DIAGRAMA DE LA PIEL DE LA NUEVA MEDICINA GERMANICA

 

LA PIEL

 

 

 TRES  CAPAS CONSTITUYEN LA PIEL:

LA DERMIS, EL TEJIDO ADIPOSO Y LA  EPIDERMIS.

  • Un síntoma en la dermis  es “conflicto de mancha, suciedad, ataque a la propia integridad, de sentirse o estar desfigurado. Vg: tras amputación de la mama. Mancillamiento en sentido real o figurado. Vg: “¡eres un cerdo!” o “¡eres una mierda!”, “asqueroso”.
  • Un sintoma en el tejido conjuntivo es  “Ligero conflicto de desvalorización de sí mismo. La localización en tejido conjuntivo corresponde a la ubicación del tipo de conflicto”.
  •  Un síntoma en  la epidermis  es “conflicto de separación” el cual experimenta una persona como si “mi hijo, mi padre, mi amigo o mi pareja fuera separado o arrancado de mi piel”.  Impacta sin excepción en la llamada corteza sensorial, que es la parte del cerebro que se desarrolló durante el curso de la evolución al mismo tiempo que surgieron la organización de manadas, rebaños, y familias, y la habilidad de expresar el lazo social y emocional a través del contacto de la piel.

Esto nos lleva a la pregunta de por qué una enfermedad de la piel aparece en cierta área del cuerpo. Todavía más, el Dr. Hamer descubrió otra regla biológica: Encontró que si una persona diestra sufre un conflicto de separación respecto a un hijo/a ó su madre, el lado izquierdo se verá afectado; si el conflicto es respecto a una pareja (todos excepto nuestra madre o nuestros hijos/as), el lado derecho responderá. En las personas zurdas, esto ocurre al revés. Desde luego, éste programa biológico innato también puede llevarse a cabo exclusivamente en el lado donde la separación fue experimentada de manera subjetiva, por ejemplo, en la mejilla, en la cintura, ó en cualquier área en donde hayamos sentido que el ser querido fue “arrancado”.

Otra respuesta natural significativa a la pérdida de contacto físico es una disfunción de la memoria a corto plazo. Conocemos éste fenómeno por otros mamíferos, por ejemplo, los gatos, cuando al devolverle a una madre a sus crías que fueron separados de ella, ésta no las reconoce. Nosotros los humanos, que hemos estado compartiendo el ambiente con los mamíferos por millones de años, respondemos exactamente de la misma forma. El “olvido” durante el estado de estrés debido a la separación, es también biológicamente significativo ya que ayuda al organismo a manejar el estrés emocional a nivel mental. Cuando nuestros niños tienen éste “desorden”, se le llama Síndrome de Déficit de Atención (SDA), cuando nuestros “miembros mayores del rebaño” comienzan a perder su memoria se le llama enfermedad de Alzheimer.

por Dra. Caroline Markolin,Extraído de: http://www.LearningGNM.com. La información de este artículo no reemplazar el consejo médico profesional.

 

DIAGRAMA DE “LA PIEL” NMG

Anuncios

Acerca de Asociación Emoción y Salud

Somos una Asociación sin ánimo de lucro que busca el aprendizaje y divulgación de los diversos métodos existentes relacionados con la integración emocional y su relación con la salud.
Esta entrada fue publicada en NUEVA MEDICINA GERMANICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s