamente. No sé si alguna vez han hecho esta clase de meditación. Es probable que no, pero ahora van a hacerla conmigo. Vamos a emprender el viaje juntos, no verbalmente, sino que recorreremos ese camino desde el principio hasta el fin de donde llega la comunicación verbal. Es como llegar juntos hasta la puerta; entonces, o bien pasan ustedes por la puerta, o se detienen de este lado. Se detendrán de este lado de la puerta si no han hecho todo lo que se ha indicado, no porque lo diga quien les habla, sino porque es cuerdo, sano, razonable y soportará todas las pruebas, todos los exámenes. De modo que ahora vamos a meditar juntos, no deliberadamente, porque no existe la meditación deliberada. Es como dejar la ventana abierta y el aire llega cuando quiere –cualquier cosa que el aire traiga, sea como fuere la brisa–. Pero si esperan que las brisas lleguen porque han abierto la ventana, éstas jamás llegarán. La ventana tiene que ser abierta por amor, por afecto, desde la libertad, no porque uno desee algo. Y ése es el estado de belleza, es el estado de la mente que ve y no exige nada. Estar atentos implica un estado extraordinario de la mente –estar atentos a cuanto los rodea, a los árboles, al pájaro que canta, al Sol que está detrás de ustedes; estar atentos a los rostros, a las sonrisas; estar atentos a la suciedad del camino, a la belleza de la tierra, a la palmera contra el cielo rojo del crepúsculo, a la onda sobre el agua–, simplemente estar atentos, sin preferencia alguna. Por favor, háganlo mientras prosiguen con esto.

Escuchen a esos pájaros, sin nombrarlos, no reconozcan la especie, sólo escuchen el sonido. Escuchen los movimientos del propio pensar, no los controlen, no los moldeen, no digan: “Esto es bueno, eso es malo”. Simplemente, muévanse con ellos. Eso es la percepción alerta, en la que no hay opción ni condena ni juicio ni comparación o interpretación; sólo observación pura. Eso hace que la mente sea altamente sensible. En el momento en que nombran, han retrocedido y la mente se embota, porque eso es lo que acostumbran hacer. En ese estado de percepción alerta hay atención, no control ni concentración. Hay atención. O sea, escuchan a los pájaros, ven la puesta del Sol, contemplan la quietud de los árboles, oyen pasar los automóviles, oyen a quien les habla; y están atentos al significado de las palabras, a sus propios pensamientos y sentimientos y al movimiento de esa atención. Están atentos globalmente, sin un límite, no sólo de manera consciente, sino también inconscientemente. Lo inconsciente es más importante; por lo tanto, tienen que investigar lo inconsciente. No uso la palabra “inconsciente” desde el punto de vista de la técnica o como un término técnico. No la uso en el sentido en que la usan los psicólogos, sino para referirme a aquello de lo que no son conscientes. Porque la mayoría de nosotros vive en la superficie de la mente: yendo a la oficina, adquiriendo conocimientos o una técnica, disputando, etc. Jamás prestamos atención a la profundidad de nuestro ser, la cual es el resultado de nuestra comunidad, del residuo racial, de todo el pasado -no sólo el de cada uno de nosotros como ser humano, sino también el del hombre, el de las ansiedades del hombre-. Cuando dormimos, todo esto se proyecta en la forma de sueños, y entonces está la interpretación de esos sueños. Los sueños se vuelven totalmente innecesarios para un hombre que está despierto, alerta, observando, escuchando, consciente, atento. Ahora bien, esta atención exige una energía tremenda; no la energía que ustedes han acumulado mediante la práctica, el celibato y todas esas cosas; ésa es la energía de la codicia. Yo hablo de la energía del conocimiento propio. Gracias a que han echado los cimientos correctos, de ello surge la energía que necesitan para estar atentos, energía en la que no hay ningún sentido de concentración.

La concentración es exclusión; ustedes quieren escuchar esa música [que llega desde una calle cercana], y también quieren oír lo que dice quien les habla, de modo que ofrecen resistencia a esa música y tratan de escucharlo a él; de esta manera, no prestan realmente atención completa. Una parte de su energía se ha ido en resistir a esa música y una parte está tratando de escuchar; por lo tanto, no escuchan totalmente, no están atentos. Así que si se concentran, meramente resisten, excluyen. Pero una mente que se halla atenta, puede concentrarse y no ser exclusiva. De esta atención surge, pues, un cerebro quieto.

Las células cerebrales mismas están quietas; no aquietadas, no disciplinadas, no forzadas ni condicionadas brutalmente. Pero a causa de que toda esta atención ha surgido naturalmente, espontáneamente, con facilidad y sin esfuerzo alguno, las células cerebrales no se han falseado, ni se han insensibilizado ni vulgarizado ni embrutecido.

Espero que estén siguiendo todo esto. A menos que las células cerebrales mismas sean asombrosamente sensibles, vitales y alertas, que no estén endurecidas ni golpeadas ni agotadas ni especializadas en un sector particular del conocimiento, a menos que sean extraordinariamente sensibles, no pueden estar quietas. Por consiguiente, el cerebro debe estar quieto y, no obstante, debe ser sensible a cada reacción, debe estar atento a toda la música, a los ruidos, a los pájaros, escuchando estas palabras, contemplando la puesta del Sol, sin presión ninguna sin tensiones, sin influencias. El cerebro debe estar muy quieto, porque sin quietud, quietud no inducida, no producida artificialmente, no puede haber claridad. Y la claridad puede llegar sólo cuando hay espacio. Ustedes tienen espacio en el momento en que el cerebro está absolutamente quieto y, no obstante, altamente sensible, no apagado. Por eso es muy importante lo que hacen todos los días. El cerebro se halla embrutecido por las circunstancias, por la sociedad, por los trabajos que ustedes realizan y por la especialización, brutalmente molido por sus treinta o cuarenta años en una oficina -todo eso destruye la extraordinaria sensibilidad del cerebro-. Y el cerebro debe estar quieto. A partir de ahí, toda la mente, en la cual está incluido el cerebro, es capaz de estar completamente silenciosa. Esa mente silenciosa ya no busca, no espera experiencias; no experimenta nada en absoluto. Confío en que comprendan todo esto. Tal vez no lo comprenden. No importa, simplemente escuchen. No se sientan hipnotizados por mí, sino presten atención a la verdad de esto. Quizás entonces, cuando estén caminando por la calle o se encuentren sentados en un autobús o contemplando un torrente o un campo sembrado de arroz verde y abundante, esto llegue inadvertidamente, como un susurro desde una tierra muy remota. Así, la mente queda en completo silencio, sin ninguna forma de presión, de compulsión. Este silencio no es algo producido por el pensamiento, porque el pensamiento ha cesado, toda la maquinaria del pensamiento ha llegado a su fin. El pensamiento debe terminar; de lo contrario, producirá más imágenes, más ideas, más ilusiones, más, más y más.

Por lo tanto, tienen que comprender toda esta maquinaria del pensamiento -no cómo detener el pensar-. Si comprenden toda la maquinaria del pensamiento -la cual es la respuesta de la memoria, de la asociación y el reconocimiento, del nombrar, comparar y juzgar-, si la comprenden, ésta llega naturalmente a su fin. Cuando la mente está por completo silenciosa, entonces, a causa de ese silencio, en ese silencio mismo, hay un movimiento por completo diferente. Ese movimiento no es un movimiento creado por el pensar, por la sociedad, por lo que ustedes han leído o no han leído. Ese movimiento no pertenece al tiempo o a la experiencia, porque no contiene experiencia alguna. Para una mente silenciosa no hay experiencias. Una luz que arde brillantemente, una luz intensa, no requiere nada más, es luz para sí misma. Ese movimiento no es un movimiento en ninguna dirección, porque la dirección implica tiempo. Ese movimiento no tiene causa, porque cualquier cosa que tenga una causa produce un efecto y ese efecto se convierte en la causa y así sucesivamente: una cadena interminable de causa y efecto. Por lo tanto, no hay en absoluto ni efecto ni causa ni motivo ni experiencia. Debido a que está por completo quieta, naturalmente silenciosa, a que ustedes han echado los cimientos correctos, la mente se halla relacionada de manera directa con la vida, no está divorciada del vivir cotidiano. Si la mente ha llegado hasta ahí, ese movimiento es creación. Entonces no hay ansiedad por expresarse, porque una mente en estado de creación puede expresarse o no expresarse. Ese estado de la mente que se halla en completo silencio tiene su propio movimiento; esa mente se moverá en lo desconocido, en aquello que es innominable.

Por consiguiente, la meditación que ustedes practican no es la meditación de que estamos hablando, la cual existe de lo eterno a lo eterno, porque uno ha echado los cimientos no en el tiempo sino en la realidad.

https://www.oshogulaab.com/JIDDU/TEXTOS/JIDDU-meditacion.html

Publicado en METAFISICA | Deja un comentario

¿DUELEN LAS EMOCIONES?

 

¿Alguna vez has sentido que te «partían el corazón»? Cuando decimos que algo nos ha dolido, ¿hasta qué punto es un dolor real? ¿Podemos decidir cuánto sufrirlo?

Todos nos hemos sentido dolidos alguna vez en nuestra vida por algo que nos ha sucedido. Más allá de el dolor puramente físico, hemos experimentado un tipo de daño que aparenta ser etéreo, invisible, un daño que físicamente hablando no parece tener una razón pero que nos causa un sufrimiento comparable a cualquier herida física.

Según una investigación llevada a cabo por doctores de la facultad de psicología de Los Angeles observaron mediante técnicas de neuroimagen que las áreas cerebrales que se activan en una experiencia de rechazo, indiferencia o exclusión eran las mismas áreas cerebrales que las implicadas en cualquier otro tipo de dolor físico. En su articulo «Does rejection hurt? An FMRI study of social exclusion» demuestran experimentalmente que el sufrimiento físico puede ser percibido de la misma forma que el sufrimiento emocional.

 

De hecho, este tipo de dolor emocional puede llegar a ser tan o más destructivo, enfermizo e insoportable que el dolor del cuerpo.

Sin embargo, muchas veces es menospreciado o se considera de una “categoría inferior”, no se le suele dar la importancia que tiene en realidad. La agresividad o la violencia parece que son de segundo grado cuando no implican actos físicos. Sería un interesante acto de reflexión comenzar a ser igual de cuidadosos y consecuentes con nuestras palabras como con nuestros actos. Sin olvidar que, siguiendo con la analogía, todo daño cicatriza, y que detrás de cada dolor hay un aprendizaje que vivir.

Igual que nos parece inadmisible golpear o agredir a otra persona, hemos de tomar conciencia de que ciertas palabras, ciertos gestos y ciertas acciones más “normalizadas” pueden generar el mismo efecto. Acciones rutinarias y aparentemente inofensivas que todos hemos visto en otros o vivido personalmente como comparar a una pareja con otra anterior de forma despectiva, criticar a otros a sus espaldas, dejar de hablar con alguien sin dar ningún argumento para ello, tratar de que la otra persona sea como nosotros queremos que sea y rechazar o menospreciar lo que es hoy en día, corregir lo que consideramos errores del otro con desprecio o soberbia…

A menudo confudimos lo «común» con lo «normal» y lo «aceptado» con lo «correcto».

En este caso, podemos decir que la circunstancia de que sean actos comunes no quiere decir que sean lógicos o adecuados. Y el hecho de que sean más aceptados en sociedad que la violencia física no quiere decir que sean más correctos. Esta relativización ética es el primer paso para actuar de una forma más conscienteDesarrollar la empatía y el respeto hacia el otro es una forma de ampliar la conciencia y conectarnos con nuestras propias emociones y necesidades.

No obstante, no se trata de hacerse cargo de las emociones de los demás, sería más bien hacernos cargo de las consecuencias de nuestros actos y de nuestras palabras. Siempre estamos frente a nosotros mismos, hemos de entender que el respeto y la consideración hacia los demás son la mejor señal de coherencia y inteligencia emocional propias.

 

 

fUENTE    https://www.enriccorberainstitute.com/blog/duelen-las-emociones

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

EL PLAN DE TU ALMA – entrevista a Rob Schwartz

 

Rob Schwartz es un hipnotista que ofrece Sesiones de Orientación Espiritual, Comuníquese con Regresiones de un ser querido fallecido, Regresiones de Alma Pasadas y Regresiones de Alma Entre Vidas para ayudar a las personas a sanar y comprender su plan de vida. Sus libros Your Soul’s Plan y Your Soul’s Gift exploran la planificación prenatal de muchos desafíos comunes de la vida, como enfermedades físicas y mentales, relaciones difíciles, dificultades financieras, adicción a las drogas y el alcohol y la muerte de un ser querido. Sus libros han sido traducidos a los idiomas 24. Él enseña internacionalmente, incluyendo lugares tales como las Naciones Unidas.

 

Diario Consciente de la Vida: ¿Cómo llegaste a escribir tus libros?

Rob Schwartz: Yo era un consultor de comunicaciones de marketing, haciendo diferentes formas de escritura corporativa que encontré profundamente insatisfactorio, y tuve la clara sensación de que había un propósito particular en mi vida. Pero no sabía qué era y ni siquiera estaba seguro de cómo resolverlo. Entonces hice algunos consejos de carrera. Tomé el inventario de Meyers-Briggs. Fui a mi familia y amigos y les dije: “Realmente estoy muy descontento con este trabajo corporativo. Siento que hay algún otro llamado para mí, pero no sé qué es. ¿Qué crees que debería hacer con mi vida? “La mitad de las personas con las que hablé se encogió de hombros y la otra mitad me aconsejó que hiciera lo que estaba haciendo. Entonces comencé a pensar fuera de la caja y esta idea vino a mí: ir a ver un medio psíquico. Nunca había hecho eso antes. Ni siquiera estaba seguro si creía en la mediumnidad. Pero fui en mayo 7, 2003, y recuerdo esa fecha porque fue en ese día que mi vida cambió.

El médium me introdujo al concepto de guías espirituales: seres no físicos altamente evolucionados con quienes planeamos nuestras vidas antes de entrar en el cuerpo y que luego nos guían a través de nuestras vidas después de estar aquí. A través de este medio en particular, pude hablar con mis guías. Me dijeron muchas cosas increíbles en esa sesión, una de las cuales fue que planifiqué mi vida, incluidos mis mayores desafíos, antes de nacer. Sin que yo les dijera, sabían cuáles habían sido los principales desafíos de mi vida y pudieron explicar por qué había planeado esas experiencias antes de que naciera. Pensé en esta perspectiva constantemente en las semanas posteriores a la sesión. Me permitió ver, por primera vez, el propósito más profundo de mis mayores desafíos. Y eso fue muy curativo. Me di cuenta de que estaba en un concepto que traería un tipo similar de curación a otras personas, y ese fue el impulso para dejar el sector corporativo y comenzar el camino de escribir el Plan de tu alma.

CLJ: ¿Por qué planeamos estos desafíos de la vida?

RS: Hay cinco razones principales. Una es liberar y equilibrar el karma. Equilibrar el karma significa que eliges antes de nacer para tener una experiencia que completa o compensa enérgicamente una experiencia previa. Liberar karma significa que sanas la tendencia subyacente que creó el karma en primer lugar.

La segunda razón es la curación. En el plan de Your Soul, una joven afroestadounidense planea nacer completamente sorda. En la vida anterior a la actual ella tenía la misma madre que tiene en esta vida, y cuando ella era una niña en la vida anterior, escuchó a su madre muerta a tiros. Estaba tan traumatizada que se quitó la vida en esa vida anterior y regresó al Espíritu con una energía de trauma no cicatrizado que necesitaba ser sanada. En su sesión de planificación prenatal, su guía espiritual dijo: “Querida, ¿preferirías nacer sorda para que no te vuelva a ocurrir un trauma similar y puedas completar tu curación de la vida anterior?” Y ella respondió: “Sí, eso es lo que deseo hacer”.

La tercera razón, que es cierta en todos los planes prenatales que he analizado, es el servicio a los demás.

La cuarta razón para planear desafíos de la vida es contrastar. El reino no físico del que venimos es el reino del gran amor, la luz, la paz y la alegría. El alma está hecha de la energía del amor incondicional. Entonces, si estamos en este ámbito de amor incondicional, y estamos hechos de amor incondicional, eso significa que el alma no experimenta ningún contraste consigo misma. El alma no comprende o aprecia completamente quién o qué es. Así que venimos al cuerpo para la experiencia de lo que podríamos llamar el “no amor”, de modo que cuando nos vamos a casa al final de la vida física, entendamos mucho más profundamente quiénes somos realmente como seres hechos de la energía de amor incondicional.

La quinta razón es la curación o la corrección de creencias falsas o falsos sentimientos. Casi todos nosotros hemos tenido al menos una vida pasada, si no muchas, en la que ciertas cosas nos hacen tomar una falsa creencia o un falso sentimiento acerca de nosotros mismos. Los dos más comunes se sienten indignos, o tal vez inútiles, y una sensación de impotencia. El alma sabe que es infinitamente digna e infinitamente poderosa. Entonces, si parte de nuestra personalidad adquiere una creencia falsa como esa, para el alma se siente discordante y el alma quiere limpiarla o curarla. Se planearán ciertos desafíos para llevar el sentimiento falso o la creencia falsa a la conciencia. Una vez que alcanza el nivel de conciencia, podemos curarlo.

CLJ: ¿Cómo ocurren todos los detalles y la planificación?

RS: Uno de los medios que aparecen en mis libros informa que cuando entra en una sesión de planificación previa al nacimiento, Spirit le muestra algo que parece un diagrama de flujo increíblemente vasto y elaborado, una serie de puntos de decisión. Si haces A, entonces X sucede. Si haces B, entonces sucede Y. El diagrama de flujo es tan enorme que está más allá de la comprensión humana, pero no está más allá de la comprensión del alma. Ese diagrama de flujo es el alma teniendo en cuenta las decisiones de libre albedrío que la personalidad puede tomar. Es por eso que tienes un número casi infinito de puntos de decisión. Así es como se produce el verdadero aprendizaje y la curación, y usted tiene una gran libertad para seguir diferentes caminos dentro de ese esquema más amplio.

Casi todos los que vienen para una sesión privada están interesados ​​en una Regresión del Alma Entre Vidas. Durante la sesión, la persona entra en una vida pasada, generalmente una que tuvo un gran impacto en el plan para la vida actual. Dejan el cuerpo al final de la vida pasada y una parte de su conciencia vuelve a nuestro hogar no físico. Por lo general, son recibidos por una guía y hablan brevemente con la guía sobre por qué se les mostró esa vida pasada y cómo afectó el plan en su vida actual. Luego le pedimos a la guía que los escolte al Consejo de Ancianos. El Consejo consiste de seres muy sabios, amorosos y altamente evolucionados que supervisan la encarnación en la Tierra. Ellos conocen el plan de vida del cliente. Ellos saben qué tan bien está haciendo el cliente en términos de cumplir con su plan de vida. Y tienen sugerencias sobre cómo pueden cumplir mejor el plan de vida.

Estamos aprendiendo a dar y recibir amor de forma más incondicional. Y ambos son igualmente importantes. No es solo cuestión de dar amor. También es cuestión de recibir el amor de los demás.

CLJ: ¿Hay algunas cosas que se establecen específicamente? Por ejemplo, ¿elegimos a nuestros padres?

RS: Sí, los padres son un muy buen ejemplo, y eso incluye a los padres adoptivos. Otra cosa sería una enfermedad física o minusvalía con la que nazca que no pueda ser tratada por la ciencia médica. Lo sabrías antes de llegar al cuerpo. La mayor parte de la planificación es flexible. No es solo el caso que hay un Plan A. También hay un Plan B, C, D, E, F, G, y así sucesivamente.

CLJ: ¿Hay temas comunes que los humanos eligen para nuestros desafíos, como la enfermedad, el divorcio y el suicidio?

RS: Un plan prenatal típico muestra que el nivel de conciencia aumenta lentamente a lo largo de varios años, luego se acelera repentinamente, y que en el punto de inflexión donde se eleva es la planificación prenatal de un desafío de la vida. Dado el estado actual de evolución de la humanidad, algunos desafíos se eligen con mucha más frecuencia que otros porque son efectivos para despertar la personalidad. Uno de ellos es una enfermedad física, muy a menudo cáncer. Otro es un accidente que no es realmente un accidente. El tercero que es muy común es la muerte de un ser querido. La curación y el despertar son en gran medida un proceso, como pelar las capas de una cebolla. Algo sucede y las personas responden a lo que creen que es de manera consciente, y entonces la vida parece hacerse más difícil y eso significa que van a una capa más profunda de la cebolla.

El suicidio no se planifica como una certeza, sino como una posibilidad, o a veces una probabilidad, u ocasionalmente una probabilidad tan alta como para ser casi una certeza. Podrías decir lo mismo sobre todo tipo de desafíos de vida diferentes. Planificado no significa que está escrito en piedra; significa que es posible o probable o altamente probable. Eventualmente, cuando la humanidad alcance un estado de conciencia más alto, ese tipo de desafíos muy duros ya no serán necesarios, y entonces las personas planearán desafíos mucho menos difíciles o tal vez incluso cambiarán a aprender más a través del amor y la alegría que del dolor.

CLJ: ¿Estamos elevando nuestra conciencia colectivamente?

RS: Esa es mi opinión, y creo que Buda dijo que puedes aprender todo lo que quieras aprender a través del amor y la alegría. No necesariamente tiene que hacerse a través del dolor y el sufrimiento, pero el dolor y el sufrimiento es una forma muy efectiva de aprender. Es muy motivador, y creo que lo que está sucediendo en el plano de la Tierra es que las personas tienen sus corazones rotos para convertirse en seres más amorosos, para recordar su verdadera naturaleza.

CLJ: ¿Hablarías sobre el valor que se necesita para ser humano?

RS: La Tierra no es el lugar más difícil para tener una encarnación, pero es una de las más difíciles, por lo que no todos los seres están dispuestos a encarnar en la Tierra. Aquellos que vienen aquí son vistos en todo el universo como uno de los más valientes de todos los seres. Después de haber tenido una encarnación en la Tierra, se convierte en parte de tu firma de energía: tu vibración única que consiste en una combinación de color y sonido. Cuando has encarnado en la Tierra, el color y el sonido cambian, la vibración cambia. Entonces, después de que alguien ha estado aquí y regresa al reino no físico, otros seres pueden ver por su firma de energía que han tenido una encarnación en la Tierra, y su respuesta es algo así como: “¿Tuviste una encarnación en la Tierra? ¡Oh! “Están tremendamente impresionados y respetuosos porque se entiende cuán difícil es estar aquí y solo los seres más valientes elegirán encarnar aquí.

CLJ: ¿Puede decirnos cómo surgió el capítulo sobre mascotas?

RS: Simplemente surgió de mi propio deseo de saber si las mascotas formaban parte del proceso de planificación prenatal. Sentí intuitivamente que probablemente lo estaban, pero cuando lo investigué y recibí la confirmación de Spirit, ese fue un momento muy poderoso. Hay una conmovedora historia sobre una mujer que planeó ser una enana en esta vida. Sus guías le dicen que esto va a ser difícil para ella y que cuando sea una niña pequeña será excluida y burlada en la escuela. Se da cuenta de que va a necesitar mucho apoyo emocional para superarlo, así que planea con varias mascotas diferentes-perros, gatos, caballos, incluso un gallo llamado Crooked Beak-para entrar en su sesión de planificación prenatal, y le hablan sobre cómo le proporcionarán el amor incondicional que no puede obtener de otras personas.

Lo he visto una y otra vez en las sesiones de planificación previa al nacimiento de las personas. Independientemente de los desafíos que se establezcan, también configuran el soporte que van a necesitar para manejar los desafíos.

CLJ: ¿Tiene un mensaje final para nuestros lectores?

RS: Recuerda quién eres en realidad. A menudo recomiendo ir al espejo, mirarte a los ojos y recordar quién eres en realidad. Dígase a sí mismo: “Soy un alma santa, eterna y valiente. Soy el alma valiente que dejó un reino de amor, luz, paz y alegría para venir aquí a experimentar grandes desafíos para poder liberar y equilibrar el karma, sanar, servir a los demás, experimentar el contraste y corregir los falsos sentimientos sobre mí mismo.”

Cada persona que está aquí es un alma inmensa, multidimensional y eterna, muy valiente para entrar en el cuerpo, y muy valiente para ejecutar el plan prenatal después de estar en el cuerpo. Y me gustaría que todos se trataran con el tipo de respeto que merecen inherentemente. Porque eso es lo que realmente son.

 

https://yoursoulsplan.com/es/index.php/about-robert/an-interview-with-robert

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

REIMPRIMIENDO UNA LINEA DE TIEMPO

Mucha gente ha oído hablar de la PNL (Programación Neurolingüística) y sabe que es un procedimiento para modificar los estados internos de la persona y conseguir un “cambio” que ayude a sobrellevar mejor la vida diaria. A continuación vamos a transcribir una sesión entre un terapeuta y su paciente para concretizar el procedimiento utilizado en la terapia.

 

INTRODUCCION.

Connirrae Andreas: Línea del tiempo materna y paterna, reimpronta. Todos salimos de nuestro ambiente familiar con ciertos recursos que todos absorbemos de nuestros padres y que son útiles en nuestras vidas como adultos. Puesto que ninguna familia es perfecta, también nos faltan algunos recursos que nuestros padres no tuvieron la posibilidad de transmitirnos. Muchos métodos efectivos de PNL han sido desarrollados para enfocar un acontecimiento específico que fue traumático en el pasado. Contrariamente, la impronta de nuestros padres en la línea del tiempo está diseñada para cambiar el sentido personal de una persona. La sensación acumulativa de existir que se desarrolla a través del tiempo, a través de las múltiples experiencias adquiridas durante nuestra madurez, tiene un impacto especial en personas que salen de familias con infelicidad crónica, o quizás con un caparazón de éxito que esconde un vacío interior. Es algo de lo que todos podemos beneficiamos. Observaréis una demostración con Jenny, cuyo padre era alcohólico. Jenny deseaba tener más recursos acerca de su pasado.

* Connirrae Andreas: Ven aquí un momento Jenny. Lo que quiero que hagas es que te imagines que ésta es tu línea de tiempo. ¿Has trabajado ya, estas familiarizada con la idea de la línea del tiempo? ¿No? Sí, vale. Tú estas presente ahora, digámoslo así, e incluso podría ser verdad que está su presente. Lo que quiero que hagas, es que imagines todo tu futuro ahí, delante tuyo. Tú estas aquí, todo tu futuro está extendido a tus pies y el pasado está a tus espaldas, así que todo lo que te ha sucedido en el pasado está aquí detrás. Tú ten la sensación de que están aquí, en su orden, ¿vale?. Después lo que quiero que hagas es que salgas de la línea del tiempo; aquí está tu pasado, presente y futuro. Vamos a caminar alrededor, al momento de tu concepción. ¿Eso donde es? ¿Aqui? Muy bien. ¿Ya está? Aquí está tu concepción. Avanza un poquito para dejarte más espacio. Tu pasado y tu futuro están delante. Vamos a poner la línea del tiempo de tu madre a un lado y la de tu padre al otro lado.

* Jenny: Yo creo que mi madre está aquí, a la derecha y mi padre a la izquierda.

* Connirrae: Bien, exactamente lo que yo quería. A veces la línea de los padres entra por detrás o por los lados, lateralmente. ¿Así que tú crees que la de tu padre entra así? Es lo que concuerde para ti. Estas son las líneas de tu padre y de tu madre hasta el momento en que tú entraste en ellas. Desde su concepción hasta el momento en que tú entraste en sus vidas. Ahora lo que quiero que hagas, es que pienses qué tipo de cualidades, poseían tus padres, te fueron transmitidas y te gustaría tener. ¿Es algo específico? Hay personas que escogen cosas como un sentido de poder afirmarse como persona, un sentido de quién tú eres, yo soy fulano de tal y yo soy así o asa. Así que ese sentido también se trasmite a los demás. El poder amar también sale de esto, surge de esto, y siendo una cosa positiva, un amor valedero y real. ¿Que tipo de cualidades deberían haber tenido tus padres que a lo mejor no tuvieron en demasía? ¿Con quién quieres trabajar antes?

* Jenny: Antes con mi madre.

* Connirrae: Bien.

* Jenny: Me hubiera gustado que no tuviera expectativas tan altas acerca de ella misma. Ella hubiera estado más cómoda con si misma si no se hubiera exigido tanto.

* Connirrae: ¿Otra cosa que hubiera sido útil?

* Jenny: Si hubiera amado habría sido más amada. Ella habría sido más amorosa en vez de castigadora, se castigaba también a sí misma.

* Connirrae: Esto es lo que me gustaría que hicieras. Lo que quiero que hagas entonces, es que tomándote todo el tiempo que quieras y cerrando los ojos si quieres, pienses en el ángulo que quieres que tome la línea del tiempo de tu madre. Entonces piensa en el momento en que tus abuelos estaban listos para tenerla y como hubiera sido si tus abuelos hubieran tenido todas las cualidades que a ti te hubieran gustado para tu madre, con el fin de que automáticamente se los hubieran pasado a tu madre. Si tu puedes visualizar que tus abuelos maternos tuvieran esas cualidades, entonces eso hubiera pasado automáticamente a través de tu madre y de tu padre a ti. Entonces mientras ella se desarrolla y crece eso va formando parte de su persona. /…/ ¿Que está pasando ahora?

* Jenny: Es difícil para mi.

*Connirrae: ¿No los ves teniendo esas cualidades?

*Jenny: teniendo estas cualidades aquí conmigo, pero igual cuando tuvieron a mi madre no las tenían.

* Connirrae: Ah, bueno sí, ya comprendo. Lo que estamos obteniendo aquí es un estado mixto. Ella quiere hacer lo que yo deseo que haga, pero es la comparación entre los abuelos, haciéndolo y no haciéndolo, lo que le hace dudar. Así que lo que me gustaría que hicieras es que soltaras la imagen de que no tenía estas cualidades y que te llenaras de imágenes de que tienen estas cualidades y que las trasmiten a tu madre. Si tu sientes que vas a ponerte triste, suelta la imagen que te produce tristeza y entonces ¿que es lo que asocias pensando que tus abuelos tenían esas cualidades que podían trasmitir a tu madre y a ti? Toma tu tiempo para sentirlo /…/ ¿Lo hiciste hasta el presente?

* Jenny: No, no pensé en hacerlo hasta el presente.

* Connirrae: Ahora quiero que lo pongas en la línea del tiempo y después amplificaremos esto. Entonces ella lo va a poner en la línea del tiempo para que transcurra a través del tiempo. Antes de la concepción de tu madre y ahora observa como la línea del tiempo de tu madre va avanzando. Ella se desarrolla, evoluciona con las cualidades que vienen de tus abuelos. /…/ Si tu quieres hablo contigo para ayudarte, mientras tú observas a tus abuelos teniendo estas cualidades y cada vez que tú visualizas esto, lo trasmiten a tu madre. Observa cómo ella se desarrolla y cómo sobre su línea del tiempo ella avanza hasta el momento que conoce a tu padre y están listos para tenerte a ti. /…/ ¿Está bien? Ahora vamos a hacer lo mismo con tu padre. Piensa a cerca de las cualidades que te hubiera gustado que tuviera ¿Que cualidades querías que tuviera el que le hubieran sido transmitidas por tus abuelos?

* Jenny: Bueno, todo lo que fuera lo opuesto del alcoholismo.

* Connirrae: No pienses tanto a cerca de su comportamiento, intenta pensar en las cualidades que hubieran tenido. Algo que para ti sea importante.

* Jenny: Creer en si mismo.

* Connirrae: Bueno, eso sí me suena importante.

* Jenny: Que el creyera en si mismo. El era tan inteligente… y las cualidades internas eran fantásticas.

* Connirrae: Así que esa creencia interna en uno mismo. ¿Que otra cosa? Ahora vamos a crear la línea del tiempo de tu padre. Entonces, si sus padres hubieran tenido unas cualidades especiales, esa especie de calor dentro, esa sensación de creer en ellos mismos. Cuando la gente cree en si misma, si tu les preguntas si creen en ellos mismos, es una pregunta un poco extraña y yo creo que no te contestarían porque es como un pez en el agua, uno está acostumbrado a creer en uno mismo. Uno no atraviesa el proceso de creer en uno mismo, uno sabe que existe y cree en eso. Así que sus padres tendrían esa especie de cualidad.

* Jenny: Es difícil ver esas cualidades, los veo como unas personas tan frías y tan rígidas.

* Connirrae: Sí, lo creo. Cuando una persona dice que es difícil ver eso, es cuando tú dices: Muy bien, entonces lo tenemos que hacer porque tú sabes que va a ser un cambio muy importante. Entonces permítete verlos de esta forma y serán diferentes.

* Jenny: Incluso en este momento, observándolos parece que están en una caja de muertos.

* Connirrae: Quizás podamos cambiar esta imagen. Ahora vamos a llenar ese mismo espacio que estaba lleno con el ataúd con lo que tú necesitas, con lo que te hubiera gustado que ellos tuviesen, ese amor, ese cariño dentro. /…/ Si quieres decirme algo, algún comentario de ¿cómo te sientes haciendo esto…?

* Jenny: Es difícil para mi porque me sentí tan abandonada, tanto abandono de nuevo.

* Connirrae: A menudo las personas hacen esto inicialmente cuando hay un cambio muy importante, el contraste entre lo que sentían y lo que están haciendo ahora. Por eso, tú no te mereces seguir teniendo esta sensación porque ahora es diferente. Entonces, ahora lo vamos a cambiar. ¿Tú sabes como eran tus padres intelectualmente? Pero tú sabes que ahora tienes otros recursos para combatir esto.

* Jenny: Sí, pero no me puedo fiar de ellos, porque cuando mi padre estaba sobrio era maravilloso, pero en cuanto se tomaba una copa acababa todo y yo aprendí a no fiarme jamás.

* Connirrae: Bueno, es una observación muy buena. Viéndote hacer esto, ¿que tipo de cualidad interior le hubiera hecho falta a él para no ser así? 0 sea, había algo dentro de él que faltaba, ¿comprendes? ¿Que era esto? ¿Que le faltaba? ¿Que te hubiera gustado que el tuviera para impedir estos cambios súbitos de carácter.

* Jenny: Yo creo que un sentido de él mismo

* Connirrae: Estas son las palabras que ella usó antes, pero ahora tiene una forma más enriquecida de usar las palabras, un sentido más rico. Está concebido en este cambio y entonces el absorbe, le es transmitido a tu padre este enriquecimiento del sentido del ser. Cuando lo hiciste, ¿sentiste que el tenía equilibrio interno? ¿Sí?, bien. Así que tenemos a los dos padres en el momento presente. Ahora, aquí estás tú en el momento de tu concepción. Tú vas a ver que cuando se juntan tus padres con estos recursos, para tenerte, esta vez vas a sentir cómo es entrar en esta familia, a estas personas que están llenas de recursos. Lo único que tienes que hacer, es saber lo que estoy preguntando. Y déjate sentir lo que es venir al mundo como una persona que tiene estos recursos. Entonces tú persigues la línea del tiempo tuya, sentirás como es el evolucionar con una familia que tiene estos recursos. Físicamente vas caminando hacia tu futuro y mientras lo haces, tu inconsciente se puede ajustar a la experiencia porque las cosas se desarrollan ahora de una forma muy diferente. ¿Vale? ¿Estas lista? ¿Te gustaría quizás cerrar los ojos? Yo te voy a guiar, por lo que lo puedes hacer con los ojos cerrados. Tú puedes sentir, puedes ver como es el poder proseguir a través de tu línea del tiempo con estos padres llenos de recursos y como estos recursos llegan hasta ti. Avanza notando como cuando avanzas vas adquiriendo más y más recursos con el paso del tiempo. Eso es, notando como es, como te sientes, te regocijaste en una familia de este tipo. Déjate fluir. Dime si te hace falta alguna ayuda /…/

* Jenny: Me da mucho miedo, siento pánico.

* Connirrae: ¿Que es lo que te asusta?

* Jenny: Es como si jamás hubiera caminado.

* Connirrae: Eso es, conscientemente tú notas algo que tu inconsciente puede enriquecer más y más, construyendo un cimiento, la base sólida casi hasta tu presente y cuando llegues a tu presente, puedes parar. Eso es. Ahora ya puedes sentir como tu pasado ha cambiado y aquí en el presente, puedes visualizar cómo sigues adelante en el futuro, más y más lejos, paso a paso y la evolución sigue en la misma dirección, siguiendo adelante con tu futuro. ¿Tienes algo que comentar?

* Jenny: Fue muy duro dar este paso. No sabía si quería seguir adelante o no, no sabía si fiarme o no.

* Connirrae: Retrospectivamente, ¿crees que lo hiciste bien, que te fue bien?

* Jenny: sí.

* Connirrae: Así que tenías esa sensación: ¿Funcionará o no funcionará? La mejor forma de hacer esto, es hacerlo varias veces. Lo que vamos a hacer ahora es llevarte a este nivel y vamos a hacerlo de nuevo, vamos a amplificar, vamos a fortificar los cimientos. Así el cerebro está cada vez más enriquecido. Bueno, ahora, en este nivel actual, quiero que una vez más visualices, empezando desde el principio. Vas a hacerlo un poquito más rápido porque ya conoces el proceso. Una vez que tienes la idea y sabes cual es tu meta, las conexiones se pueden hacer más rápidamente. La primera vez, cuando no tienes un estado deseado, tienes que luchar más, pero ahora es más fácil. Entonces con tu madre, tú sabes más a cerca de la elección en la cual te estás moviendo. Ahora puedes visualizar a tus abuelos en este lado, con todas las cualidades que eran necesarias. Cierra tus ojos. /…/ más cualidades todavía y veras cómo de repente entran fácilmente otras cualidades, surgen otras posibilidades. Así que empieza, después puedes visualizar a tu madre cuando nace en esta familia, con más recursos todavía y cómo se desarrolla su línea de tiempo. /…/ En el momento en que estés lista para hacer tu lado paterno, también le añades más recursos y poco a poco irán surgiendo más potencial, más recursos. La línea del tiempo de tu padre se desarrolla rápidamente, hasta el tiempo presente. Ahora tienes los dos pies, bien, sobre la línea del tiempo. Tus padres se están juntando y tus estás lista para nacer. Quiero que sientas cómo es nacer en esta familia que tiene todavía más cualidades positivas. A continuación avanza en tu línea del tiempo, eso es, dejando que cambien las cosas y que se transformen de una forma apropiada y deseable. Ahora puedes visualizar cómo avanzas en el futuro, más y más. ¿Ya está? Muy bien.

* Jenny: Vale la pena hacerlo otra vez.

* Connirrae: ¿Ahora ves un color diferente en tu línea del tiempo que la última vez?

* Jenny: Sí.

* Connirrae: La mayoría del tiempo se pone más brillante y entonces, progresivamente, llegamos a un estado que ya no aumenta de brillantez ni de color por lo que sabemos que hemos llegado a nuestra meta. /…/ ¿Quieres hacerlo otra vez para adquirir más?

* Jenny: Lo que yo adquirí la última vez, fue que mi madre encontró recursos para defenderse. Sí, estuvo bien equilibrado.

* Connirrae: Vale. Así que esta vez, vamos a descubrir que es lo que quiere añadir tu inconsciente para enriquecerlo todavía más. Deja que se desarrolle la línea del tiempo de tu madre, con más recursos aportados por tus abuelos, más recursos todavía más ricos y ahora el lado de tu padre, viendo cómo sus padres adquieren más recursos, más cualidades que inconscientemente tú ya sabías que podían usar y que pueden ser útiles. Tú las puedes añadir ahora y deja que se desarrolle esa línea del tiempo de tu padre hasta el presente. Bueno, al presente antes de nacer tú. Ahora con estos dos padres vas a avanzar sobre tu línea del tiempo y vas a avanzar todavía más sobre tu trayectoria. Vas a dejar que toda tu línea del tiempo cambie y vas a visualízar cómo avanzas más y más en tu futuro /…/

* Jenny: Bien.

* Connirrae: ¿Obtuviste más cambios haciendo esto?

* Jenny: Sí, mi futuro avanzó un poco.

* Connirrae: Está es otra cosa que pasa frecuentemente, el futuro de la gente empieza a extenderse más y más. A veces se extiende lateralmente, se abre, pero esto son las cosas que podéis ver y cuando esté este realizado lo habéis hecho bastante tiempo. ¿Lo quieres hacer otra vez?

* Jenny: Vi que mi madre y mi padre aumentaban de tamaño, fue extraño.

* Connirrae: Eso es bueno, esto parece positivo, el hecho de que hayan aumentado de tamaño. Entonces, adquiridos estos puntos y llevándolos a un estado nuevo, tenéis más recursos en el pasado de tu madre, de tus abuelos paternos y maternos. Tú estás aquí, naciendo en este medio ambiente, hasta el presente actual y observándote entrando en tu futuro en esta trayectoria /…/

* Jenny : Muy bien. Eso creo que está mejor todavía. Esta última vez lo hice más rápido. Cambiando la velocidad, el tempo, es buena idea. A veces hay que ir más despacio pero otras veces ir un poquito más rápido aumenta la fuerza del ejercicio.

* Connirrae: ¿Lo quieres hacer otra vez, o crees que ya está?

* Jenny: Una vez más, no puede hacer ningún daño, eso seguro.

* Connirrae: Bien, esta vez el inconsciente toma el mando más y más. Tú sabes lo que está pasando y lo que es más importante todavía, tu inconsciente sabe lo que está pasando. Entonces, esta vez se va a desarrollar mejor todavía la línea del tiempo de tu madre y la de tu padre. /…/ Eso es. Con más cualidades positivas hasta el presente y adelante a tu futuro. /…/ Bien. Ahora creo que con esto es suficiente, ¿no te parece? Siempre puedes hacer más tu sola.

* Jenny: Puedo pasarme la vida paseando para arriba y para abajo así.

* Connirrae: A veces la gente lo quiere hacer siete veces. No, a veces lo hacen una vez y esto es suficiente, ya lo tengo y cuando yo capto que lo han hecho bastante, lo acepto. Ahora lo que vamos a hacer, una vez que tienes estas cualidades dentro de ti, en tus genes, en tu sangre, vas a tomar estas cualidades, totalmente incorporadas, vas a llevar contigo estas cualidades y vas a anclar lo que era tu pasado. Yo como le explico esto a la gente, es que igual cuando tu creces en una familia y tus padres sí tienen estas cualidades que te traspasan a ti, entonces cuando tú entras en el mundo la gente es desagradable, pero tú estás bien y aunque la gente sea desagradable contigo te da igual porque tú estas seguro de ti mismo. Así que ahora que tu tienes estos recursos, vamos a pensar acerca de tu vida pasada, en un momento difícil y lo que vas a hacer es visualizar cómo usas estos recursos en el momento difícil. Entonces, cuando una persona que tiene una base sólida en su familia, se encuentra con dificultades tiene la fuerza suficiente para combatirlas. Esto es lo mismo. Si no ponemos a prueba estos recursos no sabremos si funcionan o no, entonces tenemos que probar porque se ponen más fuertes ahora, con las pruebas. Vamos a hacerlo ahora. Pon estos recursos dentro de ti, toma un momento y cierra tus ojos. Recuerda, siente todas las cosas que hemos estado haciendo, amplifica tu bienestar. /…/ Ahora vamos a regresar sobre la línea del tiempo, vamos a ver si lo puedes hacer con lo ojos cerrados. Aquí, esta vez, teniendo estos recursos dentro de ti bien incorporados, piensa en tu pasado, en un momento de dificultad que hayas tenido y transforma ese momento desagradable con estos recursos. ¿Estas listo? Vamos a revivir la experiencia de lo que pasó realmente, vamos a descubrir como lo podemos transformar. Es como si dejaras que tu inconsciente se desarrolle de una forma natural y encuentre su camino. Hay personas que encuentran que es útil el conectar (algunos sí, algunos no, depende de como seas) y entonces tienes la sensación de que Dios es mi padre o mi guía espiritual que me está protegiendo, esto puede ser una ayuda ¿no?, en este momento, o alguien de mi vida pasada. ¿Vale? Sintiendo estas sensaciones, estos sentimientos, cierra tus ojos y siente como reaccionas con estas sensaciones, estos recursos que están dentro de ti. /…/

Observa como es tu vida con estas cualidades hasta el presente y como avanzas hacia tu futuro sobre la misma trayectoria. Visualízate avanzando, y si quisieras avanzar en el futuro, podrías hacerlo, ya sabes, observando el futuro. Ahora como tenemos la pizarra, vamos a retroceder sabiendo que aquel “tú”, puede seguir adelante. /…/ ¿Como te sentiste ahí?

* Jenny: No muy segura. Me gustaría hacerlo otra vez. Fue una tentativa. No podía conectar con mi pasado.

* Connirrae: Yo quiero que conecte con su pasado en el sentido de que es una experiencia transformada
ahora. Entonces vamos a tomar cierto tiempo para que esto ocurra, para que esto suceda. Esto es, muy bien. De nuevo tómate un momento para que los recursos entren en ti, sintiéndote más enriquecida y más segura. Eso es. Puedes repasar tu pasado, notando más con tu inconsciente que con tu consciente que es lo que está sucediendo, hasta el presente y viéndote avanzar en el futuro. Más s6lido, ¿verdad? /…/ ¿Quieres hacerlo una vez más? Lo estamos consiguiendo poco a poco. Con este nivel, esta solidez y más recursos todavía, avanza. /…/ Eso es, el presente y el futuro. Bien, esto parece que lo has hecho muy bien, ¿quieres hacerlo otra vez? ¿No? Fenómeno. Eso es lo que me gustaría que hicieras. Gracias Jenny.

* Connirrae: Bien, vamos a coger otra vez y Jenny acaba de decirme algo que creo que os gustaría escuchar, a cerca de como ella respondió. Díselo.

* Jenny: Bueno, yo siento que puedo respirar. Yo pensé: “Bueno, esto parece que es un resultado muy bueno y estoy en favor de esto”. Puedo verdaderamente respirar profundamente. Bien, lo otro que me ocurrió, cuando empecé a caminar me sentí como un bebé dando los primeros pasos. Fue emocionante pero a la vez sentí mucho miedo. Yo no sabía si podía fiarme de soltar el pasado, porque parece que el pasado ya estaba bien.

* Connirrae: Muy bien. Gracias Jenny. Espero que os haya gustado la demostración. Me gustaría hacer algunos comentarios acerca de diferentes aspectos de este trabajo que los hacen muy efectivos. Hay métodos en PNL para cambiar o resolver memorias traumáticas de alguna forma, o puntos decisivos en el pasado. Este método se diferencia del destructor de decisión o reimpronta clásica, en que en lugar de cambiar un momento, transforman a los padres y llevan estos padres transformados hacia el futuro. Cuando esto se hace de una forma completa, se puede tener un impacto fenomenal. Llevando este cambio a través del tiempo, por la línea del tiempo, le da una dirección al cambio, así que sigue al futuro.
El tipo de encuadre que se hace para que el cliente comprenda bien el proceso, también es importante. Con Jenny fue imprescindible encuadrar, para evitar objeciones de que no era real. Cuando las personas han tenido pasados muy problemáticos, les tengo que decir que no es que cambiemos a sus padres que verdaderamente no tienen recursos, sino que estamos cambiando su experiencia interna con sus padres porque merece tener algo mucho mejor. A Jenny también le hicieron falta recursos apropiados para su padre. Necesitaba diferenciar entre una persona que estaba realmente llena de recursos y alguien que podía convertirse en alcohólico en cualquier momento. La reimpronta de la línea del tiempo paterna es muy útil en sí y se puede utilizar para ampliar y estabilizar cualquier otro proceso de cambio importante. Sabiendo adaptar este proceso en casos individuales, además de aumentar la sensibilidad a los indicios no verbales del cliente, forman parte del entrenamiento de PNL de una fuente competente. Ahora obtendremos información del seguimiento de Jenny algunos días después de la experiencia de cambio.

* Connirrae: Hace cinco días que hice la reimpronta y siento curiosidad por saber qué has sentido esta vez.

* Jenny: Lo que más he notado es la paz interna que tengo conmigo misma. Me siento más relajada, puedo ser más abierta hacia los demás y no tengo que estar tan en guardia. Me siento mejor acerca de mis padres y, pensando en todas las cosas que creí que habían desaparecido, vi cosas buenas. Tuve un sueño: Tenía un cubo lleno de basura y me dije “¡madre mía que voy a hacer con todo esto!”. Al día siguiente había desaparecido todo menos un trozo pequeño. Eso me fue muy bien.

* Connirrae: Así que ha desaparecido. Maravilloso.

* Jenny: La parte que me ayudó más, fue vuestro apoyo en ese proceso. Tuve la sensación de que no podría haber atravesado esa etapa sin vuestra ayuda. Sí, usted me dejo saber

* Connirrae: Pues muchas gracias, gracias por la información

* Connirrae: Si así lo deseáis, os invitamos a hacer vosotros mismos este ejercicio. Podéis atravesar cada paso haciendo cualquier cambio para que sea apropiado para vosotros. Podéis visualizar la línea del tiempo igual que Jenny o podéis quedaros en vuestras sillas imaginando que estáis en la línea del tiempo. Tomaos vuestro tiempo, repasadla para sentir el impacto de cada paso.

 

Publicado en PNL | Deja un comentario

CONCEPCIONES DE LA REALIDAD

Fragmento del libro “¿Es real la realidad?”, de PAUL WATZLAWICK.

 

Hay un gran número de situaciones en la vida a las que debemos hacer frente fiándonos únicamente de nuestra propia inventiva y perspicacia, porque son situaciones nuevas para cuya solución no se dispone de experiencias precedentes, o éstas son insuficientes. Esta falta de experiencias directamente aprovechables y la consiguiente incapacidad de abarcar a primera vista la naturaleza de la situación (es decir, este estado de desinformación) lleva a todos los seres animados a aquella búsqueda inmediata de orden y clarificación. Ahora bien, si la situación se ha estructurado de tal modo que no tiene ningún orden interno, pero el que está inserto en ella ignora esta circunstancia, la búsqueda de un sentido admisible llevará a unas concepciones de la realidad y a unas formas de comportamiento que revisten gran interés filosófico y psiquiátrico. Estas actuaciones pueden también producirse en forma de experimentos, cuyo denominador común es que en ellos no existe ninguna relación causal entre el comportamiento del animal (o la persona) sometido al experimento y la recompensa (o el castigo) en que se basa dicho comportamiento. Dicho con otras palabras: el organismo en cuestión cree que hay una relación inmediata y perceptible (lo que se llama contingencia) entre su comportamiento y los resultados que se siguen, cuando en realidad no existe tal relación; de ahí que en estos casos se hable de experimentos no contingentes. Algunos ejemplos, de creciente complejidad, pondrán más en claro el problema a que nos referimos.

El caballo neurótico.

Supongamos que a un caballo se le hace llegar una ligera descarga eléctrica en la pata a través de una placa metálica colocada en el suelo del establo; y supongamos también que unos segundos antes de cada descarga se hace sonar siempre una campana. El caballo «supondrá» que existe una relación causal entre el sonido de la campana y la descarga y, por tanto, cada vez que suena la campana, despegará la pata del suelo. Una vez ya establecido este reflejo condicionado, puede desmontarse el dispositivo eléctrico, porque inevitablemente el caballo alzará la pata cada vez que suene la campana, creyendo evitar la descarga eléctrica, en virtud de un comportamiento cuya eficacia ha quedado bien demostrada. Esto lleva al interesante resultado de que cada vez que el animal alza la pata y evita, por consiguiente, la descarga, se confirma en su suposición de que alzar la pata es el comportamiento «adecuado» para protegerse de una experiencia desagradable. Y con ello no hace sino consolidarse este falso comportamiento. Dicho de otra forma: este comportamiento, supuestamente adecuado, es el que imposibilita al caballo el importante descubrimiento de que ya no existe la amenaza de descarga eléctrica. La solución se ha convertido en problema. Esta génesis de problemas no es en modo alguno privativa de los animales; tiene un campo de aplicación universal, válido también para la esfera humana, sólo que en este último caso se habla de síntomas neuróticos o psicóticos.

La rata supersticiosa

En términos generales se entiende por superstición una debilidad típicamente humana, o un intento mágico por conseguir influencia o poder sobre la caprichosa veleidad del mundo y de la vida. Pero resulta curioso constatar que puede inducirse por medios experimentales un comportamiento supersticioso en un ser tan poco dado a filosofías como una rata de laboratorio (y otros muchos animales, por ejemplo las palomas).

El dispositivo experimental es muy sencillo. Se abre la jaula de la rata frente a un espacio de unos tres metros de longitud y medio metro de anchura; en el otro extremo de este espacio hay una escudilla de comida. Diez segundos después de abrirse la jaula cae comida en la escudilla, suponiendo que la rata haya invertido diez segundos en llegar desde la jaula al recipiente. Si tarda menos de diez segundos, la escudilla permanece vacía. Tras una serie de ensayos al azar (la llamada conducta de ensayo y error), la rata, muy hábil para establecer interconexiones de sentido práctico, crea una evidente relación entre la aparición (o no aparición) de la comida y el factor temporal. Ahora bien, como normalmente sólo necesita dos segundos para recorrer la distancia que media entre la puerta de la jaula y la escudilla de la comida, debe dejar transcurrir los restantes ocho segundos de una forma que está en contradicción con su instinto natural de dirigirse derechamente a la comida. En tales circunstancias, estos segundos adquieren para ella una significación pseudocausal. Pseudocausal, en este contexto, significa que todo comportamiento— hasta el más extraño —de la rata en estos segundos extra actúan confirmando y reforzando las acciones que el animal «supone» ser necesarias para conseguir ser recompensada por el buen Dios con la aparición del alimento; y éste es el núcleo esencial de lo que en el ámbito humano designamos como superstición. Es evidente que estos comportamientos accidentales son distintos en cada animal y que pueden revestir formas sumamente caprichosas; por ejemplo, una especie de procesión a saltos adelante y atrás, en dirección a la comida, o una serie de piruetas a derecha e izquierda, o cualesquiera otra clase de movimientos que la rata ejecuta, al principio de una forma puramente casual, pero que luego repite con sumo cuidado porque, para ella, de su adecuada ejecución depende la consecución de la comida. Cada vez que, al llegar a la escudilla, encuentra ya la comida, se refuerza su «suposición» de que la ha conseguido gracias a su «adecuado» comportamiento.

Podría, por supuesto, objetarse, que en esta explicación se confiere a la rata una especie de concepción del mundo de tipo humano, y que esto es pura fantasía. Pero no puede pasarse por alto su sorprendente semejanza con ciertos comportamientos forzados humanos, basados en la superstición, por cuanto que se les considera necesarios para conjurar o ganarse el favor de poderes superiores.

Cuanto más complicado, tanto mejor.

Los recién descritos resultados de la no contingencia son, naturalmente, mucho más acusados en la esfera humana y pueden influir de forma persistente en nuestra concepción de la realidad. Así lo han demostrado varios  experimentos realizados en la Universidad de Stanford, bajo la dirección del profesor Bavelas.

En uno de estos experimentos dos personas, A y B, se sientan ante una pantalla para proyección de diapositivas. Entre los dos, una pared divisoria impide que puedan verse; se les ha recomendado, además, que no hablen entre sí. Cada uno de ellos tiene delante dos botones o teclas, con la inscripción «sano» y «enfermo» y dos bombillas de señales, con la leyenda «correcto» y «equivocado». El director de la prueba proyecta una serie de microdiapositivas de células histológicas. La misión de las personas sujetas a la prueba consiste en distinguir, mediante ensayo y error, las células sanas y las enfermas. Se les pide que, en cada diapositiva proyectada, opriman el botón correspondiente para dar a conocer su diagnóstico (individual). A continuación, se enciende una de las lamparillas que les dice si el diagnóstico fue «correcto» o «equivocado».

Este montaje del experimento, al parecer tan simple, tiene su truco. A recibe siempre la respuesta adecuada a su diagnóstico, es decir, cuando se enciende la lámpara se le comunica si efectivamente diagnosticó con acierto, o no, la correspondiente diapositiva. Así pues, para A el experimento se reduce a un aprendizaje, relativamente sencillo, para establecer distinciones hasta entonces desconocidas para él, mediante ensayo y error. En el decurso de la prueba, la mayoría de las personas A aprenden a distinguir, con rapidez, las células sanas de las enfermas, con un índice de fiabilidad del 80 %.

La situación de B es muy diferente. Las respuestas que recibe no se basan en sus propios diagnósticos, sino en los de A . Por tanto, es totalmente indiferente que su modo de evaluar una diapositiva concreta sea correcto o no lo sea. Recibe la respuesta de «correcto» cuando A ha emitido un diagnóstico acertado sobre el estado de salud de la célula correspondiente; pero cuando A se equivoca, B recibe la notificación de equivocado», con independencia del dictamen que emitió personalmente. Sólo que B no lo sabe; vive, pues, en un mundo del que supone que tiene un orden determinado, que él debe descubrir a base de emitir opiniones para experimentar luego, caso por caso, si dichas opiniones eran acertadas o no. Pero lo que no sabe es que las respuestas que la «esfinge» da a cada una de sus suposiciones no tienen nada que ver con éstas, porque la esfinge no habla con él, sino con A . Dicho de otra forma, B no tiene la más mínima posibilidad de descubrir que las respuestas que recibe son no contingentes (es decir, que no tienen relación alguna con sus estimaciones) y que, por tanto, no le transmiten información sobre la exactitud de sus diagnósticos. Busca, pues, un orden que realmente existe, pero al que no tiene acceso.

Se pide a continuación a A y B que hablen entre sí y se comuniquen los principios de que cada uno de ellos se ha servido para distinguir entre células sanas y enfermas. Las explicaciones de A son, en general, sencillas y concretas. Las de B, por el contrario, sutiles y complicadas ya que, en definitiva, llegaba a ellas basándose en razones muy poco convincentes y aun contradictorias.

Lo asombroso del caso es que A no sólo no rechaza las explicaciones de B como innecesariamente complicadas y hasta absurdas, sino que se siente impresionado por la brillantez de sus detalladas razones. Ninguno de los dos sabe que están hablando de dos realidades literalmente distintas; A llega por ello a la convicción de que la banal simplicidad de sus principios explicativos queda muy por debajo de la sutil penetración de los diagnósticos de B. Y esto significa, nada más y nada menos, que las ideas de B tienen tanta mayor capacidad de convicción para A cuanto más absurdas son. (Este efecto contagioso de las ilusiones y deformaciones de la realidad es sobradamente conocido también fuera del ámbito de los laboratorios de los investigadores de la comunicación).

Antes de someter a A y B a un segundo test, idéntico para los dos, se les preguntó quién de ellos, en su opinión, mejoraría más los resultados respecto del primer experimento. Todos los B y la mayor parte de los A pensaban que serían los B. Y así ocurrió, efectivamente, porque ahora A , que ha aceptado en parte al menos algunas de las abstrusas ideas de B, emite una serie de juicios más absurdos y, por tanto, más equivocados que la primera vez.

La lección a extraer del dilema de B en esta prueba tiene un vasto alcance, que desborda el ámbito de su significación psicológica experimental. Cuando, en virtud de ciertas explicaciones, aunque sean provisionales, se ha logrado mitigar la desazón creada por un estado de desinformación, una información adicional, contraria a la primera explicación, no da lugar a correcciones, uno a una ulterior reelaboración y refinamiento de la primera explicación. Y así, esta explicación se convierte en «auto-obturadora», esto es, pasa a ser una suposición que no admite refutaciones.

Ahora bien, como ha observado el ya mencionado filósofo Karl Popper, la refutabilidad (es decir, la posibilidad de demostrar la falsedad) es la conditio sine qua non de toda teoría científica. Por consiguiente, explicaciones del tipo de las que aquí estamos analizando son pseudocientíficas, supersticiosas y, en definitiva, psicóticas. Una ojeada a la historia universal demuestra que estas y otras similares «explicaciones» monstruosas e irrefutables fueron y siguen siendo las máximas responsables de las peores atrocidades (por ejemplo la inquisición, el racismo, las ideologías totalitarias).

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

EL ORIGEN METAFISICO DE LAS ENFERMEDADES

Maestro Sri Deva Fénix (Prof. Félix E. Díaz)
DEDICADO A TODOS LOS CURIOSOS DEL MUNDO
“La enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza para
curar al hombre”
Carl Gustav Jung

 

El ser humano tiene que aprender a comprender lo que la enfermedad viene a decirle. Cada trastorno, molestia o síntoma que ocurre en nuestra vida significa que hay una necesidad no cubierta.
Debemos descubrir cuáles son esas necesidades.
Y descubrir las pautas mentales causantes, la mayoría de las veces suelen ser rabia, crítica, auto-crítica, resentimiento, culpa, problemas afectivos, agresividad sin canalizar, problemas sexuales y todo tipo de pensamientos y emociones negativas.
Las personas con enfermedades cardiacas suelen ser personas que algo las ha obligado a cerrarse a la intimidad y al amor. Han endurecido su corazón. Y sólo se rompe un corazón duro. Estas personas que no escuchan a su corazón, que sólo se dejan llevar por la razón y la mente, acaban padeciendo alguna enfermedad del corazón. Finalmente el corazón toma el mando, y acaban a la fuerza prestando atención a su corazón.
Los enfermos de cáncer suelen ser personas que mantienen algún tipo de resentimiento de larga duración, o problemas emocionales pendientes con el pasado, que los hacen sentirse profundamente heridos.
La anemia está relacionada con una falta de alegría ante el proceso de la vida misma y con un sentimiento de no valer.
Las personas con hipoglucemia perciben la vida como una carga y se sienten abrumadas por esa pesada carga.
Hay una forma correcta de comer, basada en la adecuada proporción de hidratos carbono, proteínas y grasas que si la ponemos en práctica nos ayudará a solucionar este problema.
Las personas con diabetes (hiper-glucemia) tienen un afán no reconocido de realización amorosa y no son capaces de aceptar y abrirse al amor. El amor y lo dulce tienen una estrecha relación. El niño disfruta con el dulce, está en un periodo de su vida, en que necesita mucho amor. Y un adulto con carencias afectivas tenderá a darse un gusto con un dulce o con la comida en general, intentando compensar esa carencia.
Las personas con reumatismo tienen un sentimiento de víctima, una carencia afectiva y una amargura crónica.
Las personas con enfermedades artríticas suelen ser muy críticas con ellas mismas y con los demás, tienen una tendencia obsesiva a fijarse en lo negativo de la vida y de las personas. Y eso no hace sino que empeorar su mal. No se sienten amadas.
Las personas con colon irritable, suelen tener miedo a relajarse, y sienten inseguridad.
La crisis persistente de tos, en realidad es un deseo de ladrar al mundo, deseos que ser escuchado y tenido en cuenta.
Las personas con vértigo, tienen una obstinada negativa a mirar, porque lo que ven no les agrada. Sus pensamientos están dispersos, van y vienen.
Las personas con problemas de tiroides, sienten que no pueden nunca hacer lo que desean, además de un sentimiento de humillación.
Hipotiroidismo, desesperanza, bloqueo, la persona renuncia a todo intento.
Hipertiroidismo, rabia por ser dejado de lado.
Problemas en la piel, sentimientos de miedo, angustia, sensación de amenaza, problemas nerviosos. La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, es una gran superficie de proyección donde se muestran procesos psico-somáticos.
Erupción cutánea, problemas de contacto, roce y relación. Stress nervioso, miedo.
Acné juvenil, es la atracción y el miedo al instinto recién despertado de la sexualidad. No aceptación de uno mismo.
Psoriasis, la piel se vuelve como una coraza, uno se defiende protegiéndose. Detrás de toda defensa hay miedo a ser heridos. Cuanto más robusta la coraza, más sensibilidad y más miedo escondidos.
Prurito, irritación, ardor por temas de sexualidad y agresividad.
La conjuntivitis está muy relacionada con actitudes de enfado y frustración con lo que se ve en la vida.
El orzuelo, los niños y las personas con esta inflamación del párpado suelen ver la vida con ojos airados. Hay algo que les produce enfado.
Cataratas, lo que se ve, no produce alegría y no gusta, por tanto se cubre con una tenue cortina para mitigarlo.
Migrañas, las pueden producir muchos factores, desde un estreñimiento, tensión nerviosa, stress, ayuno, intolerancias y alergias ante un alimento, insatisfacción sexual (falta orgasmos), resistencia ante el fluir de la vida, auto-critica, invalidación de uno mismo, miedo.
Problemas en la garganta, laringitis, afonía, furia que impide hablar, impulso tremendo a hablar e incapacidad y miedo de hacerlo.
Nudo en la garganta, miedo, desconfianza.
Amigdalitis, miedo, rabia, emociones y creatividad reprimidas, la persona no puede ser ella misma.
Vegetaciones, conflictos familiares. Niño que se siente un estorbo.
Enfermedades pulmonares. Mediante la respiración todos estamos en contacto, respirando el mismo aire. Por muy deseosos que estemos de encerrarnos en nosotros mismos, la respiración nos obliga a mantener la unión con los demás. Los pulmones representan la capacidad de comprender e inspirar la vida. Son el contacto, la relación y la comunicación con el entorno. Aflicción, depresión, miedo de inspirar la vida. Sensación de no ser digno de vivir plenamente, problemas de contacto y libertad.
Asma, problemas de contacto, roce y relación. Miedo.
Pulmonía, Neumonía, heridas emocionales sin cicatrizar, no se permite su curación. Cansancio de la vida. Enfado.
Bronquitis, ambiente familiar conflictivo, peleas, gritos. Falta de comunicación, silencio.
Dolores, en general. Sentimiento escondido de culpa. La culpa busca castigo y el dolor es el castigo. Resistencia a lo que es. La resistencia crea más dolor. Algo necesita un cambio.
Meteorismo, dolor por acumulación de gases. Aferramiento de ideas y posturas. Temor. Ideas no digeridas.
Aerofagia, angustia, indigestión, esforzarse en aspirar la vida.
Enfermedades sanguíneas, las personas con este tipo de problema suelen padecer o haber padecido de problemas y conflictos familiares graves.
Las personas con sobrepeso suelen tener sentimientos de miedo y se suelen sentir desprotegidas, en muchos casos suelen ser personas con carencias afectivas e insatisfacción sexual. La comida se convierte en un paliativo de su insatisfacción, del tipo que sea. El sobrepeso también lo favorece la soledad, el aburrimiento, la tristeza, el rechazo, un sentimiento de fracaso, la sensación de impotencia, y las ideas negativas. La única dieta efectiva, es la abstención de pensamientos negativos. Muchas veces engordan más los remordimientos por el alimento que te estás comiendo, que el alimento en sí. Porque si tu crees que te engorda, ten seguro que lo hará. Creer es crear.
Periodontitis (piorrea). Cólera ante la incapacidad de tomar decisiones.
Anorexia nerviosa, mujeres que no quieren ser mujer, repudio a la feminidad y a la sexualidad. Miedo al sexo, a la proximidad y al calor. Egocentrismo encubierto, ansían atención y la consiguen por medio de la enfermedad. Tienen que hacer consciente su deseo de amor, sexo y egocentrismo.
Depresión, sentimiento de desesperanza. La agresividad no expresada o canalizada, se re-dirige hacia dentro, temor tanto a la vida como a la muerte. La agresividad hacia uno mismo, alcanza su máximo en el suicidio. Sentimiento de culpabilidad, baja auto-estima, ideas y pensamientos negativos recurrentes.
Ansiedad, la otra cara de la depresión. Depresión y ansiedad, distintas manifestaciones de la misma enfermedad. Pensamientos y creencias negativas. Se tiende a proyectar la mente en el futuro, lo que no nos permite vivir el presente. La preocupación y el sufrimiento psicológico, es un camino directo a la enfermedad. La fiebre de la prisa, aumenta la ansiedad.
Insomnio, Miedo, culpa, pensamientos negativos. Desconfianza en el proceso y fluir de la vida. Angustia, miedo de la vida, falta de confianza en el proceso de la vida. Resistencias, falta de fluidez. Pensamientos negativos. Apatía, negativa y resistencia a sentir, porque no agrada lo que se ve y se siente. Miedo.
Esclerosis múltiple, rigidez mental, dureza de corazón contra sí mismos y contra el mundo, miedo, inflexibilidad. No aceptar otra forma de ver las cosas. Su mismo nombre ya lo indica, múltiples endurecimientos. Al ser incapaces de imponerse, su frustración la interiorizan re-dirigiéndola contra sí mismos.
Problemas de espalda, se suele sentir una falta de apoyo en la vida. Suelen ser personas que se sobrecargan de trabajo y presión, más de la que pueden aguantar. Y sienten este exceso de tensión en forma de dolor de espalda. Cargar demasiada responsabilidad sobre nuestras espaldas revela un afán oculto de grandeza o quizás un complejo de inferioridad.
En la parte superior es un sentimiento de falta de apoyo emocional. Sensación de no ser amado.
En la parte media, sensación de llevar una pesada carga, atascamiento en el pasado.
Las personas con dolores en la parte baja de la espalda suelen padecer constantes problemas económicos en su vida, o al menos esa es la percepción que ellos tienen. Sienten una falta de apoyo económico.
Ciática, temor al futuro y a carecer de bienes materiales, inseguridad ante el porvenir. Rencor, agresividad reprimida, rechazo a algo o a alguna persona.
Tortícolis, falta de flexibilidad en nuestras opiniones y forma de ver la vida, rigidez de pensamiento. Terquedad.
Problemas de estómago, Incapacidad de digerir, asimilar lo nuevo en nuestra vida. Temor a lo nuevo. Falta aceptación.
Indigestión, miedo visceral, terror, angustia. Quejarse por todo.
Estreñimiento. Temor a soltar. Sentimiento de falta y carencia. Negativa a abandonar viejas ideas. Tacañería. Mezquindad.
Hemorroides, rabia por el pasado, temor a soltarse, sensación de carga.
Fibromas, quistes. Resentimiento, rencor contra la pareja afectiva. Sentimiento de “me han lastimado y herido injustamente”.
Fibrosis quística, convicción de que la vida no va a ir bien, sentimiento de víctima.
Problemas en las articulaciones, representan cambios en la orientación de la vida, y la dificultad con que se llevan a cabo. Resistencia al cambio. Los cambios producen miedo.
Los riñones son la sede de la convivencia y de la comunicación con el prójimo. Los dolores y afecciones de los riñones se presentan cuando hay problemas de convivencia, problemas de relación con nuestros semejantes.
Vejiga de la orina, ante determinadas situaciones que nos producen tensión psicológica, experimentamos una necesidad de vaciar la vejiga. La tensión que se experimenta a nivel mental, acaba manifestándose en el plano físico, a través de la vejiga.
Hepatitis y problemas de hígado, es la sede de la rabia, ira, indignación y agresividad reprimida. Miedo y resistencia al cambio.
Cálculos biliares, amargura, juicios condenatorios, agresividad reprimida y petrificada.
Ictericia, prejuicios internos y externos, la forma de pensar y la razón están desequilibrados.
Herpes labial, enfado, disgusto y temor de expresarlo.
Herpes genital, culpa sexual, remordimientos.
Problemas menstruación, rechazo de la feminidad, culpa, temor. Relacionar genitales con sucio y pecaminoso.
Menstruaciones abundantes, se deben a que la mujer está sometida a un estrés emocional excesivo, combinado con la creencia de que no tiene ningún poder de elección en su vida y de que sus opciones están controladas por otros.
Problemas de la menopausia, miedo a envejecer, miedo a dejar de ser deseable, sensación de cualquier tiempo pasado fue mejor. Amargura por las oportunidades perdidas. Rechazo de una misma.
Rechinar de dientes al dormir, agresividad no manifestada, muchas veces inconsciente. Agresividad impotente, en estado latente.
Hipertensión. Personas que tienen un conflicto, pero que no lo afrontan. Viejo problema emocional no resuelto. Indicio de agresividad reprimida. Rehúyen los conflictos.
Hipotensión, ante un conflicto se evaden. Les falta ánimo y valor. Rehúyen los conflictos. Derrotismo.
Cuando padecemos algún tipo de gripe, catarro, resfriado, suele ocurrir que alguna situación de nuestra vida, nos ha hinchado las narices (metafóricamente) y nos está produciendo enfado (conflicto mental) y esa rabia se acaba manifestando en nuestro cuerpo. El conflicto mental al igual que un disgusto provoca el debilitamiento del sistema inmunológico y por tanto mayores posibilidades de enfermar.
Infección, enfado, irritación, rabia, fastidio.
Inflamación, ira, rabia pensamientos inflamados. Miedo.
Mononucleosis, enfado y rabia por no recibir amor y aprecio.
Adicciones, esconden algo.
Toda adicción evita el contacto con la emoción. Puede ser un sentimiento de vacío existencial, falta de amor, sentirse solo, desconexión con nuestro ser superior. Nuestra realidad nos hace sufrir y la adicción enmascara nuestro sufrimiento, de forma temporal para luego recrudecerlo.
Heridas, enfado con uno mismo, conflicto mental. Culpabilidad.
Sida. Amor y sexo deben ir juntos, tienen que estar en equilibrio, sino no es posible alcanzar la unidad. Disociación entre amor y sexualidad. El amor no vivido, pasa al subconsciente, y a la larga se manifiesta en el cuerpo en forma de destrucción de las defensas del organismo. Amor es apertura, vulnerabilidad, entrega, unión. Amor no vivido en el plano espiritual, se vive en el plano físico, con una aniquilación de las defensas físicas.
Alzheimer, Negarse a enfrentar la vida. Desesperanza, desamparo.
Accidentes, incapacidad de hacerse valer, rebelión contra la autoridad. Problemas no resueltos. Son aprendizajes forzosos. Los accidentes a pesar de venir de fuera, están íntimamente ligados con nuestro interior. Por la ley de resonancia no podemos entrar en contacto con algo con lo que no tengamos nada que ver. La propensión al accidente existe para un determinado tipo de personas. Es una parada en nuestra vida, que debemos investigar. De esta nueva situación deberá surgir algo nuevo, una nueva orientación.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CANCER DE MAMA, SU RELACION HOLISTICA CON LAS EMOCIONES Y CREENCIAS

 

por  | Oct 28, 2018

 

Las mamas son la justa simbología de la maternidad. Cuando se presenta un conflicto interno entre las creencias y las emociones, entre ser mamá y ser mujer, ello te lleva a sentirte culpable por no cumplir a cabalidad como madre, porque no te sientes lo suficientemente merecedora de tener y cuidar de un bien tan preciado como es un hijo, entonces puede presentarse un cáncer de mama, como una forma de autocastigo.

Cuando nos juzgamos tan duramente, nos llenamos de rabia y de creencias negativas hacia nosotras mismas, nos sentimos fracasadas; esto tiene que ver con el cuarto chakra y con el derecho a amar y ser amado. Toda esta dinámica se puede presentar no sólo con los hijos, sino con aquellas personas a quienes adoptamos como tales: A la pareja, a los padres ancianos o enfermos, hermanos y cualquier familiar que se encuentre bajo nuestra protección. Yo los protejo, porque tengo mucho miedo a que si no lo hago se derrumbe la familia.

El cáncer de mama no es exclusivo de las mujeres, también los hombres pueden sufrirlo. ¿En cuáles circunstancias? Cuando, por ejemplo, como hombre me niego rotundamente a aceptar mi lado femenino (recordemos que somos yin y yang) esto se da también en las  famosas y aplaudidas “Mujeres 4 x 4” que terminan siendo mamá de sus padres o madres de sus maridos que no se les escapa nada y quieren controlarlo todo o si nací como hombre y me siento mujer, también cuando he tenido algún padre ausente, o los dos, quizás si he tenido que ser el padre o la madre sustituta para mis hermanos.

Una madre o un padre pueden manifestar un cáncer de mama, si sufren intensamente el síndrome del nido vacío, basado en nuestro sistema de creencias a los apegos afectivos, también si alguno de sus hijos se encuentra en peligro de muerte o muere o si la persona objeto de su protección se aleja.

 

Significado (derecho o izquierdo) en un diagnóstico de cáncer de mama

El lado derecho tiene que ver con la voluntad, lo racional y lo masculino. Si el cáncer de mama está localizado en este lado, tendrá que ver con mi responsabilidad como cabeza de familia, con lo que se espera de mí, con el apoyo y la contención que doy en mi hogar. Yo, he decidido (voluntariamente) asumir el papel masculino en mi vida familiar, así como también el miedo al rechazo de un miembro masculino importante en mi vida.

El lado izquierdo simboliza la intuición, lo afectivo y lo femenino. Si la mama afectada es ésta, ello tendrá que ver con la no expresión de mis emociones y sentimientos, el conflicto madre-mujer, la dependencia afectiva de cualquier miembro del clan familiar, incluyendo hijos o con mi negación femenina, así como basados en pérdidas emocionalmente importantes.

Debemos buscar el equilibrio en todo momento, de lo contrario, el cuerpo manifestará su inconformidad y se hará sentir con fuerza.

Por supuesto, que el trabajo sistémico no sustituye a un tratamiento médico, se complementan ambos.

Según el diccionario de las causas emocionales de las enfermedades (Le grand dictionnaire des malaises et des maladies de Jacques Martel) quiero compartirles textualmente lo que habla al respecto del cáncer de mama: “Estos conflictos interiores profundos me atormentan como mujer que busca el justo equilibrio. Se ha descubierto que este tipo de cáncer generalmente viene de un fuerte sentimiento de culpabilidad interior hacía uno mismo o hacía uno o varios de sus hijos: “¿Por qué ha nacido? ¿Qué hice para tenerlo? ¿Soy bastante buena madre o mujer para cuidar de él? Todas estas preguntas aumentan mi nivel de culpabilidad, llevándome a rechazarme y aumentando mi temor a que me rechacen los demás.

Debo recordarme que “el amor por mi hijo siempre está presente pero que mis pensamientos son muy poderosos y que debo vigilarlos”. Si me juzgo con demasiada severidad, toda mi ira y mi rechazo se amplificarán, y mis emociones estarán “expulsadas” al nivel de mis pechos, que se vuelven el símbolo de mi “fracaso”. Un cáncer del pecho quiere pues ayudarme a tomar consciencia de que vivo una situación de conflicto, tanto de cara a mí – mismo como a alguien más, que está vinculada a un elemento que forma parte de mi espacio vital, de mi “nido”.

Frecuentemente se tratará de mis hijos, mis “pajarillos”, o de alguien a quien considero como tal (por ejemplo, una madre enferma que siento desprotegida, como “un niño pequeño”). Puedo tener miedo de que mi “nido” (hogar) se derrumbe.

También puedo tener un gran miedo o un gran estrés con relación a la supervivencia de uno de mis hijos o de todos ellos. En un sentido más amplio, el “nido” puede agrupar a mi cónyuge, mi hogar, mis hermanos y hermanas, particularmente si viven bajo el mismo techo.

El lado izquierdo corresponde al campo afectivo y el derecho, al campo racional. El cáncer en el pecho izquierdo designa pues todas las dificultades afectivas y las emociones inhibidas en mí como mujer y más me vale aceptar ↓♥ la mujer y la madre en mí, y los sentimientos interiores que vivo con relación a cada uno de ambos papeles.

En el seno derecho, el cáncer indica la mujer responsable y lo que se espera de mí (lo que pretendo hacer con esta mujer “exterior”). Observen que esto se aplica también a los hombres, aunque el cáncer del pecho en los hombres sea más escaso.

Para mí, como mujer en el universo físico, el volumen y la forma de mis pechos pueden tener cierta importancia según las circunstancias. Todo está en la actitud, el amor y la aceptación de sí.”

Podría interesarte ver también: Entrevista a Yasmari Bello por Anna Vaccarella

Mi percepción sobre el cáncer de mama y las emociones reprimidas

Recibir un diagnóstico de cáncer de mama tengas la edad que tengas, de cualquier clase social, raza, ideología, religión, sexo o país, es sentir un choque de trenes de frente a máxima velocidad en tu cabeza, muchos no te entenderán porque válgame Dios es difícil estar en nuestros zapatos y es más fácil dar consejos que recibirlos, pero al final en mi caso el diagnóstico me dio un giro de 180° para bien, cambié mis pensamientos de por qué a mí? empecé a pensar para qué? después de largos 16 meses (repletos de emociones y mastectomía parcial, quimioterapias, radioterapias, hormonoterapia, menopausia y múltiples efectos secundarios) ha sido una gran experiencia que me bofeteó en la cara para despertar, para desaprender y volver a aprender, hacer ejercicio físico, yoga, alimentarme de forma consciente tanto en comidas para el cuerpo como para el alma, amar mi vida, vivir con pasión en el momento presente y encontrar mi misión de enseñar e inspirar.

 

¡También dejé de pensar en lo que a su juicio algunas persones dictaminen que es lo correcto para mí, para ser la protagonista de mi historia como tú lo eres de la tuya!

 

Al final creo que todo lo que nos pasa es porque lo hemos creado de una forma u otra, aprendí a través de la adversidad a encontrar inmensas oportunidades y así llevar aprendizajes de vida a muchas personas, empoderando mujeres, viviendo un día a la vez, con una fe inquebrantable y siempre con una sonrisa para regalar, he tenido muchas bendiciones de muchas personas y decidí dejar de luchar porque esa palabra requiere de mucho esfuerzo, ahora solo fluyo, agradezco cada aliento y vivo cada día como si fuese el último, sonriendo y enviando abrazos de luz por doquier.

 

Como lo he dicho en muchas conferencias el cáncer vino a recordarme y a enseñarme porque le estaba diciendo “No a la vida” porque reconozco que había dejado de amarme, de cuidarme a causa del estrés, de guardar resentimientos, rencor y emociones para evitar herir a los demás.

Comprométete a ti misma que me lees a tener al menos 5 minutos de felicidad diarios para apoyar a tu sistema inmune.

Nadie dice que el miedo se vaya, pero una de las emociones que nos afecta a todos los sobrevivientes es el miedo, el cual debemos abrazar y entender, no ir contra corriente, así como sentimos amor también el miedo, pero debemos retomar nuestra energía y poder interior para apoyar a nuestro sistema inmunológico y alejar los bloqueos que nos afectan.

Existe una frase que todos o la mayoría de las pacientes dice cuando llega el “despertar” y es “me cambió la vida”, lo que pienso y he leído es que justamente es lo que atrajimos para “cambiar, entonces si necesitas estar motivada para vivir, sólo necesitas buenos motivos para hacerlo.

Parte de este artículo es una colaboración muy especial de Carolina Martínez, Consteladora Familiar, Grafóloga y Numeróloga de Almas en Resonancia @almasenresonancia y mi opinión personal.

Te quiero contar unas verdades acerca de Mitos y Realidades del Cáncer de Mama que según mi experiencia he podido analizar e investigar a lo largo de varios años durante y después de mi tratamiento.

Otras fuentes: Diccionario de las causas emocionales de las enfermedades (Le grand dictionnaire des malaises et des maladies de Jacques Martel

 

Fuente:  https://yasmaribello.com/cancer-de-mama-su-relacion-holistica-con-las-emociones-y-creencias/

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario