TIPOS DE PROYECTO SENTIDO

 

TIPOS DE PROYECTO SENTIDO

 

Para trabajar, el proyecto sentido, vamos a ver que le ocurre a la madre, desde el momento de la concepción, sus problemáticas, sus emociones, porque el bebé va a grabar en su inconsciente, todo lo que la mamá vive emocionalmente, hasta la edad de los tres años  (durante este periodo de tiempo también hay que tener en cuenta los deseo que el padre proyecta sobre el niño).

El acto biológico (sexual),  no es suficiente para explicar una concepción. Hay mujeres que quieren tener hijos y no quedan embarazadas y otras que no quieren y se quedan embarazadas, existe algo mas fuerte que el deseo consciente. El hijo es la solución inconsciente a los problemas, deseos y conflictos de los padres. El deseo con el cual somos concebidos va a determinar de una forma profunda nuestro carácter e incluso nuestra profesión y nos podemos encontrar viviendo una vida que no es nuestra.Una enfermedad, una creencia, un comportamiento o una proyección que estemos viviendo en el momento presente y que nos condiciona la vida, puede tener su origen en esta etapa.

Salomon Sellam explica muy bien el funcionamiento del proyecto sentido, cuando explica:

Mi madre habla español, yo hablo español.

Mi madre habla éxito social, yo hablo éxito social.

Mi madre habla dolor mental enorme, yo hablo psiquiatría.

Hay seis categorías clínicas de proyecto sentido ( P:S )

El P.S Explicito.

Es algo claro, Mi padre es notario, estaba claro en la cabeza de mi padre que quería un sucesor, porque el mismo era sucesor de su padre, esto es un proyecto sentido explicito.

Mi padre habla notario, yo hablo notario.

Ejemplo: Un niño de 13 años con problemas osteoarticulares. Los dos padres son gimnastas entrenadores de equipos de alto rendimiento, ninguno de los dos logró entrar en el equipo nacional de su especialidad, solo seleccionaban a los tres primeros y ellos siempre quedaban en 4º o 5º posición, tienen un niño y ¿que piensan?, quieren hacer de su hijo un deportista de élite, el niño con 13 años es campeón nacional de gimnasia deportiva, pero sucede que hasta esa edad esta todavía influenciado por los deseos y expectativas de los padres, con trece años a la vez que sucede el cambio hormonal el niño se desvincula de esas expectativas, se “sale del camino” y empieza a tener problemas osteoarticulares, porque se va a desviar del camino que han dibujado para el, empieza con tendinítis, dolores de espalda…  para dejar de practicar la gimnasia, pero también podría suceder un accidente de moto, con consecuencias mucho mas graves.

Lo primero es preguntarnos, ¿que es lo que habían programado mis padres para mi?. Y las soluciones son dos, o lo dejo todo y cambio, o continuo haciendo lo que hago, pero lo hago a plena conciencia, porque de esta manera ya lo hacemos para nosotros mismos y no para la familia, entonces tenemos éxito. Cuando no ganamos dinero con nuestra profesión, estamos reparando para la familia. Cuando reparamos a plena conciencia disminuye el estrés inconsciente y se hace mejor el trabajo.

El P.S es,   “mientras obedezco, siento el reconocimiento de la familia, pero si me desvío, la familia me va a rechazar” y empiezan a aparecer los conflictos particulares que nos pueden llevar a una enfermedad o un accidente.

Aquí podemos englobar también los conflictos de inexistencia.

Por ser niña cuando esperaban un niño, o viceversa, en estos casos se dan muchos zurdos biológicos.

Por ser una figura protectora dentro de la familia, con la misión encargada por el clan familiar de proteger y cuidar.

Por ser yaciente, es decir que, nuestra fecha de nacimiento o concepción coinciden con la de algún miembro de la familia fallecido, que no hemos conocido, alguien que murió antes que naciéramos. Uno de estos motivos es suficiente para tener un  P.S de inexistencia, de no ser esperado.

Mamá habla, no debías haber nacido, yo hablo no tengo derecho a vivir.

Se trata de tomar plena conciencia del P.S,  para que suceda una aceptación consciente de nuestras tendencias y comportamientos y no una fidelidad familiar inconsciente.

El  P.S natural.

Es el guión predominante con el que podemos resumir todo el periodo, una forma de medir las emociones predominantes que solo pueden ser de dos tipos, agradables o desagradables.

Imaginaros una mujer embarazada y todas las personas a su alrededor están contentas, el futuro padre, los abuelos, la propia madre, todos contentos, hay jubilo, amor… este es el lado positivo. Y en el lado negativo por ejemplo un embarazo no deseado donde hay angustia, malestar depresión…

Ejemplo: una mujer queda embarazada poco después de la muerte de su padre, siente tristeza, angustia depresión, y el bebe va a ser marcado por estas emociones, porque cuando estamos angustiados aumentan las hormonas del estrés  y estos elementos van a impregnar al feto, así que, un segundo trabajo que podemos realizar es averiguar el estado emocional de nuestra madre durante el embarazo. Si la mujer esta en pleno duelo, el bebe nacerá con muchas moléculas de tristeza.

Mi madre habla duelo bloqueado y tristeza,  yo hablo duelo bloqueado en la tristeza, durante toda mi vida.

La diferencia de una depresión de P.S  y una conflictual es, que la depresión existe desde siempre, se nace triste, se  esta triste desde siempre, es un fondo de tristeza, son personas que parece que les falta energía o que no consiguen comprometerse en proyectos, es una tristeza que no nos pertenece. En la depresión conflictual la vida va bien,  sucede algo y la persona entra en depresión, hay un antes y un después.

Otro ejemplo: Durante mi embarazo mis padres se peleaban todo el tiempo, había mucho ruido. Esta persona ha sido asmática desde que nació, porque uno de los conflictos del asma, son las peleas familiares, esta persona a los 12 años sufría un asma tan intenso, que la llevan a un hospital en la montaña y mejora, pero no es la montaña, es estar fuera del clima de peleas de su familia, cuando la niña vuelve a casa, vuelve a sufrir asma.

Mis padres hablan peleas, yo hablo asma.

 El P.S de urgencia

Sucede un drama que va a impregnar nuestra existencia. Hay un acontecimiento que va a afectar al P. S natural de esa persona, que en algunas ocasiones queda relegado a un segundo plano. Un caso es el niño que nace y le damos el nombre de un familiar que acaba de morir mientras el niño se estaban gestando, cada vez que vemos al niño, representa ese muerto, representa el duelo de la familia.

Un paciente que es medico pero no le gusta su profesión, mientras estaba en el vientre de su madre, su padre enfermó y pensaban que se iba a morir, su proyecto sentido cambia, y repara siendo medico. Cuando hacemos una profesión que no nos gusta probablemente estamos reparando. Cuando reparamos hay dos posibilidades o se hace con pasión, es una sublimación, o no nos gusta nada y uno de los signos es que, trabajamos mucho y no nos ganamos bien la vida. Lo principal no es que estemos reparando o no, es sentirnos bien en la profesión, en plena conciencia.

Una información de P.S , puede estar bloqueada desde el momento que se estableció, si es positiva no pasa nada, pero si no lo es, nos hace repetir una y otra vez de manera automática los mismos patrones. Aceptando esa información, nos convertimos en mas adultos, vivimos en plena conciencia el momento presente, el malestar proviene de negar algo de nuestro pasado.

P.S y el parto.

Dime como has nacido y te diré quien eres. Según se desarrolla el parto podemos definir unos patrones de conducta, vemos los ejemplos más comunes.

Parto bloqueado. Un caso bastante común, el embarazo va muy bien, se inicia el trabajo de parto normal, pero se alarga demasiado, el parto se bloquea hay sufrimiento fetal y se practica una cesárea de urgencia. Son personas que desarrollan bien sus proyectos pero siempre encuentran dificultades para concluirlos. Siempre ocurre algo que les impide concluir con éxito lo que emprenden. La frase clave es si concluyo me muero, porque si el parto hubiera continuado se hubiese muerto.

Partos muy rápidos sin tiempo de llegar al hospital, nacer rápidamente, me salvo la vida, así que para mi, ser rápido es una buena solución, son personas que lo hacen todo muy rápido, que tienen muchas ideas y llevado al extremo pueden presentar patologías de tiroides, hipertiroidismo.

Partos muy lentos son personas que no tienen ninguna prisa, lo hacen todo con lentitud el nacer despacito me salvo la vida, son personas perezosas, en algunos casos con sobrepeso y pueden dar patologías de hipotiroidismo.

Parto tardío, concluye el tiempo de gestación y la mujer no se pone de parto, no se puede continuar mas tiempo con el bebé dentro, existe sensación de fracaso, por no tener contracciones, por no poder desarrollar un parto natural, miedo… El resentir inconsciente de la madre es querer quedarse con el bebé, “no estoy preparada para separarme de mi hijo” pueden existir casos en la familia de muertes de niños al nacer e inconscientemente para la madre es “si naces te mueres”. En la vida muchas personas nacidas de esta manera, pueden tener un ritmo lento, ser perezosos, se sienten indefensos, piensan que no pueden conseguir lo que desean, sienten que hacen esperar a los demás, que pueden lastimar, que la vida es dura y difícil.

Parto inducido Generalmente en la vida las personas que han nacido de esta forma tienen dificultades para iniciar proyectos y con el tiempo en general. Con frecuencia piensan que los demás tienen que hacer las cosas por ellos, se sienten indefensos y esperan que alguien los ayude. No eligen sus relaciones, generalmente son elegidos, son apáticos en las relaciones. Tienen que ser impulsados, sienten que los demás ponen las reglas y se sienten atrapados en sus relaciones, les cuesta salir de la cama.

Nacer con forceps, en el uso de forceps y ventosas, el bebé vive una intervención dolorosa de un tercero, en una situación de peligro por sus supervivencia, “es gracias al forceps que sigue vivo”esto puede ocasionar conflictos en momentos clave de su vida, como cuando tiene que “nacer a algo nuevo”, dificultad de pasar a otra cosa sin ayuda exterior, no les gusta que los controlen, temen el dolor, sienten que no son lo suficientemente buenos, que no importa cuanto hagan, nunca es suficiente, temen el contacto físico, sienten que cabeza y corazón están separados, pueden sufrir falta de voluntad crónica. simbólicamente los forceps son, “toma de cabeza”, se arrastra la cabeza fetal,  suelen ser personas muy intelectuales, que tienen necesidad de entenderlo todo, “mi cabeza es solida”

Nacer por cesárea, Cuando existen problemas de salud, riesgo para la madre o el bebé, embarazos gemelares o múltiples, se recomienda en muchos casos programar una cesárea. Hay una preocupación real o simbólica de la madre o del ginecólogo, la madre siente miedo de dar a luz por si misma o puede ver el ginecólogo que existe un riesgo para el futuro bebé. Pueden ser niños con dificultades para hacer sus tareas solos, muy dependientes de los padres, les cuestan mucho los cambios de curso, de ciclo, de colegio, de amigos… De adultos pueden ser personas con dificultades para concretar proyectos por si mismas, hay una impronta de estrés, peligro, miedo en el momento de nacer, que se puede revivir cuando tenga que dar a luz, materializar ideas o proyectos, en algunos casos baja autoestima, necesitan que alguien les ayude a sobrevivir o que alguien decida por ellos.

P.S inconsciente.

Parece que no hay P.S todo es normal. Pero todas las memorias ancestrales del clan se focalizaran en ese bebe, por ejemplo en el niño de sustitución, cuando nacemos después de uno o varios hermanos que han muerto o el síndrome del yaciente, que proviene de un familiar o antepasado fallecido antes de nuestra concepción. La clave de estas personas es, sin emoción, o se busca sentir, se buscan emociones o se bloquean las emociones, si no siento soy fiel al programa, si las busco, reparo. Pueden ser personas, con atracción por la ropa oscura, con necesidad de dormir mucho, hacer siestas muy largas de las que se despiertan cansados, les molesta la luz intensa, los ruidos fuertes, el frío intenso, pueden ser frioleros, a menudo su mirada es triste cuando están solos, suelen tener un fondo de tristeza y tendencia a la depresión. Pueden presentar patologías como parálisis, apneas de sueño, bruxismo, parásitos intestinales, diabetes, sobrepeso, niños hiperactivos…

P.S implícito, el secreto de los padres.

Cuando un hijo es concebido, los secretos de los padres pueden pasar al hijo, (si imaginamos un secreto como una energía). Esto puede dar lugar a alteraciones del comportamiento, enfermedades y trastornos psicológicos.

Varios ejemplos reales:

Una chica de 15 años con una artrosis en las dos caderas, algo muy raro. En las caderas hay varios conflictos, pero uno muy frecuente es la sexualidad. Siendo tan joven no has tenido tiempo de provocarte esta enfermedad, al indagar en la familia buscando algún secreto relacionado con la sexualidad, averiguan que el abuelo de la niña era el cura del pueblo, era un secreto que la abuela mantuvo oculto toda la vida.

Un señor acude a consulta con un desorden amoroso, es su tercer divorcio y quiere entender porque no le sale bien ningún matrimonio, aparentemente no hay ningún hecho destacable en el P.S, pero dice que nació con un eccema en la nalga, el eccema tiene que ver con la separación, cuando alguien me toca me siento protegido, sentirse querido, protegido, es existir. Las nalgas a nivel biológico ¿quien puede tocarnos el culo? De niños los papas y de adultos la pareja con un eccema en la nalga nos está explicando una historia de separación carnal. Al volver a la consulta explica que la madre estaba enamorada de un chico, pero sus padres la obligaron a casarse con otro  generándole  un dolor muy fuerte. Se casa, tiene a este hijo, que nace con un eccema en la nalga y además un problema de desordenes amorosos. Es un programa de amor difícil. Cuando hay personas con muchas historias de amor, sin conseguir formar una familia ni tener hijos, quizá llevan una historia de amor difícil. A veces no viene de los padres si no de los ancestros.

Diferentes tipos de hijos:

El  hijo de sustitución: lo vamos a hacer muy rápido, está para reemplazar a un hermano que ha muerto antes

Los yacientes:  es una sustitución vertical dentro del árbol, de alguien de una generación anterior.

El eventual hijo de sustitución: cuando en la dinámica familiar hay un niño que no esta bien, hay un riesgo de que se muera y se hace inconscientemente, un hijo que lo pueda sustituir, es un niño que no vive, un adulto que no vive, tiene los mismos signos del yaciente, tristeza etc. pero además no vive, porque el otro no esta muerto.

El niño medicamento: se tiene un niño para curar a otro, por ejemplo en el caso de necesitar un trasplante de células madre. Esta persona hará como profesión enfermera, medico, terapeuta, farmacéutico, su rol es curar a otra persona.

El bastón de la vejez: cuando la madre esta embarazada ya al final de su edad fértil, con la intención de que ese hijo sea el que se ocupe de los padres cuando sean viejos. Son personas que están bien, con sobrepeso solido fuerte, porque es un bastón, son personas que no consiguen casarse, son los solteros eternos, no se autorizan a casarse, viven con sus padres hasta que estos mueren, tienen sus historias amorosas pero dicen, tengo que volver a casa porque mi madre esta sola. Adaptan el trabajo y la vida en función de las necesidades de sus padres.

El mosquetero de la reina: la reina es la madre y el hijo protege y defiende y ¿porque hay que proteger a alguien? Porque esta en peligro, y ¿porque? Porque el marido no la protege, el marido es violento, o está ausente o no hay marido, el hijo esta de guardia esperando que su madre lo llame. Mi madre esta sola y tengo que protegerla, de adultos tienen vida afectiva pero vuelven a casa de su madre.

El niño esponja: esta ahí para cargar con todos los golpes, cuando aparecen problemas,  es el niño que los absorbe , gestionara todos los problemas, positivos y negativos, gestionara las problemáticas emocionales. Muchas veces con solo preguntarles que les pasa empiezan a llorar,  la problemática viene de antes de los tres años, porque ahí el niño es una esponja y no puede expresarse,  se lleva todas las emociones difíciles de la familia. La vida de estas personas es, cada vez que hay un problema ellos lo absorben, cada vez que hablan con alguien es para que la otra persona se descargue, lo absorben todo. Estos niños están para absorber todos los líquidos conflictuales de la familia, si alguien que esta en duelo, el va a absorber su tristeza y va a estar triste, mi madre esta enfadada y yo absorbo su enfado y voy a destrozar los juguetes

Niño basura: ¿de que sirve la basura?, para tirar lo que no sirve, estos niños están para absorber las cosas toxicas, son personas que están al servicio de todos, los llaman solo cuando hay un problema, solo los tienen en cuenta cuando hay problemas. “Solo me llaman para pedirme algo, que les preste dinero, les solucione un problema, que les cuide a los niños……”

En este grupo, hay muchos casos de sobrepeso y obesidad, son todo casos de niños basura, reciben todos los tóxicos de la familia, porque a nivel biológico para limpiar usamos agua, así que retenemos líquidos, tengo tantos tóxicos que gestionar que necesito líquidos para limpiarlos. Cuando tenemos muchos tóxicos los diluimos con agua, pero la persona no puede eliminar ese agua retenida porque esta para diluir los tóxicos, esto puede ser un conflicto que bloquea los tratamientos de perdida de peso.

El niño síntoma: es el niño que va a gestionar la problemática particular de la familia a través de una enfermedad, aquí incluimos las enfermedades denominadas genéticas, raras….. cuando vemos un niño de un año con un cáncer, a través de su síntoma esta expresando un problema del clan cuando hay una enfermedad que se repite, quiere decir que el conflicto es enorme.

Gemma Pitarch

 

TIPOS DE PROYECTO SENTIDO

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¿QUÉ ES LA PSICONEUROINMUNOENDOCRINOLOGÍA (PNIE)?

Si alguna persona aún duda de la interdependencia entre los distintos sistemas en los que se ha dividido el cuerpo humano para su estudio, puede leer en este artículo lo que es la  PSICONEUROINMUNOENDOCRINOLOGÍA (PNIE).

Y acaba con una entrevista a la doctora Candace Pert, que habla de todos los nuevos descubrimientos y el nuevo paradigma científico que representan.

 

 

En los tiempos actuales podemos afirmar que no existe enfermedad que no este influenciada por el estado anímico así como una alteración del animo puede predisponer a la aparición de distintas enfermedades.

Los cuadros psicosomáticos son desordenes reales causados o agudizados por el estado mental o emocional del paciente.

 

Pueden comprender síntomas corporales provocados por la angustia -como en el caso de los chicos con dolor de estomago porque no quieren ir a la escuela- y enfermedades que derivan de comportamientos nocivos o cuya evolución se ve seriamente afectada por estados emocionales. Como ejemplo, los especialistas subrayan las variantes negativas o positivas que puede sufrir la capacidad de hacerle frente a algunos males como la artritis, las car­diopatías, el cáncer y el sida si se ve afectada por el estrés o contenida por el apoyo social de familiares y amigos.

Es en este punto en donde se encuentran la medicina psicosomática con la psiconeuroinmunoendocrinología.

La medicina psicosomática al igual que la psiconeuroinmunoendocrinología se ocupan tanto  de la salud  física como mental, un matiz que los diferencia es que en la medicina psicosomática se pone énfasis en los aspectos psicosociales de la persona desde el diagnostico hasta el abordaje terapéutico mientras que en la psiconeuroinmunoendocrinologia el énfasis se encuentra en los mecanismos moleculares y químicos de la interseccion cuerpo-mente.

Algunos ejemplos médicos de esta interrelación, son los estudios que han revelado, entre otras cosas, que alrededor del 20 por ciento de las personas con enfermedades cardíacas también padece de depresión, que el estrés exacerba los desordenes gastrointestinales así como retarda el tiempo de cicatrización. y que el buen o mal estado de animo puede influir en el tiempo de supervivencia de los enfermos terminales.

La necesidad de aplicar principios médicos psicosomáticos en el cuidado diario de la salud es ahora mayor que nunca, dicen los especialistas. Según ellos, darle mas importancia al impacto psicosomático de la enfermedad podría ayudar a los pacientes a respetar con mayor rigurosidad los tratamientos y a redu­cir las internaciones y otras prestaciones medicas que elevan los costos de la atención de la salud.

Los programas experimentales han demostrado que técnicas como la relajación pueden hacer no solo que el flujo sanguíneo sino también la frecuencia cardíaca sean mas lentos y que vivencias aterradoras pueden desencadenar espasmos intestinales. El apoyo grupal, la meditación y hasta ponerse a rezar pueden alterar el curso de algunas enfermedades: a veces pueden aliviar los sín­tomas y hasta reducir el tiempo de internacion o de tratamiento bajo medicación.

Todos sabemos perfectamente bien que las emociones afectan el cuerpo.
Esta postura pasaría por alto las pruebas, ahora abrumadoras, de que los pacientes a menudo mejoran mas rápidamente y gastan menos en salud cuando el tratamiento de su enfermedad abarca su comportamiento, sus pensamientos y sus sentimientos.

Por eso es importante tener en claro como puede producirse la integración cuerpo-mente, uno de los aspectos básicos de la psiconeuroinmunoendocrinología es aplicar el conocimiento medico para el abordaje de diferentes patologías, desde afecciones anímicas ( ej. Depresión), cuadros neurológicos ( ej. Demencias), alteraciones inmunológicas ( ej: enfermedades autoinmunes) así como patologías neoplásicas
(distintos tipos de cáncer).

A continuación describiré los aspectos mas salientes en psiconeuroinmunoendocrinologia.

Durante mucho tiempo se creyó que la psiquis, el sistema nervioso, el sistema endocrino y el sistema inmune funcionaban de una manera completamente independiente. Llevo muchos anos demostrar que estos sistemas estaban funcionalmente relacionados. Una prueba de tal interrelación la representa la existencia de neurohormonas neuronas “neurosecretoras” ampliamente extendidas por todo el reino animal.

La primeras neurohormonas fueron descubiertas en el hipotálamo, donde son mas numerosas y están mas concen­tradas que en cualquier otra parte del sistema nervioso. Hoy ya han sido aisladas numerosas hormonas hipotalámicas descubriéndose progresivamente sus mecanismos de acción y su papel en el organismo.

Actualmente es conocido que en esta región del cerebro ( hipotálamo), se puede controlar el comportamiento ( sexual, alimentación,etc) así como también controlar la respuesta inmunológica.

De esta forma vemos que dentro nuestro, en una área particular de nuestro cerebro, el hipotálamo, se esta ejerciendo esta integración cuerpo-mente, que si esta en armonía nos protege de las enfermedades y por el contrario su alteración nos predispone a las enfermedades.

El concepto de sistema integrado implica una comunicación entre psiquis, el sistema nervioso, el sistema endocrino y el sistema inmune.

El funcionamiento conjunto puede darse:

  1. A través del sistema nervioso, principalmente nervioso autónomo, que inerva a los órganos endocrinos y al sistema in­mune.
  2.  Las hormonas tienen, a su vez, la capacidad de influenciar al sistema inmune ya que todos los órganos de dicho sistema cuentan con receptores para hormonas y, por otro lado, el sistema nervioso autónomo inerva el timo, los órganos linfoides primarios y los secundarios. Lo expuesto muestra claramente una vía posible de la interconexión.
  3. En 1950, las investigaciones demostraron que el sistema inmune sintetiza unos elementos denominados interleukinas  (lL). En un comienzo se creía que estas sustancias solo hacían posible la comunicación de las células del propio sistema inmunológico entre si, es decir, el envío de señales especificas para que, por ejemplo, un linfocito proliferara. Las investigaciones actuales indican que también las células del cerebro, tanto las de la glia como las neuronas y los órganos endocrinos (hipófisis, tiroides, adrenales, gonadas, pancreas, etc.) tienen la capacidad de sintetizar interleukinas. Por lo tanto, estas sustancias pueden regular y modificar las acciones de los distintos ejes del sistema endocrino, el sistema nervioso central y el mismo sistema inmune.

PUNTOS DE ENCUENTRO DEL SISTEMA PSICONEUROINMUNOENDOCRINO

Un hecho significativo es que los distintos sistemas del “gran” sistema psiconeuroinmunoendocrino comparten las  formas de actuar, es decir, en todos ellos las acciones se realiza  a través de mensajeros y receptores. Ademas, los productos de los distintos sistemas pueden modular su propio sistema y también los demás.
Vimos que el cerebro y los tejidos endocrinos sintetizan in­terleukinas; ahora podemos formular la pregunta en sentido contrario: ¿el sistema inmunológico puede sintetizar hormo­nas?
Los glóbulos blancos , al igual que el timo y otros tejidos inmunes pueden sintetizarlas (entre sus pro­ductos están la FSH, LH, TSH, GH, prolactina, ACTH, beta-endorfinas etc.). Ademas expresan receptores para estas hormonas.

Las hormonas sintetizadas por los linfocitos cumplen un pa­pel dentro del sistema inmune; por ejemplo, la prolactina y la hormona de crecimiento estimulan la linfoproliferación y pro­ducción de anticuerpos y estarían relacionadas en enfermeda­des autoinmunes.

En síntesis, actualmente podemos afirmar la importancia del enfoque multidisciplinario en el abordaje terapéutico en las distintas enfermedades contemplando no solo la parte somática (el cuerpo-síntoma) sino también todos los aspectos psicosociales, sabiendo que existe una marcada comunicación entre la mente y el cuerpo.

De esta forma  la psiconeuroinmunoendocrinología le brindan a la persona una forma amplia en el diagnostico y tratamiento de diferentes patologías.

 

¿QUÉ ES LA PSICONEUROINMUNOENDOCRINOLOGÍA (PNIE)?

 

 

LA MENTE ES CUERPO FÍSICO Y EL CUERPO ES MENTE.

En su libro “Moléculas de emoción”, la doctora Candace Pert concluye que “la mente no domina al cuerpo, sino que se convierte en cuerpo. Cuerpo y mente son una sola cosa”
 
Candace Pert habando sobre Neuropéptidos en la película “¿Y tu que sabes?”

PSICONEUROINMUNOLOGÍA
ENTREVISTA A LA DOCTORA CANDACE PERT por ODILE RODRÍGUEZ DE LA FUENTE

La doctora Candace Pert es una científica de prestigio internacional. Dentro de comunidad científica, se la conoce fundamentalmente por su descubrimiento del receptor opiáceo en 1973, punto de partida a una sucesión de hallazgos de otros receptores y sus neurotransmisores, con el consiguiente impacto en el conocimiento de las bases químicas del funcionamiento del cerebro, los neurotransmisores y las endorfinas. Sus estudios han resultado esenciales para el desarrollo de un nuevo campo de la medicina denominado psiconeuroinmunología.

Los más de 25 años de investigación y especialización de la doctora Pert en la base molecular de los neuropéptidos y sus receptores, tanto en el cerebro como en el sistema inmunológico, han proporcionado la base científica para un nuevo campo de la medicina y la farmacología denominado como psiconeuroinmunología, ámbito que implica la comunicación entre mente y cuerpo y la importancia de las emociones como puente entre estas dos partes, habitualmente tratadas como separadas. Como ella misma dice: “La mayoría de lo psicólogos tratan la mente como separada del cuerpo, un fenómeno con apenas conexión con el cuerpo físico. Inversamente, los médicos tratan al cuerpo como desvinculado de la mente y las emociones.

Pero el cuerpo y la mente no están separados y no podemos tratar ni entender a uno sin el otro.
Investigaciones científicas están demostrando que el cuerpo puede y debe ser curado a través de la mente, y la mente puede y debe ser curada a través del cuerpo “. Candace Pert ha escrito más de 250 publicaciones científicas y ha trabajado como jefa de sección de bioquímica cerebral en la rama clínica de neurociencia del NIMH (Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos). También ha escrito dos libros que desafortunadamente no han sido traducidos al castellano: “Molecules of Emotion” y “All you need to know to feel good” (“Las moléculas de las emociones” y ‘Todo lo que necesitas saber para sentirte bien”).

Las implicaciones de sus hipótesis y los resultados de sus investigaciones plantean un salto cualitativo de perspectiva sobre cómo funciona el cuerpo humano, nuestra salud física y bienestar psicoafectivo. Una visión que integra las partes, poniendo el foco en los procesos y el funcionamiento del Todo.

¿A qué se refiere exactamente cuando afirma que su trabajo y el de otros científicos supone un gran cambio de paradigma en la medicina y la fisiología?

 

La idea principal es que lo que pensamos tiene una enorme influencia sobre nuestra salud. La mente, las ideas y las emociones afectan a nuestras moléculas, a nuestra salud física, mucho más de lo que se creía. Durante mucho tiempo, el concepto de la medicina psicosomática no se tomó muy en serio, e incluso se ridiculizó. Sin embargo, creo que los estudios científicos, algunos de ellos con mi participación, han demostrado que las emociones son en realidad las moléculas que rigen toda la fisiología. 

Una forma de ver el cambio de paradigma es a través de la unión de la física cuantica y la biología. Cuando las unimos, nos damos cuenta de que los cuerpos y los órganos no son independientes. Existe una conexión entre los seres humanos en la que se basan la medicina holística y la espiritualidad. Se trata de estudiar científicamente la conexión que nos une. 

Actualmente no podemos enunciar una ecuación que la defina, pero es evidente que lo que pensamos afecta a lo que sucede, y que lo que hace una persona en un lugar incide sobre otras personas en otros lugares. Las emociones no son sólo unas moléculas físicas del organismo, sino una vibración, una energía que influye sobre el mundo. De hecho, creo que las emociones son un puente no sólo entre la mente y el cuerpo, sino también entre el mundo físico y el espiritual.

 

¿Podría explicar esa visión a partir de un ejemplo como la música?

La música consiste en unas pautas ordenadas de vibraciones de diferentes frecuencias, que nuestro cuerpo percibe. Nuestro sentido del oído no se limita a las orejas; cada una de nuestras células posee canales iónicos y receptores que sufren cambios en respuesta a las vibraciones, y en función de estos cambios, las células y todo el organismo y sus funciones cambian, para bien o para mal. 

Por tanto, la música ‘es una forma de comunicamos entre nosotros, al igual que las emociones, ya que como ellas posee una cualidad emocional. Todos los sonidos que oímos afectan a nuestro organismo. La música es un ejemplo de sonido agradable, pero también estamos expuestos a mucha contaminación electrónica, que ataca los nervios de todo el mundo. Existe un ruido electrónico que no percibimos con los oídos, pero que afecta a nuestras células y a los receptores del organismo.

.

LAS MOLÉCULAS DE LA EMOCIÓN

Las moléculas de emoción, ¿afectan a todas nuestras células o sólo a una parte? Y, si es así, ¿a qué porcentaje? 

 

Todas las moléculas poseen un aspecto vibracional y otro de partícula o fisiológico. Evidentemente actúan en los dos planos. En el plano fisiológico, las moléculas de las emociones se desplazan por el cuerpo y encajan en los receptores de las células tal y como una llave encajaría en su cerradura. Cuando esto ocurre, producen un cambio en la célula. Lo magnífico y sorprendente es que estas moléculas de las emociones afectan a todas las células del cuerpo. Antiguamente, a los científicos no les gustaba hablar de las emociones. Las consideraban algo superflúo y sin demasiada importancia, que había que reprimir. Luego surgió la idea de que todo estaba en el cerebro. Aún hay muchos neurólogos que hablan de las amígdalas, el hipotálamo y el sistema límbico como la única base de las emociones. 

Sin embargo, posteriormente empezamos a encontrar esas moléculas, como las endorfinas y sus receptores correspondientes, por todas partes: en las células inmunes, que se desplazan por todo el organismo, en las células adiposas, a lo largo de la médula espinal, etcétera. Se ha constatado que esas moléculas y “las válvulas del corazón, los esfínteres del aparato digestivo, la propia digestión, todo está regido por las moléculas de la emoción, que tienen una acción física”.Células con receptores para las mismas se encuentran efectivamente en las partes del cerebro relacionadas con las emociones, pero también en la totalidad de las células del organismo . Así pues, existe una especie de sistema de comunicación a través del cual todo el cuerpo responde a una emoción concreta. Mientras que antes creíamos que las emociones sólo nos afectaban psicológicamente, ahora resulta que nos afectan físicamente. 

 

Esta visión sistémica de la unidad entre cuerpo y mente, de la interconexión entre el organismo, la psicología y las emociones, ¿qué implicaciones tiene respecto a las enfermedades?
Puesto que todo está relacionado, puede que las enfermedades no sean únicamente físicas …

 

Efectivamente, las enfermedades tienen siempre un aspecto psicológico, no son únicamente físicas. Es imposible separar lo físico de lo mental. Contamos con muchos estudios científicos y experimentos psicológicos serios que demuestran que nuestras ideas, creencias y expectativas influyen sobre nuestra salud y fisiología. Por ejemplo, y aunque parezca sorprendente, las personas perciben lo que esperan percibir. Desde el punto de vista anatómico, las moléculas de la emoción se encuentran en las zonas de nuestro cerebro encargadas de la percepción, y sabemos que nos condicionan según las experiencias previas. Esto se traduce en que solemos estancamos, es decir, tendemos a ver lo que ya hemos visto, hacer lo que ya hemos hecho y pensar lo que ya hemos pensado. 

 

“La influencia más importante que podemos ejercer sobre nuestro cuerpo son nuestras expectativas”. Además, no nos planteamos que la realidad que vivimos y experimentamos podría ser diferente y que esto depende de nosotros mucho más de lo que nos han hecho creer. Podemos usar nuestro libre albedrío para cambiar nuestra forma de actuar, de percibir y sentir la realidad. Es entonces cuando la vida se vuelve realmente divertida e interesante. 

 

Puesto que usted ha afirmado que el cuerpo es como el subconsciente, ¿es posible que la postura corporal, las enfermedades y los problemas fisiológicos sean un reflejo o una manifestación de los problemas emocionales o psicológicos? 

 

Sin duda. Los traumas son siempre emocionales y mentales, además de físicos. Se almacenan en forma de recuerdos en el cerebro y en la médula espinal, y nos cambian tanto física como psicológicamente. La mayoría de la gente cree que lo psicológico o emocional permanece en ese ámbito, y no es consciente de que un trauma emocional o psicológico que haya padecido en su vida puede tener un efecto sobre el cuerpo en forma de enfermedad, por ejemplo una afección renal. La medicina no comparte este punto de vista; cree que los problemas fisiológicos son sólo eso, y que no están relacionados con los aspectos psicológicos o emocionales. 

 

A los médicos no les gusta plantearse el poder de la psicología y de las emociones. Lo ven como algo irreal y descabellado y no se lo toman en serio. Es una lástima, porque es un aspecto muy importante. Tenemos muchos datos sorprendentes que confirman que cuando un paciente se somete a una operación, lo que éste oiga cuando está bajo anestesia, lo que se le diga mientras vuelve en sí, afecta a su recuperación y es un elemento muy poderoso. 

 

Es impresionante, porque esta visión siempre ha sonado como muy alternativa y usted está demostrando, de una forma muy seria y científica, que a consecuencia de las influencias emocionales positivas o negativas que recibamos, esas moléculas nos afectan físicamente … Se trata de algo muy práctico.

No es un asunto trivial. La influencia más importante que podemos ejercer sobre nuestro cuerpo son nuestras expectativas, lo que creemos que va a suceder y lo que nos decimos a nosotros mismos que va a suceder. 

 

EMOCIÓN E INMUNIDAD

¿Qué relación existe entre las moléculas de emoción y el sistema inmunitario?

En los años ochenta fuimos unos de los pioneros de la denominada psiconeuroinmunología. Demostramos que las células cerebrales y las inmunes poseen los mismos receptores. En esa época creíamos que ambos tipos de células se comunicaban entre sí. Ahora, a partir de nuevos estudios, de los que hablo en mi nuevo libro “Todo lo que hay que saber para sentirse bien” [Everything you need to know to feel good], sabemos que en el flujo sanguíneo hay células aparentemente inmunitarias que se desplazan hasta el cerebro y se convierten en células cerebrales. Esas células se organizan según nuestro estado emocional. Las emociones son un principio organizativo de nuestro cuerpo y mente. No son sólo una vibración que emitimos, son un factor que nos organiza el punto de vista evolutivo. 

 

¿Las moléculas de la emoción se remontan muy atrás en la evolución? ¿Qué animales fueron los primeros en desarrollarlas y cuál es, en último término, su utilidad?

Se remontan a un pasado muy remoto, a los organismos más simples. Son una especie de carteles indicadores de la supervivencia. Emociones como el placer, por ejemplo, son necesarias para mantener el deseo de vivir. Nos ayudan a evitar instintivamente lo que nos perjudica y nos atraen hacia lo que nos beneficia. Son un sistema de activado a través de la evolución. También es importante resaltar que otros animales, y especialmente los más cercanos a nosotros evolutivamente hablando como los mamíferos, poseen prácticamente toda la gama de emociones que los seres humanos sentimos. 

 

Es cierto qué las emociones no expresadas son nocivas para la salud, ¿cómo podemos aprender a liberarlas y a tener una relación más saludable con ellas?

Buena pregunta. Hay quien cree que este aprendizaje empieza en la infancia, que debemos enseñar a nuestros hijos a aceptar y comprender sus diferentes emociones. De este modo se sienten cómodos con ellas y, cuando se hacen mayores, las utilizan de otro modo, como indicadores, en lugar de guardárselas. Se preguntan: “¿por qué me siento así? Esta emoción me debe estar indicando algo”. Creo que es importante aprenderlo desde la infancia, y también que exista una cultura que lo permita. Por ejemplo, España es un país que siempre he considerado especialmente emocional. En nuestra cultura, en cambio, existe mucha represión. En nuestro sistema educativo a los niños no se les permite expresar la alegría o el entusiasmo. Les enseñamos a callarse desde la más tierna infancia y aprenden que en la vida cotidiana no hay lugar para las emociones, lo cual no es nada bueno … 

 

¿Y por qué esas emociones reprimidas son perjudiciales para la salud?

Porque las emociones rigen todos los sistemas del organismo. Las válvulas del corazón, los esfínteres del aparato digestivo que se abren y cierran, la propia digestión, todo está regido por las moléculas de la emoción, que tienen una acción física. Si reprimimos la expresión de las emociones, también reprimimos nuestras funciones orgánicas, lo que a la larga produce enfermedades o malestar, ya que se trata de una parte intrínseca del funcionamiento de nuestro cuerpo. Por tanto, al no liberarla de forma natural, esa energía se acumula y repercute sobre el estado físico… Exacto. Se produce un atasco y las cosas no funcionan. Es un bloqueo físico provocado por un”bloqueo energético”.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

ENTREVISTA AL DOCTOR HAMER SOBRE LA NUEVA MEDICINA GERMANICA (1992)

 

Lo que se presenta aquí ha sido traducido de una grabación alemana producida por Editorial “Amici di Dirk”, Colonia, Alemania en 1992.

El propósito es de introducir al público a la “Nueva Medicina” del Dr. Ryke Geerd Hamer; y a sus libros “CANCER, ENFERMEDAD DE LA PSIQUE” y “LEGADO DE UNA NUEVA MEDICINA, Volumen 1, El sistema ontogénico de los tumores, incluyendo el cáncer, la leucemia, la psicosis y la epilepsia”.

Esta información lo familiarizará a Usted con el tópico de estos libros

La grabación, en la cual se discuten enfermedades específicas; así como por ejemplo tipos diversos de cáncer y enfermedades cáncero ­–equivalentes ayuda a comprender el sistema de la Nueva Medicina Germánica.

 

Pregunta 1 – ¿Dr. Hamer, qué le motivó a investigar el cáncer y a hacer conexiones entre la psique y las enfermedades?

No me ocupé de esto realmente hasta el 1978. Era doctor de medicina interna y había trabajado en clínicas universitarias durante quince años, cinco de ellos como profesor. Tenía también mi práctica privada y la tuve por algunos años hasta 1978. Pero entonces sucedió algo terrible: mientras dormía en un bote, mi hijo Dirk fue abaleado, sin razón, por un loco, un príncipe italiano. Este fue un choque terrible para mí, repentino e inesperado, y me sentí incapacitado para reaccionar.

Los eventos o conflictos cotidianos no nos pillan generalmente de esta manera “desprevenida”. En general tenemos la oportunidad de prevenir los conflictos normales que enfrentamos a diario, pero aquellos conflictos para los cuales no nos podemos preparar y que nos causan esta sensación de desamparo, esta inhabilidad de reaccionar, esencialmente crean un choque pánico. Estos conflictos los denominamos conflictos biológicos.

En 1978 se me desarrolló in cáncer testicular de tal conflicto biológico, un así llamado “conflicto de pérdida.” Como jamás había estado seriamente enfermo, me preguntaba si es que mi condición no tendría algo que ver con la muerte de mi hijo. Tres años más tarde, como jefe de medicina interna en una clínica ginecológica-oncológica en la universidad de Munich tuve la oportunidad de estudiar pacientes femeninas con cáncer y de comparar mis hallazgos para ver si es que el mecanismo en el caso de ellas había sido similar al mío; si es que también ellas habían experimentado un choque tan terrible.

Descubrí que todas ellas, sin excepción, habían experimentado el mismo tipo de conflicto biológico que había sufrido yo. Fueron capaces de recordar el choque, el insomnio resultante, pérdida de peso, manos frías y el comienzo del crecimiento de un tumor. Al mismo tiempo, mi punto de vista difería profundamente de los conceptos médicos prevalecientes en aquel entonces, y cuando les presenté estos descubrimientos a mis colegas; ellos me dieron un ultimátum: ya bien negaba mis descubrimientos o dejaba la clínica de inmediato.

Pregunta 2 – ¡Suena como la edad media! ¿Cómo reaccionó?

Me fue imposible abnegar lo que me parecía era la verdad, de manera que me fui. Este despido injusto me llevó a perder mi ­confianza en mi mismo. Recuerdo claramente mi frustración y desengaño al ser echado de la clínica por presentar conocimientos científicos nuevos, incontrovertibles, metódicamente investigados. Me parecía que tal cosa era imposible. Fue muy traumático y me fue muy difícil examinar mis últimos doscientos pacientes. Sin embargo terminé mis estudios y en el último día nació la LEY FÉRREA DEL CÁNCER (LFC).

Pregunta 3 – ¿Quizás pudiera Usted explicarnos en términos simples los criterios esenciales de la LFC?

La LFC es una ley biológica. Cumple con tres criterios. El primero es que cualquier cáncer o enfermedad cáncero-equivalente es iniciada por un DHS. Este es un evento de choque conflictivo sumamente severo, altamente agudo, dramático y que a uno lo aísla y que se manifiesta simultáneamente en tres niveles:

a) en la psique
b) en el cerebro
c) en el órgano

 

El DHS es el síndrome de Dirk Hamer. Lo llamé así porque el choque de la muerte de mi hijo me causó el cáncer testicular. Este DHS se ha convertido en el foco principal de la Nueva Medicina Germánica.

En cada caso particular de una enfermedad, nos corresponde trabajar en forma concienzuda para encontrar el DHS con todas sus variables. Tenemos que remontarnos en el pensamiento al evento mismo para entender porqué alguien se ve afectado por este problema-conflicto biológico; la razón por la que fue tan traumático, porqué no hubo nadie con quien discutirlo y porqué fue un problema.

Un buen doctor debe ser capaz de transferirse al alma misma de un niño, de un anciano, de una muchacha joven o incluso de un animal en el momento de un DHS. Solo entonces será capaz de descubrir el conflicto biológico y distinguirlo de cientos de otros problemas.

Pregunta 4 – ¿La LFC tiene otros dos criterios?

Sí. El segundo es que en el momento del DHS el contenido del conflicto determina (a) el FH (foco de Hamer), que es el lugar específico en el cerebro, y (b) la ubicación del cáncer o enfermedad cáncero-equivalente en los órganos del cuerpo. Cada conflicto tiene un contenido específico que se define exactamente en el momento del DHS. El producto/resultado del contenido del conflicto es “asociativo”, lo que quiere decir que sucede inconscientemente y por lo tanto pasa desapercibido por nuestra comprensión consciente. Por ejemplo, un chofer involucrado en un accidente, cuyo camión pierde todo el petróleo o leche que llevaba como carga, son ejemplos de conflictos típicamente relacionados con “agua-líquido”. La asociación del choque del accidente causa un conflicto biológico relacionado con­ agua-líquido que se evidencia como una enfermedad específica – un cáncer del riñón.

Pregunta 5 – ¿Quiere esto decir que cada evento y su contenido conflictivo se relaciona con un tipo bien definido de cáncer y se manifiesta en un área específica del cerebro?

Sí, un relé muy específico en el cerebro. En el caso del cáncer al riñón causado por la ocurrencia de un conflicto de agua-líquido, una especie de corto circuito se da a lugar en el momento del DHS en un lugar predeterminado del cerebro, causando un problema ya sea en el riñón izquierdo o el derecho, según el caso.

Este corto circuito, que se manifiesta como una lesión en el cerebro, se puede fotografiar con tomografía computerizada (TAC) y se ve como los círculos concéntricos de un tiro al blanco, o como la imagen que se forma en la superficie del agua tranquila, cuando uno tira una piedra dentro de ella. Los radiólogos han confundido estos anillos con defectos creados por la maquinaria. Este relé en el cerebro se llama el FH. Este nombre, incidentalmente, se lo debo a mis detractores quienes sardónicamente se referían a ellos como Focos de Hamer, ó, los chistosos asientos de Hamer.

Pregunta 6 – ¿Y cual es el tercer criterio de la LFC?

El tercer criterio es que el transcurso del conflicto corresponde al desarrollo específico del FH en el cerebro y un desarrollo muy determinado de cáncer o enfermedad cáncero ­ equivalente en el órgano.

En otras palabras, este conflicto biológico impacta tres niveles simultáneamente: la psique, el cerebro y el órgano. Ahora ya es obvio y está bien comprobado que el transcurso del conflicto está sincronizado en los tres niveles.

Vale decir que el sistema está predeterminado en un sentido significativo desde un punto de vista científico porque, si uno conoce la ubicación exacta en cualquiera de los tres niveles, los otros dos pueden ser ubicados y descifrados. Esto quiere decir que tenemos un organismo que podemos representar en tres niveles, pero que en verdad es una unidad.

La siguiente anécdota es una buena ilustración de este tema: después de una charla que di en Viena en May del 1991, un doctor me entregó la tomografía computerizada de un paciente y me pidió que discutiera el estado orgánico de esta persona, y a qué conflictos se debía. Haban veinte colegas presentes, incluyendo radiólogos y especialistas en TAC. De los tres niveles tenía yo ante mi nada más que el nivel cerebral. Estos TAC del cerebro me permitieron diagnosticar un cáncer nuevo de la vejiga comenzando a sangrar, en su estado de curación, un antiguo carcinoma de la próstata, diabetes, un viejo carcinoma pulmonar, y una parálisis sensorial de un área específica del cuerpo, así como por supuesto los correspondientes conflictos. El doctor se paró para felicitarme. “Cinco diagnosis y cinco aciertos. Eso es exactamente lo que el paciente tiene y es Usted capaz incluso de diferenciar lo que sucedió antes y lo que está pasando ahora ¡Fantástico!”Uno de los radiólogos me dijo: “Me ha convencido con su método. ¿Como hubiera podido adivinar un nuevo carcinoma sangrante? Yo no podía ver cosa alguna en el TAC pero ahora que nos ha mostrado Usted el relé me es posible ir viendo sus hallazgos.”

Pregunta 7 – Quizás pudiéramos hablar unos momentos sobre el nivel psíquico. ¿Cómo sabría yo si he tenido un choque que pudiera resultar en un cáncer? ¿Cómo lo reconocería?

Hay signos muy específicos que claramente permiten distinguir los problemas cotidianos y conflictos diarios de nuestras vidas de estos otros. Desde el primer momento de un DHS, experimentaría usted estrés continuo al sistema nervioso simpático. Los síntomas incluirían manos y/o pies fríos, pérdida de apetito, pérdida de peso, insomnio así como una preocupación constante, noche y día, con el contenido del conflicto. Esta situación solo cambia cuando el conflicto ha sido resuelto. A diferencia de los problemas cotidianos vemos que el paciente cae en una fase de estrés continuo que causará síntomas específicos así como un crecimiento canceroso. El FH en el cerebro, que se hace visible de inmediato, muestra que la psique del paciente manifiesta síntomas definidos, precisos que no pueden ser ignorados.

Pregunta 8 – ¿Qué ocurre cuando tal conflicto biológico ha sido resuelto?

Cuando un conflicto biológico se ha resuelto podemos ver síntomas muy claros a nivel psíquico, así como a nivel del cerebro y a nivel orgánico. A nivel psíquico y vegetativo vemos que el paciente ha cesado de pensar obsesivamente sobre el contenido de su conflicto. Las manos repentinamente vuelven a estar calientes, el apetito mejora, se renormaliza el peso y el paciente comienza a dormir mejor. Puede haber cansancio, debilidad y una necesidad de descansar. De ninguna forma es esto el principio del fin, sino al contrario, un signo muy positivo. Esta fase curativa varía en su duración, dependiendo de lo que haya durado el conflicto anterior. En el ápice de la fase de curación, mientras el cuerpo retiene gran cantidad de agua, observamos la crisis epiléptica o epileptoide que manifiesta diferentes síntomas para cada enfermedad.

Después de la crisis epiléptica-epileptoide, el cuerpo se deshace del líquido en la hinchazón (infiltración de los tejidos con agua) y lentamente vuelve a la normalidad, el paciente siente retornar sus fuerzas. Vemos un desarrollo paralelo en el cerebro – donde el FH mostraba una configuración de anillos en diana durante la fase activa del conflicto, durante la fase de curación muestra un edema. También podemos observar sobre el esáner TAC como los anillos del FH se oscurecen y se hacen más turbios a medida que el relé entero se hincha durante este tiempo. Esta crisis epiléptica o epileptoide, accionada por el cerebro, denota la cúspide del edema y a la vez el comienzo de la renormalización. En la segunda mitad de la fase de curación, el tejido conectivo del cerebro, en sí inofensivo, el tejido glial, llena el FH para repararlo. Este tejido verdaderamente inocuo, que se colorea de blanco en un escáner de TAC al aplicársele tintura de yodo, se confundía antes con un tumor cerebral y se operaba. Puesto que en sí, las células cerebrales no se pueden multiplicar después del nacimiento, los tumores cerebrales VERÍDICOS no pueden existir.

A nivel orgánico vemos que el crecimiento canceroso cesa. Esto significa que el conflicto biológico ha sido resuelto – a esto le llamamos “conflictolisis”. Esta es una percepción muy importante que define la terapia a seguir. A nivel orgánico vemos clara mejoría de curación, que discutiremos más adelante. Incluso la crisis epiléptica se muestra en los dos niveles correspondientes así como a nivel del órgano (psique, cerebro y órgano).

Pregunta 9 – ¿Puede Usted describir esta crisis epiléptica?

La crisis epiléptica es algo diseñado por la Madre Naturaleza hace más de un billón de años. Cursa los tres niveles simultáneamente. Sucede durante la cúspide de la fase curativa, y tiene como propósito comenzar a reestablecer la normalidad. Lo que usualmente llamamos un espasmo o ataque epiléptico, con calambres musculares es tan solo una de las formas de crisis epiléptica, vale decir, la que sobreviene al haber resuelto un conflicto motor.

Las crisis epileptoides ocurren en todas las enfermedades pero hay variaciones en cada una. La Madre Naturaleza creó un truco extraordinario para este evento significativo. En medio de la fase curativa, el paciente experimenta una reaparición del conflicto fisiológico, lo cual implica que el paciente sufre su conflicto una vez más durante un corto tiempo (fase de estrés) y esto incluye manos frías, transpiración fría centralizada, y todos los síntomas de la fase activa del conflicto. Esto permite suprimir el edema cerebral y eliminar el líquido que almacena y así posibilitar el retorno del paciente a la normalidad.

Después de la crisis epiléptica, el paciente experimenta un alza de temperatura y su primera fase urinaria. A partir de esta crisis epiléptica, el paciente se encuentra en camino a la normalidad. En otras palabras, si el paciente pude superar esta crisis, una crisis ulterior o más complicada es poco probable. La segunda fase urinaria ocurre al final de la fase de curación, cuando el cuerpo elimina una masa de orina que constituye el resto del edema. El punto de peligro reside justo antes del final da la crisis epiléptica-epileptoide en la cual se aclarará si es que la crisis epiléptica bastó para invertir al regulador o controlador (en el cerebro). La crisis epiléptica más conocida es el infarto al corazón. Crisis epileptoides son la embolia pulmonar, crisis de hepatitis o crisis de neumonía.

A veces una fuerte dosis de cortisona es necesaria por inyección para ayudar al cuerpo a efectuar los cambios necesarios, especialmente en el caso de conflictos de larga duración. En casos difíciles, la cortisona puede ser administrada aún antes.

Pregunta 10 – ¿Podría Usted describir algunos conflictos típicos y explicarnos por qué les llama “conflictos biológicos”?

La razón por qué los llamamos conflictos biológicos es porque tenemos que comprender la evolución histórica y encontrar una analogía, ya que el conflicto transcurre en forma equivalente en los humanos y los animales. Los conflictos biológicos no tienen nada que ver con nuestros conflictos intelectuales o psicológicos. Son de características fundamentalmente diversas. En su naturaleza son como eventos-problema implantados en el programa arcaico de nuestro cerebro. Usted piensa que piensa. Pero en realidad, el conflicto ya en forma asociativa tuvo su impacto un momento antes de que pudiera comenzar a pensar. Por ejemplo, cuando un lobo devora una oveja joven, la oveja madre sufre un conflicto madre-hija tal como lo haría una madre humana, desarrollará un cáncer de teta al mismo lado en que una madre humana tendría un cáncer al seno. El lado depende de que el humano sea diestro o zurdo y lo mismo para el animal.

El FH para el conflicto “territorial de nido” madre-hijo se localiza en el mismo lugar en el cerebro de la madre que el relé para la “relación” madre-hijo. El FH para el conflicto madre-hijo especialmente el conflicto de comportamiento de amamantamiento, también se ubica en el cerebro del bebé en el relé para la relación madre-hijo. Todos nuestros conflictos biológicos se pueden clasificar de acuerdo a esta evolución histórica. Cuando la conducta especial fue programada en el transcurso de nuestra evolución histórica, no solamente correspondían entre si las áreas del cerebro y los órganos, sino también los conflictos se relacionaron.

Todos estos eventos relacionados a la psique que indican problemas tienen una localización histórica y orgánica muy cercana entre sí en el cerebro. Incluso tienen la misma conformación celular histológica (tejidos orgánicos). Nos es posible apreciar este maravilloso orden de la naturaleza una vez que aprendemos a observar nuestro organismo desde un punto de vista de su evolución histórica.

Pregunta 11 – ¿Podría Usted darnos ejemplos de la vida diaria?

Imagínese una madre parada en la vereda tomando a su niña de la mano y charlando con su vecina. La niña se zafa y corre a la calle. Se oye el chirriar de frenos y un carro golpea a la niña. La madre no tiene aviso alguno, ha sido pillada totalmente desprevenida. El choque la congela. A la niña la llevan al hospital donde está en condición crítica por varios días. Las manos de la madre se ponen frías como el hielo, no puede dormir y experimenta un estrés que lleva a la formación de un nódulo en su seno izquierdo, suponiendo que sea diestra. Ella sufre un típico conflicto de madre-hija, con una formación de anillos en diana en el cerebelo derecho. A partir del momento en que la niña vuelve a la casa y el doctor dice “tuvimos suerte, la niña se recuperó” las manos de la madre vuelven a ponerse cálidas y la fase de resolución del conflicto comienza, la madre duerme mejor, vuelve su apetito. Este es un conflicto típico y tiene las mismas consecuencias para los humanos y los animales.

Otro ejemplo: una mujer pilla a su marido en cama con la mejor amiga de ella. Va a sufrir un conflicto de frustración sexual. En lenguaje biológico, el conflicto siendo de copulación, causará un carcinoma en el útero de una mujer diestra. Pero no es necesario que todas desarrollen este conflicto en tal situación. Por ejemplo, si la mujer no amaba al marido y pensaba divorciarse de él, no experimentaría esta sorpresa como conflicto sexual, más bien como conflicto humano debido a la falta de unidad en la familia. En aquel caso el conflicto sería de compañero que causaría un cáncer del seno derecho si ella fuera diestra Aquello que aparenta ser el mismo suceso puede tener diferente significado psicológico para cada individuo.

El punto decisivo no es lo que pasó sino qué experimentó el paciente en el momento psíquico del DHS. Este mismo acontecimiento podría igualmente ser un conflicto de miedo-asco, causando hipoglicemia (azúcar en la sangre anormalmente baja), si es que la mujer pilla al marido en una situación fea, quizás con una prostituta. O bien podría generar una sensación de auto-desvalorización, con o sin conflicto sexual, si la mujer pilla al marido con una niña veinte años mas joven que ella misma. Su sensación entonces podría ser “no puedo competir” o bien “no le puedo ofrecer lo que le puede ofrecer ella.” En este caso, sería el esqueleto, el hueso púbico de la pelvis, el que se vería afectado. Veríamos allí una osteólisis (deficiencia de calcio) como signo de la sensación de auto-desvalorización sexual.

Uno tiene que saber todo esto para descubrir lo que pensaba el paciente en el momento del DHS porque es en ese instante que se establece el sendero por el que cursará la enfermedad. Este sendero pinta un cuadro muy significativo puesto que todos los contratiempos y problemas remanentes dependen de este evento singular, único. Podemos incluso definirlo como un conflicto alérgico.

Pregunta 12 – Dr. Hamer, ¿Puede uno ya tratar al paciente con la LFC?

En principio, sí, pero la LFC es tan solo la primera ley del proceso biológico de la Nueva Medicina Germánica. En total, tenemos cinco procesos biológicos que he descubierto empíricamente, lo cual quiere decir que son observables en por lo menos 15,000 casos recolectados y documentados. Si uno trabaja concienzudamente uno debería examinar los cinco procesos biológicos.

Pregunta 13 – Sigamos pues la secuencia. ¿Cual es la segunda ley del proceso biológico que Usted descubrió?

La segunda ley biológica de la Nueva Medicina Germánica es el hecho que cada enfermedad tiene dos fases.

Pregunta 14 – ¿Todas las enfermedades, no tan solo el cáncer?

Sí, todas las enfermedades tienen dos fases – “fría” y “cálida”. En el pasado, los doctores observaban alrededor de 1,000 enfermedades pero desconocían estas dos fases. 500 de ellas habrían sido “frías” enfermedades durante las cuales los vasos sanguíneos se contraen, que causan palidez y pérdida de peso. Las otras 500 habrían sido enfermedades “calientes” con fiebre, vasos sanguíneos dilatados, fatiga y buen apetito. Todas esas enfermedades evitables se conceptualizaba como enfermedades separadas. Hoy en día sabemos que esto es incorrecto. De acuerdo al conocimiento que tenemos hoy, solo 500 enfermedades tienen dos fases. La primera siempre es “fría” fase de conflicto activo con el estrés sobre el sistema nervioso simpático, y la segunda, si es que el conflicto se resuelve, siempre es una fase “cálida” de recuperación-curación. De seguro que el FH para estas dos fases se localiza en el mismo lugar en el cerebro, de forma que se puede considerar como el mismo FH. En la fase de conflicto activo, el TAC muestra anillos nítidos, y en la fase de curación los anillos se disuelven en el edema.

Este ejemplo nos permite ver que esta ley biológica es importante no tan solo para el cáncer sino para toda la medicina. Incluso un viejo venado (ciervo macho) que ha sido echado de su territorio por uno joven permanecerá en estrés duradero, sufriendo conflicto biológico – vale decir, conflicto territorial con FH en un punto encima de donde está la oreja derecha, en el cerebro. El venado atacará al más joven queriendo recobrar su territorio. No puede comer ni dormir, pierde peso y con el tiempo sufre un calambre o retorcijón al pecho; angina pectoris. Hablando desde un punto de vista orgánico tiene una úlcera, lo cual quiere decir que tiene pequeños abscesos en la arteria coronaria. Ataca al venado más joven porque es la única forma de echar a su rival del territorio. Si lo logra, después de esto, entra en una curación prolongada, la fase de vagotonía. Recobrará la calidez de las extremidades, volverá a comer y estará sumamente cansado. En la cúspide de la fase de curación experimentará el infarto al corazón como crisis epileptoide. Si sobrevive, le será posible guardar su territorio. Es igual en el mundo animal como lo es en el humano. Para un varón, su territorio podría ser su tierra, su negocio su familia, su lugar de trabajo, etc. Tenemos muchos trozos de territorio, incluso un carro puede ser un territorio.

Para los humanos, un ataque al corazón solamente se hará notorio si el conflicto ha durado por lo menos tres o cuatro meses; sin embargo, si el conflicto ha durado más de un año y el comienzo de la segunda fase no ha sido percibido, en general es fatal. Un TAC cerebral es una forma rápida de diagnosticar esto. Uno podría preguntar por qué es que la medicina no había descubierto esta ley de las dos fases hace ya tiempo, puesto que es tan obvia. La respuesta es tan fácil hoy como antes era difícil. Si el conflicto no se resuelve, la enfermedad permanece en la primera fase, lo cual significa que el individuo se mantiene en la fase de conflicto activo, perdiendo peso gradualmente y finalmente muriendo de pérdida de energía nerviosa o caquexia. La ley de las dos fases en todas las enfermedades solo se aplica cuando el individuo puede resolver su conflicto. Sin embargo, esta ley es válida para cada enfermedad y, respectivamente para cada conflicto, ya que en principio cada conflicto se puede resolver de muchas maneras.

Pregunta 15 – ¿Dr. Hamer, cual es la tercera ley que Usted descubrió?

Es el sistema ontogénico de los tumores y enfermedades cáncero-equivalentes.

Pregunta 16 – ¿Qué quiere decir el término técnico “ontogénico”?

Ontogénico quiere decir que todas las enfermedades en la medicina proceden de la historia evolutiva del ser humano.

Pregunta 17 – ¿Cómo la descubrió?

Descubrí el sistema ontogénico de los cánceres y enfermedades cáncero equivalentes tras observación de aproximadamente 10,000 casos. Trabajaba yo en forma absolutamente empírica como cualquier buen científico debería hacerlo. Documentaba todos los casos que iba recolectando junto con los escáner TAC del cerebro así como la evidencia histológica. Fue solamente cuando había juntado toda esa información y comparado los resultados que descubrí que había un sistema subyacente. Fue imponente, en particular porque jamás habíamos pensado que eso fuera posible.

Había muchos pacientes con tumores compactos que mostraban ­crecimiento celular en la fase de conflicto activo (ó fase simpaticotónica) pero en otros casos crecían durante la fase de curación (o fase vagotónica) después de haberse resuelto el conflicto (conflictolisis). Simplemente no podía tratarse de la misma enfermedad. Por lo tanto había dos formas de aumento celular:

(i) una en la fase de conflicto activo; y
(ii) la otra durante la fase de curación.

Aquellas enfermedades que muestran una reducción o disminución celular (hoyos, necrosis o úlceras, también llamadas abscesos) en la fase de conflicto activo – tienen aumento celular en la fase de curación. Comparé estos descubrimientos distintos y siempre percibía la presencia de este sistema. Aquellos tumores que durante la fase de conflicto activo formaban ­crecimiento celular siempre tenían sus relés en le tronco cerebral y en el cerebelo. Estas dos porciones del cerebro en conjunto se denominan el “paleo-encéfalo o cerebro antiguo””.

Todas las enfermedades cancerosas, por lo tanto, que manifiestan crecimiento celular durante la fase de conflicto activo, tienen su relé en el cerebro antiguo, que es de donde son dirigidas. Y todos los así-llamados tumores, que no son sino especies de síntomas de curación exagerada, que muestran aumento celular durante la fase de curación, tienen sus relés en el cerebro.

Esta conexión sistemática fue descubierta en el 1987 y fue denominada el sistema “ontogénico de los tumores y enfermedades cáncero-equivalentes”. Con la Ley Férrea del Cáncer y la Ley de que cada enfermedad ocurre en dos fases la primera clasificación sistemática de la Nueva Medicina Germánica había sido establecida.

‘Ontogénesis’ significa el origen y desarrollo del ser viviente individual. ‘Ontogénico’ significa relacionado con el desarrollo del ser individual. Por lo tanto el sistema ontogénico de los tumores significa que ni la localización del HF en el cerebro ni el tipo de tumor o necrosis que se desarrollan subsecuentemente ocurren al azar, ya que todo esto está lógicamente pre­destinado en la evolución histórica del ser humano.

Se dice que la ontogénesis es una recapitulación de la filogénesis (el desarrollo evolutivo de un organismo o grupo de organismos), lo cual significa que el desarrollo de las distintas especies hasta la humana se repite en el tiempo embrionario y durante la infancia del niño. Sabemos que las tres capas celulares son creadas en las primeras semanas de desarrollo embrionario y que los órganos proceden de esas tres capas celulares primarias:

(i) la interna o endodermo
(ii) la media o mesodermo; y
(iii) la externa o ectodermo

Cada célula y cada órgano de nuestro cuerpo pueden entenderse en relación a una de estas capas celulares. Los órganos que proceden de la capa celular interior tienen su relé o centro de dirección en el tronco cerebral, la región más antigua del cerebro. En casos de cáncer desarrollan aumento celular con tumores compactos del tipo adenoide.

Las células, y respectivamente los órganos que proceden de la capa celular exterior tienen su relé o centro de dirección en la corteza del cerebro, la región más joven de nuestro cerebro. En casos de cáncer todos ellos causan reducción celular de tipo absceso, úlceras o bien sacrifican alguna función a nivel orgánico, como diabetes o parálisis.

En la capa celular media debemos diferenciar entre el grupo más antiguo y el más joven. Las células y respectivamente los órganos que pertenecen al grupo más antiguo del nivel celular medio tienen sus relés en el cerebelo, lo cual quiere decir que aun están relacionados con el cerebro antiguo y por lo tanto generan tumores celulares de tipo compacto, adenoide en la fase de conflicto activo.

Las células y respectivamente los órganos que pertenecen al grupo más joven de la capa celular media tienen sus centros de dirección en la capa celular medular del cerebro. Por lo tanto crean necrosis u hoyos en los tejidos, respectivamente reducción celular como hoyos en los huesos, el bazo, los riñones u ovarios, y se les llama osteólisis, necrosis del bazo, riñones u ovario durante la fase de conflicto activo.

De todo esto uno puede deducir que el cáncer no es una sinrazón de crecimiento desmedido de células al azar. Al contrario, es un desarrollo susceptible de ser entendido y es incluso predecible, y se ajusta con precisión al sistema ontogénico.

Pregunta 18 – No todos los tumores son iguales. ¿Podría Usted tal vez explicar y aclarar las diferencias entre tumores y enfermedades específicas?

Sí, es por eso exactamente que hasta el día de hoy nadie podía detectar un sistema en la formación de los cánceres. La presente escuela de medicina que yo llamo la “medicina para alumnos”, tiene una clasificación sin conexión sistemática alguna. La gente dice que hay cáncer cuando las células generan un crecimiento desbordado pero así como ahora podemos observar, las células pueden generar desarrollo desbordado en fases distintas, ya sea la fase de conflicto así como en la fase de curación.

Por ejemplo, un paciente sufre un conflicto indigesto, como si hubiera tragado un trozo demasiado grande y no lo puede digerir. Digamos que compró una casa pero de repente descubre que el contrato de venta es inválido, ha sido engañado y ha perdido la casa. Este choque lo puede llevar a desarrollar un incremento celular en el estómago llamado adeno-carcinoma, que es un crecimiento como coliflor en el estómago. Este carcinoma ocurre en la fase de conflicto activo, con un FH en el lado derecho del tronco cerebral, la región más antigua del cerebro, en el así llamado “puente”.

Otro ejemplo: un paciente sufre un conflicto con agua, líquido o algo equivalente; mientras nada en el mar, el joven paciente pierde fuerza y llega a estar cerca de ahogarse pero lo salvan al último minuto. Durante meses sueña con ahogarse y se le hace imposible acercarse a la playa. Sufre un cáncer del riñón (necrosis al parénquima) y desarrolla desintegración celular (necrosis) en el tejido del riñón (parénquima), hasta que el riñón deja de funcionar. Años más tarde, el paciente se va de vacaciones con su familia a la playa. Como a su hija le encanta el agua, se une a ella; con este simple acto resuelve su conflicto. En la fase de curación crece un quiste de riñón de gran tamaño, un aumento de células. El quiste se pone duro (se endurece o indura) originando en un tipo de tejido conector que ayuda al riñón en su función urinaria. Y así pues llegamos a la razón original para el desarrollo del tumor. Estos cánceres o tumores no son en absoluto carentes de sentido; al contrario, son más bien algo muy útil.

Como en nuestro ejemplo, cuando tragamos un trozo demasiado grande y no lo podemos digerir, el organismo genera un gran tumor. Esto no carece de sentido puesto que las células digestivas e intestinales producen gran cantidad de jugo digestivo para así digerir el trozo con mayor facilidad.

Esta misma inteligencia entra en juego al construir un quiste de riñón que es en realidad un nuevo gran riñón para poder volver a orinar. Es esta la razón para los varios crecimientos tumorales que antaño no podíamos comprender.

Hoy en día podemos diferenciar claramente entre ellos y localizarlos en el cerebro de acuerdo con su forma histológica y conflictos que los subyacen. Todos estos enlaces han sido resumidos en este sistema ontogénico de los tumores y equivalentes cancerosos.

Cada enfermedad conocida en la medicina transcurre en el marco de estas cinco leyes biológicas. Se las puede examinar y reproducir de acuerdo a este sistema ontogénico de los tumores y equivalentes cancerosos.

Los eventos en la psique y en el cerebro son equivalentes durante la misma fase, pero difieren a nivel orgánico. Aquí vemos que el cerebro antiguo dirige órganos que general crecimiento celular durante la fase activa del conflicto mientras que el cerebro-nuevo dirige los órganos que forman hoyos, necrosis y úlceras en la fase activa del conflicto. En la fase de curación actúan a la inversa. El la fase de curación el cerebro antiguo dirige órganos donde los tumores son destruidos con la ayuda de microbios especiales, mientras que el cerebro-nuevo dirige órganos que rellenan los hoyos, necrosis y úlceras con la ayuda de virus y bacterias, a través de hinchazón.

Pregunta 19 – ¿Entiendo entonces que nos toca examinar la cuarta ley?

Sí, el sistema ontogénico de los microbios.

Pregunta 20 – ¿Dr. Hamer, que papel juegan los microbios en sus sistema? ¿Como se entiende esto en relación con el sistema inmune?

Hasta hoy pensábamos que los microbios causaban infección. Esta perspectiva nos parecía correcta, ya que cada infección contiene microbios. En realidad, sin embargo, no es así. La totalidad del sistema inmune es solamente una ‘fata morgana’, está construido de hipótesis.

En las enfermedades evitables también olvidábamos que había habido una primera fase, aquella de conflicto activo. Los microbios se ponen activos solamente después de que se resuelve el conflicto. De hecho es le cerebro el que los dirige y activa. No son nuestros enemigos; nos ayudan en la administración de nuestro organismo. Como son dirigidos por el cerebro, nos ayudan a destruir los tumores cancerosos una vez que su función ha sido cumplida, o bien ayudan a rellenar los hoyos, necrosis y daños de tejido de los otros grupos cerebrales. Son nuestros fieles asistentes, ¡nuestros trabajadores auxiliares! El concepto de un sistema inmune, de un ejército que lucha contra los microbios enemigos, simplemente es errado.

Pregunta 21 – Esta relación lo hace a uno pensar en la tuberculosis. ¿Cómo podían todos aquellos hace más de cincuenta años, que estaban obligados a permanecer en los sanatorios, curar sus tuberculosis pulmonares?

Si ignoramos por ahora la tuberculosis de las costillas y nos concentramos en la verdadera tuberculosis pulmonar, entonces podemos afirmar que la tuberculosis pulmonar siempre era la fase curativa siguiente a un cáncer pulmonar avanzado. Este cáncer pulmonar siempre era un conflicto de temor mortal, siempre dirigido por nuestro tronco cerebral. El tumor crece en la fase activa del conflicto, pero se reduce en la fase curativa por medio de la micobacteria tuberculosa, siempre que este tipo de bacteria esté presente. Posteriormente son expelidos con la tos, frecuentemente en forma de escupitajo sanguíneo, llamado expectoración, el cual asustaba a la gente y les producía un renovado conflicto de miedo mortal. Esto puede reconocerse como un círculo vicioso.

Para los animales funciona de acuerdo al mismo molde; los tumores pulmonares son expectorados y lo que queda son las cavidades que les permiten respirar en forma más libre que al principio; pero si se carece de mico-bacterias tuberculosas, entonces las lesiones esféricas en los pulmones permanecen.

Hoy en día, tras todas estas décadas, aun se encuentran estas ancianas lesiones pulmonares no obstante que son inactivas y no pueden seguir creciendo. En el pasado observábamos las cavidades; tuberculomas vacíos, porque había una abundancia de micobacterias tuberculosas.

Pregunta 22 – ¿Nos puede decir algo al respecto de la 5a Ley Biológica?

La 5a Ley Biológica verdaderamente es la quintaesencia de las cuatro leyes biológicas que le preceden. Esta quintaesencia no solo contiene las previas leyes estrictamente científicas pero también abre una nueva dimensión. Es de cierta manera el alma de la Nueva medicina Germánica. Es más, de un salto, esta 5a Ley Natural nos permite conectar los hechos científicos con aquello que antaño pensábamos era algo trascendental, sobrenatural, parapsicológico o que solamente la religión podía explicar, algo que sentimos y experimentamos pero que no había cabido en el marco del modelo científico. Esta ley nos permite percibir una conexión comprensible al universo que nos rodea y del cual formamos parte.

Esencialmente, cada enfermedad debe ser entendida como un programa biológico de la naturaleza, procedente de la evolución y con definido propósito. En otras palabras, cada enfermedad manifiesta un programa específico que resuelve un conflicto biológico excepcional e imprevisto. Es una nueva forma de ver la enfermedad como un programa biológico significativo de la naturaleza interpretado a través de la evolución de las especies.

Podemos ahora por vez primera ver y entender no solamente que existe un orden natural sino también que cada proceso individual de la naturaleza tiene significado especial con respecto a todo lo existente.

Pregunta 23 – Dr. Hamer, quizá pudiéramos enfocar la terapia práctica de los conflictos. ¿Es la terapia de conversación su primer paso?

No realmente. No necesitamos de la conversación terapéutica de la manera en que se usa en la psicoterapia, aunque bien es cierto que necesitamos hablar sobre el problema. Echémosle una mirada al reino animal de nuevo. Un animal solo puede sobrevivir si realmente resuelve su conflicto. El ciervo macho solo sobrevive si recupera su territorio. La hembra madre que ha perdido su cachorro solo puede sobrevivir si lo recupera. La Madre Naturaleza tiene un remedio automático que permite que la hembra rápidamente adquiera nuevos cachorros y así resuelve su conflicto.

Deberíamos resolver nuestros conflictos en forma tan práctica y real como lo hacen los animales. Un varón cuya mujer lo ha abandonado necesita recuperarla o conseguir otra mujer. El ciervo necesita recuperar su territorio o conseguir uno nuevo. Una solución permanente es la mejor solución.

Si esto no puede lograrse, usamos la terapia de conversación como segunda posibilidad. La terapia tradicional que era la usanza hasta el día de hoy era “tómese unos tranquilizantes y relájese”.

La Madre Naturaleza no creó esta fase sin propósito, ya que solamente gracias a este estrés será el individuo capaz de resolver su conflicto. El estrés debe ser activado para permitir al paciente la posibilidad de resolver su conflicto. Si usted le recetara tranquilizantes al ciervo este sería incapaz de volver a pelear para recuperar su territorio, al contrario, quedaría paralizado, incapacitado de enfrentar al intruso.

Uno puede observar en psiquiatría como los pacientes que han recibido tranquilizantes frecuentemente desarrollan enfermedades crónicas. Se les ha quitado la capacidad natural de resolver sus conflictos, y como consecuencia muchos de ellos se ven condenados a vivir el resto de sus vidas en instituciones psiquiátricas.

Pregunta 24 – ¿Dr. Hamer, cómo puede uno trabajar terapéuticamente con las cinco leyes biológicas que Usted descubrió?

Tenemos que imaginarnos que el paciente tiene tres niveles: la psique, el cerebro y el órgano, los cuales en conjunto forman el organismo. La nueva terapia debe conceptualizarse a partir de estos tres niveles, o como extensiones de ellos.

Primeramente es necesario encontrar el DHS (el choque conflictivo) y el contenido del conflicto, si es posible en cada uno de los tres niveles. Esto debe hacerse en forma cuidadosa y concienzuda. Debe evaluarse si el paciente es diestro o zurdo, para establecer cual es el hemisferio cerebral que maneja principalmente el funcionamiento del paciente. Nos corresponde determinar la situación hormonal: una paciente femenina; ¿es sexualmente madura o está embarazada? ¿Está tomando la píldora (la cual bloquea producción hormonal en los ovarios) o está ya en la menopausia? Lo mismo es cierto para el varón: los cambios hormonales llevan a cambiar el hemisferio cerebral de trabajo. Así, la mujer que toma la píldora reacciona en forma masculina, con características masculinas; una mujer que toma anticonceptivos va a sufrir un conflicto territorial cuando el marido la abandona, cuando abandona su territorio.

Y no solamente buscamos el conflicto a nivel de la psique; uno debe localizarlo con precisión en el cerebro de acuerdo con la fase del conflicto que rige en el momento de la anamnesis (la narración del paciente de su historia pasada) y examen. El FH en el cerebro debe corresponder exactamente con la enfermedad cancerosa en el órgano. Cada ubicación específica en el cerebro está vinculada con un órgano específico en el cuerpo y viceversa. El conflicto debe resolverse comenzando por el nivel psíquico, ya que el problema real es la base del conflicto.

La hija de la madre del accidente debe sanar. Un varón que ha sufrido pérdida territorial al perder su trabajo debe encontrar otro, jubilar, unirse a algún club, o dedicar su tiempo a algún hobby. Hay muchas soluciones posibles para cada conflicto. En la naturaleza las soluciones están programadas. Por ejemplo, cuando a la oveja le roban su cría, resuelve su conflicto pariendo otra cría. También para los humanos la, preñez lleva una precedencia absoluta a partir del tercer mes, no hay cáncer que pueda continuar creciendo ya que el embarazo tiene prioridad absoluta.

Las complicaciones mas serias que experimentamos a nivel cerebral ocurren con el edema que se desarrolla como signo de curación. La presión cerebral del paciente tiene que ser vigilada para que no caiga en coma. En los casos menos serios, el café, té, dextropur, vitamina C, Coca-Cola o una compresa con hielo pueden ayudar en esta fase. En los casos más difíciles, cortisona (en la forma compatible de administración retardada) es nuestra preferencia hoy en día. La cortisona no cura el cáncer; se la usa solamente como droga sintomática para contrarrestar los edemas cerebrales y orgánicos en la fase de curación, como por ejemplo en el caso de dolores óseos que ocurren porque se hincha la “piel” del hueso. En los casos difíciles, los pacientes deberían consumir muy poco líquido, mantener la cabeza elevada y evitar la luz directa del sol. En el caso de edema de un costado, no debe uno reposar sobre ese lado.

A nivel orgánico, lo que los médicos veían como tumor era siempre extirpado, ya fuera en la fase de conflicto activo o en la fase de curación. A este nivel tenemos ahora una nueva perspectiva para el futuro. Si el conflicto ha sido resuelto la operación o radiación serán la excepción más bien que la regla, y solo en aquellos casos en que el tumor cause una molestia mecánica al paciente, por ejemplo un quiste muy grande del riñón, o un crecimiento desmedido del bazo consecutivo a una curación de necrosis del bazo en fase de curación. (La necrosis del bazo era la manifestación orgánica de un conflicto de hemorragia y herida que resulta en reducción de trombocitos (plaquetas sanguíneas) en la fase de conflicto activo.)

Esto significa que hay que barajar de nuevo. Con nuestro conocimiento de la Nueva Medicina Germánica debemos evaluar: qué es lo que queda por hacer, qué es lo que tiene sentido y qué cosas no deben hacerse más. Hoy en día el paciente debe elegir si quiere o no operarse de un tumor intestinal, a sabiendas de que el conflicto está resuelto y por lo tanto que el tumor jamás volverá a crecer. Le dirá a su doctor en el 99.9 por ciento de los casos, “doctor, ya que no me molestará en los próximos treinta o cuarenta años, cojamos el riesgo y dejémoslo donde está.”

Pregunta 25 – ¿Dr. Hamer, nos puede Usted explicar porqué la LFC es llamada una ley ‘férrea’?

Le llamamos ‘férrea’ porque es una ley biológica. El hecho que un niño siempre tiene que tener padre y madre es un ejemplo de una ley biológica, tiene que siempre haber dos partícipes para crear un niño. En la Nueva Medicina Germánica hay cinco leyes biológicas:

– la LFC (Ley Férrea del Cáncer)
– las dos fases de toda enfermedad
– el sistema ontogénico de los tumores y enfermedades cáncero- equivalentes
– el sistema ontogénicamente vinculado de los microbios
– el entender toda enfermedad que obedece esta ley (vale decir ontogénica y filogénicamente) como programa único de la naturaleza con pleno sentido.
– programas psíquicos. Cuando se resuelve un conflicto, un programa específico es activado, la terapia es consecuencia automática; pero cuando un paciente es incapaz de resolver un conflicto, de acuerdo a estas leyes biológicas, el programa no se activa y el individuo va a morir. Esta estricta ley es la razón por la que la llamamos “Ley Férrea del Cáncer”.

Pregunta 26 – ¿Dr. Hamer, de qué factor de tiempo hablamos, especialmente con respecto de las complicaciones a anticipar en la fase de curación?

El paciente naturalmente preguntará a su médico cuanto le va a tomar para curarse de su enfermedad. Si uno trabaja cuidadosamente y encuentra tanto el DHS como el tiempo que tomó resolver el conflicto, se hace posible calcular cuanto duró el conflicto. Con una buna anamnesis también puede uno indagar la fuerza e intensidad del contenido del conflicto. La duración, e intensidad permiten calcular la masa del conflicto.

La crisis epiléptica o epileptoide en la fase curativa. Uno tiene que conocer estas complicaciones ya que de vez en cuando pueden ser mortales. Sin embargo podemos salvar esas vidas preparándonos para contrarrestar algunas de estas complicaciones durante la etapa curativa con medicamentos especialmente la cortisona.

El factor más importante en todo esto es que el paciente sepa cuales son las complicaciones y tenga confianza completa en que el doctor comprende todo el proceso de la enfermedad, pues solo en este caso va a desarrollar una actitud distinta y relajada hacia la enfermedad.. El doctor estará al tanto de la fase de conflicto activo y de la conflictolisis y estará listo para guiar el curso de la terapia de forma acorde a la situación y las circunstancias. Esto permitirá también que se desarrolle gran confianza entre el paciente y su doctor.

Un paciente es menos susceptible al pánico si el médico le informa que tiene angina purulenta. ¿Qué es el angina purulenta? Es la fase de curación después del adeno carcinoma de las amígdalas. Los doctores han incrementado la práctica de tomar muestras de las amígdalas de los pacientes. El doctor luego informa al paciente de que sufre de cáncer a las amígdalas, lo cual es cierto, pero el resultado probable es que el paciente cae en un pánico total. Este pánico puede causar un nuevo choque conflictivo, como por ejemplo conflicto-de-miedo- pánico-del-cáncer ó conflicto de miedo mortal, lo cual desencadena un nuevo cáncer, así confirmando la diagnosis original del doctor.

Pregunta 27 – ¿Dr. Hamer, dice Usted que la metástasis no existe?

¡Absolutamente! Lo que el ignorante doctor observa es un nuevo cáncer, y su diagnosis y pronóstico causan un nuevo choque conflictivo en el paciente. El cuento de hadas de la metástasis es un cuento de hada basado en hipótesis desconocidas y no comprobadas. No hay científico del cáncer que haya jamás visto células cancerosas flotar en la sangre arterial de un paciente de cáncer, que es donde serían encontradas si es que estuvieran en suspensión en las partes periféricas del cuerpo.

Pregunta 28 – ¿Dr. Hamer, que papel juegan las sustancias carcinógenas, y, es posible prevenir o evitar el cáncer a través de una nutrición sana?

¡Las sustancias carcinógenas no existen! Los científicos han experimentado con tantos animales y jamás han encontrado cosa alguna que produjera cáncer. Hubo un experimento estúpido que se condujo con ratas donde, a través de todo un año a la ratas les rociaban el interior de las natrices con formalina concentrada, una sustancia que ellas naturalmente evitan. Estos pobres animales desarrollaron cáncer de la membrana mucosa en sus narices. ¡No fue causado por la formalina sino porque no podían soportar la formalina y terminaron con DHS – un conflicto biológico de NO-QUERER-OLER la sustancia!

Pregunta 29 – ¿Cuál es el peligro de la radiación radioactiva?

La radiación radioactiva como la de Chernobil destruye células en forma indiscriminada, particularmente las células primitivas de la médula ósea, ya que estas son las que naturalmente poseen la mayor tasa de división. Si la médula ósea, que es donde se fabrica la sangre, se daña, y el cuerpo sin embargo se recupera, entonces observamos leucemia, que en principio es la misma que la leucemia en la curación que sigue después del cáncer óseo. El DHS para el cáncer óseo es “no valgo nada”. Para ser más preciso, uno debe reconocer que los síntomas sanguíneos de la leucemia en la sangre no son específicos, y esto no solamente en el cáncer sino en cualquier curación de la médula ósea. El hecho de que casi ni un paciente haya sobrevivido la leucemia es debido a la ignorancia de los doctores que administran quimioterapia y, ó radiación hasta eliminar incluso los más leves trazos de médula. Esto es exactamente lo opuesto de lo que habría que hacer. Brevemente, la radiación es dañina; mata células, pero no genera cáncer, puesto que el cáncer solo puede ser iniciado en el cerebro.

Pregunta 30 – ¿Y qué de la nutrición sana?

El concepto que la comida sana puede prevenir el cáncer también es una tontería. Sin embargo, un individuo sano y bien nutrido, humano o animal, naturalmente tiene mucho menor tendencia a sufrir todo tipo de conflicto, tal como sucede con los ricos, cuya tendencia al cáncer es diez veces menor que la de los pobres puesto que pueden resolver tantos conflictos con la billetera.

Pregunta 31 – ¿Dr. Hamer, cual es el significado del dolor en la Nueva Medicina Germánica? Actualmente se interpreta como un signo negativo.

Sí, el dolor es un problema especialmente difícil. Hay distintos grupos de dolores: dolor durante la fase activa del conflicto, como en angina pectoris o úlcera estomacal, y dolor en la fase curativa, que es causado por la hinchazón, edema o tejido cicatricial. El dolor de la fase de conflicto activo de angina pectoris desaparece en el momento en que el conflicto se resuelve. Este dolor se puede resolver en el plano psíquico.

Por supuesto que es sabido. Pero es más conveniente aceptar el punto de vista dogmático que el dolor es el comienzo del final y que no cabe otra cosa que disminuir el sufrimiento inmediatamente. La capacidad curativa natural del cuerpo simplemente se ignora, y así el cáncer continúa siendo una enfermedad mortal para los pacientes ignorantes que pueden ser manipulados.

Pregunta 32 – ¿Cómo resumiría Usted la importancia de la Nueva Medicina Germánica, cual es la esencia de esta?

La Nueva Medicina Germánica es una inversión total de la actual “medicina hipotética”. Esta medicina requiere desde 500 a 1,000 hipótesis y otras 1,000 hipótesis extra porque dado su conjunto de hechos, no saben otra cosa que trabajar estadísticamente.

Pregunta 33 – ¿Dr. Hamer, qué significa el título ‘Legado de la Nueva Medicina’?

Creo que el conocimiento de la Nueva Medicina Germánica es el legado de mi hijo muerto, Dirk. Fue su muerte la que causó mi cáncer. Con honestidad en mi corazón me abrogo la autoridad de transmitir este legado a todos aquellos afectados por esta enfermedad para que así ellos, con la ayuda de la Nueva Medicina Germánica, puedan entender su enfermedad, superarla, y recuperar la salud.

Glossario de conceptos:

Anamnesis: Recuerdo del pasado
Tronco cerebral: el cerebro más antiguo
Caquexia: pérdida de la salud inducida por pronósticos, medicación, sobredosis, radiación y/o quimioterapia
Carcinoma: un cáncer (en concepción médica tradicional)
Cerebelo: el cerebro antiguo
Cerebro: el cerebro nuevo dividido en dos hemisferios – para el (la) paciente diestro(a) .. el cerebro derecho es el lado masculino y el izquierdo es el lado femenino. Para pacientes zurdos esto se invierte
Fase de conflicto activo: “fase activa” – del cerebro antiguo, es crecimiento de tejidos; del cerebro nuevo, es destrucción de tejidos. Esto se invierte en la fase de curación
Conflictolisis: resolución del conflicto
Escáner TAC: tomografía computerizada del cerebro
DHS: Síndrome de Dirk Hamer – choque conflictivo – el contenido del conflicto determina el FH en el cerebro y la localización del cáncer en el órgano
Edema: infiltración del tejido con fluido; señal de restitución/ fase de curación
Debilitamiento: pérdida de fuerza nerviosa o vigor
Fata Morgana: ilusión – algo que parece real pero no lo es
Fase de curación: “Hot” fase curativa solamente después de haber resuelto un conflicto (el cáncer cesa)
HH: Foco de Hamer – FH en el cerebro es el área del relé que vincula al cerebro con la localidad en el órgano
Histología: estudio de los tejidos
LFC: Ley Férrea del Cáncer
Simpaticotonía: fase activa de la enfermedad
Vagotonía: fase de curación

 

 

http://www.newmedicine.ca/spanish_interview.php

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CONSTELAR LA ENFERMEDAD DESDE LA COMPRENSION DE HAMER Y HELLINGER

ESCRITO POR BRIGITTE CHAMPETIER DE RIBES,  

La enfermedad es un programa de supervivencia de la especie y del individuo (Hamer). La enfermedad es un movimiento del espíritu para sanar la consciencia familiar llevando al individuo a la reconciliación con los excluidos de su clan. (Hellinger)

Enfermedad y sistema familiar
El sistema familiar transmite toda la información de sus miembros a todos sus miembros, en un continuo movimiento circular que integra todo lo que va ocurriendo. Está movido por dos fuerzas contrapuestas, cuya articulación está en un reequilibrio perpetuo: una fuerza de cohesión y una fuerza de individuación o autonomización, ambas al servicio de la vida.
La necesidad de orden y pertenencia permite la cohesión del sistema familiar. La necesidad de compensación o equilibrio crea el movimiento hacia delante cada vez que se realiza una compensación adulta1 o bien produce un movimiento de repetición, hacia la muerte, cuando la persona sigue una compensación arcaica2.

Cuando no se respeta el orden o la pertenencia, la cohesión del grupo se vuelve rígida, impidiendo la individuación de sus miembros. Cada vez que se crea una exclusión, el sistema familiar pone en marcha un mecanismo “ciego”, un nuevo mecanismo de compensación, para promover la re-inclusión de esta persona y así recomponer la cohesión del sistema a un nivel superior.

Ese mecanismo ciego se dirige a los más jóvenes del sistema, que están al servicio de sus mayores, provocando un sufrimiento en este miembro joven, sufrimiento metafórico de la situación que provocó la exclusión, cuya meta es ser leído, entendido,  hasta la reinclusión del excluido.

Este sufrimiento, esta metáfora es la enfermedad. Su misión es la reconciliación entre un excluidor y un excluido.
Tanto el excluidor como el excluido se habían alejado de la vida, y el retorno a la vida consiste en esta reconciliación.
El enfermo, o descendiente designado para señalar esta exclusión y esta separación de la vida, va a imitar a los ancestros con los que está intrincado: rechazando la vida como es, excluyendo o siendo excluido.

Cuando el enfermo dice sí a su situación, sí a su enfermedad, entra en sintonía con el movimiento del espíritu, iniciándose la compensación adulta. Y la fuerza de sanación empieza a desplegarse en él.
La enfermedad es un camino de vuelta a la vida.
La persona enferma estaba vinculada a un excluidor que no asumió el daño que hizo. Por lo que esa persona va a tener la misma fidelidad y “debilidad” que el excluidor, y tendrá conflictos que no sabrá resolver, igual que ese excluidor. El Dr Hamer descubrió y comprobó que toda enfermedad es la somatización de un conflicto bloqueado.
Los conflictos bloqueados son rechazos a la vida como es. La persona designada por el sistema para señalar al excluidor o al excluido (proceso al que Hellinger llama “movimiento del alma”, “alma” significando sistema) se enfrenta entonces a conflictos que no consigue resolver, y estos conflictos se somatizan en una enfermedad.
Cuando el enfermo por fin acepta su enfermedad, va a empezar a mirar sus conflictos y asumir lo que rechazó, dándose cuenta de a quien excluyó él también de su vida. La enfermedad entonces se retira.
Gracias a Hamer, también podemos comprobar que la enfermedad es un proceso bifásico constituido de  una primera fase caracterizada por estrés, además de síntomas específicos, y una segunda fase caracterizada por el cansancio y la vagotonía. La enfermedad de la primera fase representa una fidelidad a un excluidor y la enfermedad de la segunda fase, fidelidad a un excluido.

Las enfermedades en –itis (bronquitis, artritis) son enfermedades de la primera fase producidas por una intrincación con un excluidor, las enfermedades en –osis (artrosis, trombosis) son enfermedades de la segunda fase, con fidelidad a un excluido.

Toda reconciliación responde a un movimiento del espíritu. La enfermedad es un proceso completo de reconciliación, es, por tanto, un movimiento del espíritu.

Cuando un enfermo llega a la curación, vuelve a la salud, quiere decir que se encuentra en un movimiento poderoso de sanación y crecimiento. El desorden anterior del sistema ha sido sanado gracias al proceso de curación del enfermo. El sistema familiar pierde su rigidez y se vuelve a cohesionar a un nivel de conciencia mayor, permitiendo a todos sus miembros una mayor autonomía y más vida.

¿Qué más nos dicen las Constelaciones sobre la enfermedad?
No poder asumir un conflicto es rechazar la vida como es, es rechazar a la madre.
La Salud física suele venir por línea materna, la da la Madre junto con la Vida. La salud mental la da la presencia del padre.
En las enfermedades físicas graves, veremos un mínimo de tres generaciones sin tomar a la madre. Por lo que en general hay que trabajar incluyendo también a los abuelos. Y llegar a que la persona tome a su madre tal como es, aunque no ocupe su lugar de madre.
En las enfermedades mentales hay ausencia de padre en un mínimo de tres generaciones también. En las enfermedades como esquizofrenia, sicosis, el enfermo tiene un mínimo de dos intrincaciones con un crimen ocultado en la familia, y él representa a los dos a la vez.

En las enfermedades graves, además de varias generaciones “sin madre”, encontramos varias intrincaciones con excluidores o excluidos y varios conflictos, cada intrincación dando lugar a un conflicto “programante” (concepto de la Nueva medicina, conflicto programante de la enfermedad).

Las constelaciones dan luz sobre las dinámicas ciegas que provocan la enfermedad. A la designación del sistema, la persona responde, desde su amor ciego marcado por el pensamiento mágico del niño, con una de estas frases:

Al excluidor o al excluido: “te sigo”, “te reemplazo”.
Al excluidor “pago por ti, expío por ti”.
Al excluido “expío como tú”, “soy una víctima como tú”, “te sigo en la exclusión”.
A su madre o a su padre “soy más grande que tú”.
A un enfermo de su sistema familiar “te sigo en la enfermedad”, “me muero en tu lugar para que tú vuelvas”.
A uno de sus familiares, que le ha transmitido “tú por mi”, la persona responde “yo por ti”, llevándose entonces la intrincación de ese familiar.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CIATICA Y BIODESCODIFICACION

 

 

CIÁTICA Y BIODESCODIFICACIÓN: INSEGURIDAD Y RENCOR REPRIMIDO

Por Jesús Casla

 

La ciática, también denominada neuritis ciática o lumbociática, es una afección dolorosa localizada en la zona que recorre el nervio ciático, el más largo del cuerpo, que se extiende desde la parte lumbar de la columna vertebral hasta el pie, atravesando en su recorrido la nalga, el muslo y la pierna. Este malestar irrumpe de forma muy intensa y violenta, normalmente en la cadera; pero se deja sentir especialmente en la zona lumbar, en el glúteo, así como en partes de la pierna, el tobillo y el pie. Además del dolor característico, la ciática puede presentar también diversos síntomas, generalmente en un solo lado del cuerpo, como entumecimiento en pie o pierna, debilidad muscular, alteración de los reflejos, sensación de hormigueo y dificultad para mover con normalidad la pierna.

 

 

Entre las causas más habituales de ciática se encuentra la compresión o pinzamiento del propio nervio ciático. Sin embargo, en la mayoría de los casos está provocada por la compresión  e inflamación de los nervios lumbares, a la altura de las vértebras L4 y L5, o de los nervios sacros (S2 S1 ó S3). Uno de los detonantes más frecuentes de ciática es la existencia de hernia de disco vertebral que presiona y altera las raíces del nervio ciático. Los discos intervertebrales cuentan con un anillo de cartílago que separa las vértebras para que las raíces nerviosas puedan salir a través de los espacios entre las vértebras L4, L5 y las vértebras sacras. Estos discos tienen como utilidad primordial amortiguar las fuerzas que soporta la columna vertebral. Sin embargo, la funcionalidad de los discos intervertebrales es inferior cuando la presión se aplica en movimientos de rotación, por lo que algunos esfuerzos realizados en determinados ángulos pueden dar lugar a la aparición de hernias de disco vertebral. En estos casos, se rompe el anillo de fibras del disco y el líquido invade zonas del exterior, comprimiendo la raíz nerviosa contra la lámina de la vértebra y provocando, con ello, el dolor intenso. Esta ciática, originada por la presión de una hernia de disco, suele remitir cuando cesan el desgarro en el disco y la inflamación.

Otras veces, la ciática está provocada por la presencia de tumores cuya ubicación afecta a la médula espinal o las raíces nerviosas. En estos casos son habituales síntomas como dolor fuerte de espalda hasta la cadera y, más raramente, pérdida de continencia urinaria o del control del intestino. El embarazo también está asociado con frecuencia al dolor de ciática. Los cambios físicos que tienen lugar durante el embarazo pueden provocar que el útero llegue a presionar el nervio ciático; pero también la compresión vertebral del peso adicional del feto y los cambios posturales pueden dar lugar a la aparición de ciática. Otra causa habitual de ciática es la compresión vertebral provocada por estenosis espinal, es decir, por el estrechamiento del canal espinal, ya sea por hernia discal o por la aparición de espolones óseos. Este estrechamiento comprime la médula espinal e irrita las raíces del nervio ciático.

La descodificación biológica de la ciática se debe abordar desde la comprensión del sentido y utilidad biológica que tienen las partes del cuerpo en las que se manifiesta más habitualmente: la zona lumbar y las piernas. La persona que sufre molestias en la parte baja de la espalda (región lumbar y sacro) es porque está inmersa en situaciones y conflictos que siente que amenazan su libertad, su capacidad de acción e incluso su supervivencia. La ciática expresa miedo a afrontar cambios. Suele presentarse en personas que se sienten seguras manejando sus vidas dentro de lo previsible; habituadas a escenarios que les resultan familiares, pero que pierden su acostumbrada estabilidad y seguridad cuando se avecinan cambios importantes o cuando deben tomar decisiones trascendentales. Si la ciática afecta a las vértebras L5 y S1, la situación conflictiva está relacionada con colaterales (hermanos, pareja, amante, etc.) En cambio, cuando el dolor se localiza a la altura de las vértebras L4 y L5 son más habituales los conflictos relacionados con normas y reglas sociales que la persona considera injustas y limitantes para su vida.

Cuando el dolor implica a las piernas es porque la situación conflictiva que vive la persona afecta, en general, a su forma de afrontar el futuro o de avanzar en la vida. Miedo a afrontar lo nuevo que depara la vida. Obstáculos, temores y dudas que, simbólicamente, paralizan a la hora de asumir riesgos para realizar cambios, principalmente en el ámbito familiar y laboral. Esta afección se suele manifestar también en personas con problemas económicos o con miedo a la carencia de bienes materiales (vivienda, alimento, dinero, etc.); es decir, otro modo de sentir incertidumbre y desconfianza con respecto al devenir de la vida. Este miedo a la carencia material puede volverse angustioso y causar ansiedad. La persona se cuestiona sus capacidades y puede caer en una espiral de inseguridad e incluso de rencor hacia la vida. Si la pierna afectada es la derecha, puede tratarse de miedo a carecer de dinero  o a no poder afrontar las necesidades y compromisos financieros. En cambio, cuando la pierna afectada es la izquierda es probable que la persona sienta angustia e impotencia por carecer de los recursos materiales suficientes para poder ayudar a personas de su entorno que atraviesan situaciones de necesidad.

Es posible establecer matices sobre el conflicto emocional oculto en los casos de ciática si nos fijamos en qué parte del nervio se localiza el dolor. Cuando el dolor es más intenso en la zona de la nalga queda en evidencia un temor por parte de la persona a la pérdida de poder, ya sea meramente económica o de posición social y de prestigio, es decir, conflictos habitualmente del ámbito profesional. El miedo que subyace, en el fondo, es a la pérdida de identidad. Sin embargo, cuando la zona dolorida se encuentra en el muslo o en la pierna, puede haber conflictos referidos a proyectos de futuro. La ciática en el muslo o en la pierna pone de manifiesto que la persona enfrenta, siente y sufre situaciones con inseguridad. También puede expresar que algún apoyo o colaboración que esperábamos no ha llegado y nos sentimos defraudados, traicionados.

Frecuentemente, esta dolencia expresa ira, agresividad y rencor reprimidos contra alguien o contra algo ante lo que nos negamos a someternos. Otras veces, la ciática afecta a personas que asumen más cargas y responsabilidades de las que pueden soportar. Personas incapaces de decir no a nada ni a nadie porque necesitan sentir el afecto y el reconocimiento de los demás. Personas, por tanto, con baja autoestima.

La ciática también puede estar causada por conflictos emocionales de índole sexual, especialmente sexualidad fuera de la norma, como por ejemplo una excesiva diferencia de edad en la pareja o relaciones incestuosas. En estos casos, suele haber memorias transgeneracionales de conflictos de índole sexual ocurridos en las tres o cuatro generaciones anteriores del clan familiar.

La persona que accede a terapia para biodescodificar su ciática debe estar dispuesta a emprender un camino de búsqueda para tomar conciencia de qué situaciones de las descritas están o han estado recientemente alterando el normal desarrollo de su vida. Qué sucesos están mermando su confianza o restándole seguridad. Debe hacer un ejercicio de sinceridad para admitir qué hechos le generan miedo o incertidumbre. Ha de asumir que no es posible ser perfecto siempre; otorgarse el derecho a mostrarse impotente frente a determinadas situaciones sin sentirse culpable por ello. En definitiva, aprender a expresar sus penas, sus dudas y sus miedos. Es necesario que preste atención a su diálogo interno para recuperar el dominio de su vida, desahogarse y liberarse de ataduras innecesarias. De este modo, estará en el camino adecuado para poder desactivar definitivamente los conflictos emocionales que han estado alimentando su ciática y lograr que esta afección pase a ser sólo un mal recuerdo.

 

https://dbr-casla.com/ciatica-y-biodescodificacion-inseguridad-y-rencor-reprimido/

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LAS EMOCIONES Y SU IMPACTO SOBRE LA SALUD – DR. MARIO ALONSO PUIG

 

“Hoy podemos decir que hay una relación directa y demostrada entre los estados emocionales y la salud. Hay demasiados estudios como para ignorarlos!” (Vídeo-extracto de la ponencia del Dr. Mario Alonso Puig en el II Congreso Internacional de la Felicidad).

Mario Alonso Puig, es Médico Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, Fellow de la Harvard University Medical School y miembro de la New York Academy of Sciences y de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

STEVIA, LA DULCE REVOLUCIÓN

ÀNGELS GALLARDO  BALAGUER, un agricultor de Balaguer (Noguera) dedica uno de sus terrenos al cultivo de 4.000 plantas de stevia, un arbusto originario de Paraguay, 30 veces más dulce que el azúcar pero con cero calorías, que se ha convertido en el emblema de su resistencia contra lo antinatural –los edulcorantes químicos, en este caso– y que le ha dado popularidad entre la población diabética que rodea los campos.
Josep Pàmies, el payés en cuestión, ha comprobado en su persona que tomando mañana y noche una infusión de cuatro hojas de stevia mantiene en límites de normalidad su presión arterial. La bebida, además, le regula los niveles de glucosa e insulina en sangre, asegura. “Si el nivel de azúcar en la sangre está alto, lo baja, y si es lo contrario, lo sube”, explica Pàmies, que distribuye un millar de sus plantas entre los vecinos que sufren fallos diabéticos.

CRUDAS O COCINADAS
“Muchos han reducido sus inyecciones de insulina y otros han dejado de tomar pastillas antidiabéticas –asegura Pàmies–. He llevado la planta a los especialistas en diabetes del Hospital Arnau de Vilanova, en Lleida, pero no me han hecho ni caso”.
La stevia es un potente edulcorante natural sin calorías, que los indios guaranís ya masticaban por gusto al dulce. Las hojas de este arbusto, comidas en crudo o cocinadas, tienen un efecto vasodilatador, diurético y cardiotónico: se dice que regulan los latidos del corazón y que nutren al páncreas y al bazo, ya que contienen carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales. Pàmies asegura que Coca-Cola acaba de patentar la stevia para sus productos light.
En un principio, el payés de Balaguer distribuía sus ramos de stevia indicando en el envoltorio algunas de esas propiedades, hasta que unos inspectores de la Conselleria de Salut le prohibieron hacerlo. No solo le pidieron que eliminara la información sobre los supuestos beneficios saludables en la stevia, sino en otras 30 plantas medicinales más que él cultiva con enorme cariño, porque ha estudiado sus cualidades.
“Tal y como me ordenaron, quité las indicaciones beneficiosas de todas las plantas, excepto en dos: la stevia y el diente de león, buenísima para las inflamaciones de hígado –explica el agricultor–. Son mis arbustos emblemáticos y no pienso renunciar a que la población sepa para qué pueden servir”.

CONTRA LA INDUSTRIA
Este payés es un luchador en múltiples ámbitos agrícolas y forma parte del movimiento slow food, que defiende una alimentación meditada, ecológica, sustanciosa y sana. Sabe que las plantas de stevia han chocado en otros países –en especial en EEUU- con la industria productora de edulcorantes sintéticos, entre ellos el espartamo, que ha perdido algunas batallas frente a la planta dulce en la producción de yogures edulcorados, galletas y refrescos.
“Hay mucho dinero en juego”, sostiene Pàmies. Su interés en la difusión de los poderes de la stevia no es económico, asegura. Su plantación del arbusto es limitada, advierte. “Me gusta buscar las propiedades de las plantas, porque creo que es mejor lo natural que la química –explica–. Le he regalado manojos de stevia al cocinero Ferran Adrià, que las está probando en su fundación Alicia, dedicada a cocinar de forma cardiosaludable”.
También las vende en el mercado de la Boquería, de Barcelona, y las regala a quienes se pasan por su finca. “Lamento que la Generalitat se meta conmigo y no con quienes dejan tóxicos en los ríos”, concluye.

Nota:

Actualmente se pueden  adquirir la Stevia y otras plantas medicinales para autocultivo personal, en la Asociación  sin ánimo de lucro , “Dulce Revolución de las Plantas Medicinales” que se ha constituido para fomentar el uso de plantas medicinales http://www.dolcarevolucio.cat/es/donde-hay-plantas

 

https://joseppamies.wordpress.com/el-payes-de-la-stevia/

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario