EL CAMPO MAGNETICO DEL CORAZON

Mucho más que una simple bomba, como alguna vez se creyó, el corazón es reconocido actualmente por los científicos como un sistema altamente complejo, con su propio y funcional “cerebro”. Investigaciones en el nuevo campo de la Neurocardiología muestran que el corazón es un órgano sensorial y un sofisticado centro para recibir y procesar información.

El sistema nervioso dentro del corazón (o el “cerebro del corazón”) lo habilita para aprender, recordar y para tomar decisiones funcionales independientemente de la corteza cerebral.

Por otra parte, numerosos experimentos han demostrado que las señales que el corazón envía constantemente al cerebro influyen en las funciones que involucran a los procesos de percepción, de conocimiento y  los emocionales.

Además de la extensa red de comunicación nerviosa que conecta al corazón con el cerebro y con el resto del cuerpo, el corazón también transmite información al cerebro y al cuerpo a través de campos electromagnéticos.

 

El corazón genera el más poderoso y más extenso campo rítmico electromagnético del cuerpo. Comparado con el producido por el cerebro, el componente eléctrico del campo del corazón es algo así como 60 veces más grande en amplitud y penetra en cada célula del cuerpo. El componente magnético es aproximadamente 5000 veces más fuerte que el campo magnético del cerebro y puede ser detectado, a varios metros de distancia del cuerpo, con magnetómetros sensibles.

El corazón genera series continuas de pulsos electromagnéticos en los cuales el intervalo de tiempo entre cada latido varia de forma dinámica y compleja.

El siempre presente campo rítmico del corazón tiene una influencia poderosa en los procesos a lo largo del cuerpo. Hemos demostrado, por ejemplo, que los ritmos del cerebro se sincronizan naturalmente con la actividad rítmica del corazón y además, que durante la manifestación sostenida de sentimientos como el amor, la presión de la sangre y el ritmo respiratorio, entre otros sistemas oscilatorios, se conjuntan con el ritmo cardiaco.

Proponemos que el campo electromagnético del corazón actúa como una onda portadora de información que provee una señal global que  se sincroniza con todo el cuerpo.

Específicamente, creemos que las ondas pulsantes de energía se irradian desde nuestro corazón  e interactúan con los órganos y otras estructuras corporales.

Estas ondas pulsantes codifican o graban las características y las actividades dinámicas de estas estructuras en patrones de formas de ondas de energía que se distribuyen a lo largo del cuerpo. De esta manera, la información codificada actúa para in-formar, literalmente, le informan y le dan forma a la actividad de todas las funciones corporales para coordinar y sincronizar los procesos en el cuerpo como un todo.
Desde esta perspectiva  necesitamos  tener un concepto energético de información, en el cual los patrones de organización están inmersos dentro de las ondas de energía de actividad sistemática distribuidas a través del sistema como un todo.

Investigaciones realizadas en el Instituto Heart Math muestran que la información perteneciente al estado emocional de una persona, también es comunicada vía el campo electromagnético del corazón. Los patrones rítmicos de los latidos del corazón cambian significantemente mientras experimentamos diferentes emociones:

Emociones negativas, como la ira o la frustración, están asociadas con un errático, desordenado e incoherente patrón en el ritmo cardiaco.

En contraste, emociones positivas como el amor o la gratitud, están asociadas con un suave, ordenado y coherente patrón en la actividad del ritmo cardiaco.

A su vez, estos cambios en el patrón del ritmo cardiaco crean los cambios correspondientes en la estructura del campo electromagnético irradiado por el corazón, que puede ser medido mediante una técnica llamada análisis espectral.

Más específicamente, hemos demostrado que las emociones positivas sostenidas, parecen hacer surgir un modo distinto de funcionamiento, al cual llamamos coherencia psicofisiológica.

Durante este modo distinto de funcionamiento (coherencia psicofisiológica), el ritmo cardiaco exhibe un patrón de onda de forma casi sinusoide y el campo electromagnético del corazón se vuelve mucho más organizado.
· A un nivel fisiológico, este modo distinto de funcionamiento se caracteriza por una incrementada eficiencia y armonía en la actividad e interacción de todos los sistemas del cuerpo.
· Psicológicamente este modo distinto de funcionamiento (la coherencia psicofisiológica) está asociado a una notable reducción en el diálogo mental interno, reducción de las percepciones del estrés, incrementado balance emocional y una mejorada claridad mental, discernimiento intuitivo y rendimiento cognoscitivo.
En suma, nuestra investigación sugiere que la coherencia psicofisiológica es importante en el mejoramiento de la conciencia,  tanto para la conciencia sensorial del cuerpo requerida para ejecutar y coordinar funciones fisiológicas y también para optimizar la estabilidad emocional, la función mental y los actos intencionales. Más aún, existe evidencia experimental de que la coherencia psicofisiológica, puede incrementar nuestra conciencia  y sensibilidad hacia quienes están a nuestro alrededor. El Instituto Heart Math ha creado técnicas y herramientas prácticas que cualquier gente puede usar para incrementar la coherencia psicofisiológica.


Interacción entre los individuos por medio del campo cardiaco.

La mayoría de la gente piensa en la comunicación social únicamente en términos de señales manifiestas expresadas a través del lenguaje, la voz, gestos, expresiones faciales y movimientos corporales. Sin embargo, ahora existe evidencia de que un sutil pero influyente sistema electromagnético o sistema de comunicación “energético” opera justo bajo nuestra conciencia.

Las interacciones energéticas probablemente contribuyen a la atracción o repulsión “magnética” entre individuos, pero también afectan los intercambios sociales y las relaciones.

Es más, pareciera que el campo electromagnético del corazón juega un papel importante en el hecho de comunicar información fisiológica, psicológica, emocional y social entre los  individuos.

Experimentos llevados a cabo en el Instituto Heart Math, han encontrado evidencia notable de que el campo electromagnético del corazón puede transmitir información a la gente. Hemos sido capaces de medir el intercambio de energía cardiaca entre individuos separados hasta por metro y medio de distancia.

También hemos encontrado que las ondas cerebrales de una persona pueden sincronizarse con el corazón de otra. Es más, cuando un individuo está generando un ritmo cardiaco coherente, es más probable que ocurra la sincronización entre las ondas cerebrales de esa persona y los latidos del corazón de otro.

Estos intrigantes descubrimientos, sugieren que aquellos individuos en un estado de coherencia psicofisiológica se vuelven más conscientes de la información codificada en los campos de los corazones de los que están a su alrededor.

El resultado de estos experimentos nos ha llevado a deducir que el sistema nervioso actúa como una “antena”, que está sintonizada y responde a los campos electromagnéticos producidos por los corazones de otros individuos.

Creemos que esta capacidad de intercambiar información es una habilidad innata que intensifica la conciencia y mediatiza importantes aspectos de verdadera empatía y sensibilidad hacia otros.

Además, hemos observado que esta habilidad de comunicación energética puede ser mejorada intencionalmente, produciendo un nivel mucho más profundo de comunicación no verbal, entendimiento y conexión entre la gente.

Incluso existe evidencia impactante de que la interacción entre los campos del corazón puede ocurrir entre personas y animales.

La comunicación energética a través del campo del corazón facilita el desarrollo de una expansión de nuestra conciencia en relación con nuestro mundo social.

El campo del corazón y la intuición.

Existen también nuevos datos que sugieren que el campo electromagnético del corazón está directamente relacionado con la percepción intuitiva, a través de un acoplamiento con un campo energético de información que trasciende los límites del espacio y del tiempo.

Utilizando un riguroso diseño experimental, hemos encontrado una fuerte evidencia de que, tanto el corazón como el cerebro,  reciben y responden a información sobre un futuro evento antes de que éste suceda.

Incluso más sorprendente fue nuestro hallazgo de que el corazón parece recibir esta información “intuitiva” antes que el cerebro. Esto sugiere que el campo del corazón se puede asociar a un campo energético más sutil que contiene información sobre objetos y eventos remotos en el espacio tiempo del futuro. Llamado “dominio espectral” por Kart Pribam y otros, esto sería una energía potencial que envuelve al espacio y al tiempo que sería la base para nuestra conciencia y comprensión de “el todo.”

Gegg Braden

 

http://stopsecrets.ning.com/profiles/blogs/el-campo-electromagn-tico-del-coraz-n%20

 

 

El campo magnético de la ionósfera de la Tierra y el Sistema de Monitoreo de la ICM

 

Sobre el Sistema de Monitoreo de Coherencia Mundial

La iniciativa de Coherencia Mundial es un proyecto de investigación en colaboración con el Instituto HeartMath, la Dra. Elizabeth Rauscher y otros ingenieros y científicos de diseño, desarrollo y mantenimiento del Sistema de Monitoreo de Coherencia Mundial (SMCM). El SMCM medirá directamente las fluctuaciones en los campos magnéticos generados por la Tierra en la ionosfera.

La Dra. Rauscher, astrofísica y científica nuclear de renombre, ha trabajado en instituciones tales como el Laboratorio Nacional de Berkeley y en el Laboratorio Lawrence Livermore y es consultada regularmente por la NASA y la Marina Estadounidense.

Comenzó en los inicios de los 80, ella y su esposo, el Dr. William Van Bise, desarrollaron un detector de campo magnético sensitivo para monitorear el campo geomagnético y las pulsaciones y resonancias asociadas a las excitaciones ionosféricas.

Su investigación ha llegado a algunas conclusiones importantes. Por ejemplo, durante las dos o tres semanas previas a sismos o erupciones volcánicas, el campo magnético de la tierra cambia, lo que supone que una multiestación de Sistemas de Monitoreo podría pronosticar los sismos y las erupciones volcánicas. No sólo los Dres. Rauscher y Van Bise predijeron la cataclísmica erupción del Monte Santa Helena en Washington, sino que año y medio después de la erupción, pronosticaron el 84 por ciento de la actividad sísmica en un área de 100 millas cuadradas efectuadas por un solo detector. Esta sola conclusión justificaría el desarrollo de un sistema de observación mundial, pero existen razones aún más importantes para hacerlo.

La comunidad científica está recién comenzando a apreciar la forma en que los sistemas vivos y la ionosfera interactúan. Por ejemplo, la tierra y la ionosfera generan una sinfonía que va desde el 0.01 hertz hasta 300 hertz, y algunas de las mayores resonancias que ocurren en los campos de la Tierra se encuentran en el mismo rango de frecuencia que el corazón y el cerebro humanos. Aunque los investigadores han mirado algunas de las posibles interacciones entre los campos de la Tierra y los comportamientos del ser humano, los animales y las plantas, los científicos sólo han rozado la superficie de lo que puede lograrse con algo tan sofisticado como el Sistema de Monitoreo de Coherencia Mundial.

Varias conclusiones importantes ya han aparecido. Por ejemplo, los cambios en el campo magnético de la tierra están relacionado con los cambios en el cerebro y la actividad del sistema nervioso; el rendimiento en los deportes, la memoria y otras tareas; la sensibilidad en un amplio rango de experimentos de percepción extrasensorial; síntesis de nutrientes en plantas y algas; la cantidad de las infracciones de tránsito y los accidentes registrados; la mortalidad por causa de ataques cardíacos y cardiovasculares; el índice de depresión y suicidio. Es interesante notar que los cambios en las condiciones geomagnéticas afectan los ritmos del corazón más enérgicamente que todas las funciones fisiológicas estudiadas hasta ahora.

También existen pruebas de que en algunos casos las ondas cerebrales de las personas pueden sincronizarse con el ritmo de las ondas electromagnéticas generadas en la ionosfera de la Tierra. Cuando las personas dicen que “presienten” un seismo inminente u otros eventos planetarios, cuando el clima cambia, es posible que puedan estar reaccionando frente a señales físicas reales que ocurren dentro del campo de la Tierra previo al evento.

Mientras no sea fácil concebir que las formas de vida están arraigadas a los campos magnéticos de la Tierra, y que éstos podrían ser afectados por las modulaciones de estos campos, sería aventurado sugerir que los campos de la Tierra pueden ser influenciados o ajustados por las emociones humanas. Sin embargo, investigadores de ICM teorizan que cuando grandes cantidades de seres humanos responden a un evento mundial con un sentimiento emotivo común, la reacción colectiva puede afectar el campo de la actividad en la tierra. En situaciones en las que el evento provoca reacciones negativas, éstas podrían considerarse como una ola de tensión planetaria, por el contrario, en los casos donde se genera una sensación positiva, se crearía una ola de coherencia mundial . Esta perspectiva es respaldada por la investigación del Instituto de HeartMath, que ha demostrado que las emociones no sólo crean coherencia o incoherencia en nuestros cuerpos sino que la irradian también hacia el exterior, de la misma manera que las ondas de radio, y son detectadas por los sistemas nerviosos de todos en nuestro ambiente.

Está ahora claro que nuestros sistemas nerviosos detectan estas ondas electromagnéticas generadas por otros en nuestro ambiente, pero también hay pruebas de un efecto mundial cuando muchas personas crean olas emisoras similares. Por ejemplo, una investigación dirigida por Roger Nelson y su equipo en la Universidad de Princeton para el proyecto de Consciencia Mundial utilizó una red global de generadores numéricos aleatorios. Sus conclusiones han proporcionado convincente evidencia de que la consciencia humana y las emociones crean o interactúan con el campo global el que a su vez afecta la aleatoriedad de estos dispositivos electrónicos. El cambio más grande detectado en los generadores numéricos aleatorios ocurrió durante los ataques terroristas al World Trade Center el 11 de septiembre de 2001. Aún más intrigante es el hecho de que los generadores numéricos aleatorios fueron afectados significativamente aproximadamente cuatro a cinco horas antes del ataque, indicando la intuición de la colectividad mundial sobre el evento inminente (ver gráfica 1).

EVIDENCIA DE INTUICION COLECTIVA (DATA RNG DE SITIOS GCP
EN EL MUNDO) SOBRE LOS ATAQUES TERRORISTAS DEL 11/09/2001
(Nelson, 2002)

grafica1.jpg

Gráfica 1

El Sistema de Monitoreo de Coherencia Mundial medirá directamente el campo magnético del planeta, el que postulamos debería ser mucho más sensible para los efectos de las interacciones humanas colectivas basadas en emociones que pueden ser detectadas con otros tipos de detectores. Por ejemplo, dos satélites meteorológicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) QUE monitorean el campo geomagnético de la Tierra, también exhibieron una punta importante a la época del ataque del 11 de septiembre y durante varios días más tarde, demostrando que la ola de tensión causada por la emoción humana posiblemente creó las modulaciones en el campo de geomagnético (Ver Gráfica 2).

Satélites Ambientales Operados Geosincrónicamente

Mediciones del Campo Geomagnético de la Tierra

grafica2.jpg

Gráfica 2

El Sistema de Monitoreo de Coherencia Mundial establecerá una red mundial de estaciones de sensibilidad para medir las fluctuaciones de los campos geomagnéticos de la tierra para los siguientes propósitos:

•  Verificar la intensidad del sismo, erupciones volcánicas y otros eventos energéticos planetarios reflejados y pronosticados por patrones específicos de actividad en la dinámica del campo magnético de la tierra.

•  Examinar el grado existente entre la resonancia energética del campo magnético de la tierra y los ritmos de actividad cardíaca del corazón y el cerebro.

•  Examinar la influencia en los campos de la Tierra en patrones de comportamiento colectivo humano.

•  Examinar el grado de correlación de la resonancia emocional humana colectiva en respuesta a eventos masivos de trascendencia emocional común, reflejada en la actividad del campo magnético de la Tierra.

INTRODUCCIÓN A LA TÉCNICA DE COHERENCIA

1.  Respira y relájate según tu elección.

2. Escoge algo que aprecias (persona, mascota, naturaleza, etcétera), e Irrádiales sentimientos de agradecimiento durante aproximadamente 2 minutos.

Esto ayuda a abrir el corazón más e incrementa su eficacia cuando empiezas a enviar cuidado al planeta o a una situación necesitada.

3. Ahora evoca sentimientos genuinos de compasión y cuidado por el planeta.

4. Respira los sentimientos de compasión y cuidado saliendo de tu corazón.

Para ayudar con el enfoque, algunas personas imaginan la compasión y el cuidado fluyendo hacia fuera de la misma manera que la marea fluye hacia la playa. Algunos imaginan irradiando su compasión como un rayo de luz. Otros simplemente lo irradian con el ritmo de su respiración. No existen reglas difíciles ni rápidas sobre cómo debes hacer esto. Las personas son diferentes por lo que debes buscar lo que se adapte a ti.

5. Irradia sentimientos genuinos de compasión y cuidado para el planeta o para un área específica de necesidad inmediata.

6. Visualízate junto a otros cuidadores, participando en este proceso de sanación y facilitación de la paz.

(Si tienes un emWave, úsalo mientras practicas esta Técnica de Coherencia)

” Sepa que la compasión por otros nunca es un desperdicio.
Es sólo que tiene su propio tiempo y mayor discernimiento respecto a cómo se desarrolla.”

-Dr. Childre

¿Durante cuánto tiempo debes realizar esta técnica?

Esa decisión debes tomarla tú. La mayoría de las personas dedican al menos 5 minutos al día para ayudar a construir su coherencia personal. Cuando las personas comprenden de manera progresiva los beneficios totales de la coherencia para el emisor y el receptor, a menudo aumentan el periodo de tiempo. A veces querrás pasar más tiempo y otras menos, sobre la base de cómo te sientes y las actividades que tienes.

“La paciencia alivia el tiempo de espera que requieren las manifestaciones
de los deseos del corazón y las buenas intenciones.”

-Dr. Childre

www.glcoherence.org

Traducción y edición:
Equipo de voluntarios de www.mind-surf.net

http://www.mind-surf.net/meditaciones.htm

Gregg Braden fisico cientifico y metafisico nos habla ampliamente de este intento de demostrar que estamos todos unidos y podemos afectar emocionalmente el estado del mundo. El Proyecto de COHERENCIA GLOBAL, midiendo el pulso de la Ionosfera y en contacto con el proyecto de Conciencia Global de la Universidad de Princeton del que se hablo en el primer programa de esta serie de la fundación es en la Tierra o es en el SOl el cambio Climatico?… La fundación Soliris forma parte de estos dos proyectos que demuestran que la Tierra es un ser vivo y que nosotros estamos conectados con ella.  La Iniciativa de COHERENCIA GLOBAL es una experimento cientifico que nos muestra que estamos unidos a traves del campo magnético de la Tierra y que interferencias en este campo afectan al ritmo cardiaco, al sistema nervioso, a nuestro organismo y a nuestras emociones. De la misma manera siendo conscientes de esto podemos unir nuestra intención y afectar a la Ionosfera para calmar a gran numero de personas ya que esto ayuda a realizar tareas con mas eficiencia y claridad. Tambien se va a intentar predecir terremotos, erupciones volcanicas y Tsunamis antes de que sucedan, y no solo avisar a las personas que posiblemente sean afectadas, sino tambien unir nuestros corazones en coherencia y calmar el animo trasmitiendo paz y amor colectivamente. Se pide la participación de meditaciones sincronizadas tanto individuales como colectivas para demostrar que nuestra intención tiene un efecto en la Ionosfera y en el estado general de la atmosfera terrestre. Para unirse y participar en este experimento global entrar en http://www.glcoherence.org Mas videos en http://www.fundacion-soliris.eu/worldtv.htm.

Anuncios

Acerca de Asociación Emoción y Salud

Somos una Asociación sin ánimo de lucro que busca el aprendizaje y divulgación de los diversos métodos existentes relacionados con la integración emocional y su relación con la salud.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL CAMPO MAGNETICO DEL CORAZON

  1. María Angélica dijo:

    Excelente información, muchas gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s